Diario Judío México - Actualmente, el consumo de bebidas alcohólicas ha iniciado en edades más tempranas, y es alarmante ver como cada vez el consumo es mayor en los adolescentes mexicanos. En , uno de los principales problemas de pública se encuentra vinculado al uso nocivo del alcohol, mismo que se asocia a importantes problemas de en general.

Existen diversos factores que se relacionan al consumo en jóvenes adolescentes, como pueden ser situaciones personales, dinámicas familiares, factores sociales, etc., y por lo tanto no podemos considerar el alcoholismo como un hecho aislado, aquí se involucran terceras personas, el entorno, el contexto y los factores emocionales que pueden llevar al adolescente a recurrir a la bebida. Es de suma importancia conocer todo lo que conlleva a un adolescente a consumir bebidas alcohólicas, y más importante aún comprender cuales son las necesidades reales del adolescente para tener una idea más clara y objetiva con respecto a su ingesta o consumo.

Me gustaría tocar un punto de extrema importancia, y este es como influye la sociedad en la visión que los adolescentes y la población en general puede llegar a tener del alcohol, las bebidas alcohólicas aparecen asociadas con el éxito, en los negocios o en el deporte, los momentos más románticos se acompañan con vino o champagne, la cerveza patrocina a la selección nacional de fútbol, y así podríamos seguir con una lista interminable. Muchas cosas generan que el adolescente beba.

Como adultos, ya sea que seamos los padres de estos jóvenes, maestros, tíos, o que tengamos cerca de un adolescente, es indispensable poner el ejemplo, mostrarles lo que queremos ver en ellos en un futuro al igual que es importante intentar comprenderlos, entender sus necesidades, ponernos en sus zapatos e intentar apoyarlos y escucharlos, al tomarnos el tiempo de tener un vinculo significativo con los adolescentes es más factible conocer las posibilidades que tenemos para ayudarlos.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEscribir un poema después de Auschwitz
Artículo siguienteAbsurdos y Aterradores Diálogos: Doy fe escuché
Maestría en Psicoterapia Gestalt; Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt (en curso) Especialidad en Desarrollo Humano Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt, sede Condesa (2011-2013) Universidad Anáhuac México Norte, Licenciatura en Psicología (2007-2011).