Diario Judío México - Cabe aclara, que la pareja perfecta no existe, aquello que llamamos pareja ideal solo es un cúmulo de modelos de cómo deberían de ser las personas; esta percepción de pronto se ve destrozada en el momento en que se presentan los problemas dentro de la relación, estas vicisitudes serán los encargados de devolvernos a la realidad.

A continuación, presento la reflexión titulada “La pareja perfecta” que será un preludio para hablar de lo que es una pareja estable.

Sentados en la plaza del pueblo, dos viejos amigos conversan mientras observan a varias parejas sentadas en el césped.

– Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte? – preguntó el primero

– Lo pensé, pero nunca llegué a casarme – respondió el segundo -. Cuando era joven me decidí a buscar a la mujer perfecta.

Tras esgrimir una leve mueca, el hombre continuó diciendo:

– Cuanto fui a las costas encontré a la mujer más bella que jamás había visto, pero no conocía de las cosas materiales de la vida ni era muy espiritual. Cuando fui a lo más alto de la montaña, conocí a una mujer muy bonita y con un intenso interés por lo espiritual, pero no le daba importancia a las cosas materiales o lo que ocurría en el mundo. Seguí andando y llegué a una ciudad, donde tropecé con una mujer muy linda y rica, pero no se preocupaba del aspecto espiritual. Al llegar a las praderas hallé a una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita. Seguí buscando y en uno de mis viajes tuve la oportunidad de cenar en la casa de una joven bonita, religiosa, y conocedora de la realidad material. Era la mujer perfecta.

Se produjo un breve silencio que permitió escuchar el suspiro de aquel hombre.

– ¿Y por qué no te casaste con ella? – Le preguntó el amigo

– ¡Ah, querido amigo mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto.

Cuando busques a una persona con quién compartir tu vida, no busques una pareja perfecta. Si ya estás compartiendo tu vida con alguien, no busques que sea una pareja perfecta. Busca a una persona de carne y hueso, con sus sentimientos y su forma de ser particular, con sus cualidades y sus limitaciones, que sienta el mismo , compromiso y entrega que tú estás dispuesto a dar, aunque no sea perfecta.

En lugar de esperar a que tu pareja sea la persona ideal, pregúntate primero si tú eres la persona ideal para ella. Esto tal vez te ayude a comprender que el no es cuestión de perfección, sino de un diario, amoroso y sincero compartir…

Por lo tanto, una pareja estable debe de aportar estabilidad emocional, proyección a futuro, mejorar la salud física de ambos y por supuesto generar un entorno amigable para el desarrollo de los hijos, es decir una relación saludable debe permitir el mejor desarrollo de los individuos y para lograrlo hay que trabajar arduamente como pareja.

Los cimientos para lograr la estabilidad que la cual se están hablando son:

  • ACEPTAR LAS DIFERENCIAS

Las diferencias, cuando son aceptadas y apoyadas mutuamente, pueden enseñarnos muchas cosas. Recuerda que la pareja está formada por dos personas muy independientes, probablemente necesiten libertad de movimiento y los proyectos propios ocupen una parte importante y aquellos en común, una parte más pequeña.

  • CULTIVAR CARIÑO Y ADMIRACIÓN

El cariño y la admiración son dos elementos importantes en las relaciones duraderas y gratificantes y antídotos contra el desprecio. A pesar de las discusiones y distracciones que puedan surgir con el paso del tiempo, cuando aún sigue presente la visión positiva de la relación y esa sensación de que la otra persona es digna de cariño y respeto todo irá bien.

  • PONTE EN LA PIEL DEL OTRO

Apelar a la empatía con la otra persona es uno de los consejos más habituales cada vez que surge una discusión, pero raramente se lleva a la práctica de manera estricta. Ello quiere decir que no estaría mal pensar cómo nos sentiríamos nosotros mismos estando en el lugar de la otra persona.

  • RECIPROCIDAD

La reciprocidad es la capacidad de aportar en la relación de una manera desprendida, generosa, de forma mutua. Una relación la construyen dos. No se puede lograr si solo uno de los dos ama y no es correspondido. El , la entrega, el cariño, la ternura, la pasión, la consideración y la solidaridad deben llegar de ambas vías.

  • SOLIDARIDAD

La solidaridad en una relación está presente en los momentos en los que alguno de los dos puede necesitar apoyo, comprensión o ayuda. Por ello, cuando existe la solidaridad se refuerzan los vínculos emocionales.

En el caso de que manifiesten problemas de pareja, ¡ llámanos, estamos para ayudarte!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAntiguo cementerio judío del Líbano dañado por el mal tiempo
Artículo siguienteEn Israel abrió la primera agencia de empleo de robots
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.