Diario Judío México - Hay un dicho:

“No hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas que parezcan buenas”.

Hay que hacer el bien siempre que podamos, aunque algunos no lo comprendan. Lo malo está en que algunas personas piensan que hacen bien cuando no es así, sobre todo entrometiéndose en las vidas de otros, queriendo “componer” cosas que ni ellas mismas han realizado en sus propias vidas.

Hacer el bien sin mirar a quien, sin esperar recompensa y muchas veces pasando desapercibido, es lo mejor que podemos hacer.

El mal, en cambio, efectivamente, ni aunque parezca bien hay que hacerlo, eso tiene parentesco con la hipocresía, con el engaño y con la mentira, de hecho todo el que trata y se empeña en hacer el mal, busca que éste parezca un bien, como las “Guerras de Liberación”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.