Diario Judío México - Dentro de la psicología clínica existen diferentes enfoques y distintas formas de abordar la problemática de los pacientes.

El marco teórico y la técnica que el psicoterapeuta utilizará con cada paciente estará determinada por varios factores como el tipo de patología, el entrenamiento del terapeuta y la personalidad del paciente; de tal forma que no todos los terapeutas ni todos los enfoques son para todas las personas.

El asistir a una terapia psicológica implica para el paciente así como para el terapeuta un enorme compromiso. El tratamiento es profundo y toma tiempo llegar a la raíz del problema, por lo tanto la psicoterapia que ha demostrado ser completamente efectiva en la mayoría de los casos no lo es para todos.

A continuación explicaremos una de las alternativas a la psicoterapia.

Counseling Emocional

¿Qué es el counseling?

La palabra counseling es una palabra del idioma inglés que se podría traducir como consultoría.

El counseling es una rama de la psicología que brinda la posibilidad de ayudar a las personas en sus crisis y angustias cotidianas.

El counseling trabaja con el sufrimiento común del ser humano y no con la patología mental. Trabaja las crisis normales del desarrollo así como los conflictos interpersonales que se atraviesan necesariamente a lo largo de la vida y que forman parte de un proceso normal en las personas y no implican enfermedad.

¿Qué áreas trabaja el counseling?

Se encarga de trabajar con conflictos en el área laboral, escolar, familiar, vocacional y de pareja entre otros.

Cualquier persona en cualquier etapa de la vida en la que se encuentre puede solicitar ayuda de un consejero si considera que necesita un momento de escucha y acompañamiento para comprender mejor sus problemas, tomar decisiones o realizar cambios en algún aspecto de su vida.

¿Cuáles son las diferencias entre el counseling y la psicoterapia?

La mayor diferencia entre la psicoterapia y el counseling es que el counseling es más breve y más superficial que un proceso de psicoterapia. La psicoterapia trabaja con problemas más arraigados que incapacitan y limitan a la persona y el counseling trabaja con problemas cotidianos o situaciones estresantes derivadas de una etapa específica en el desarrollo de las personas.

El counseling se centra más en el presente y en las situaciones actuales y no en el pasado.

¿Qué se puede esperar de counselor o consejero emocional?

Se puede esperar que el counselor sea una persona profesional en la cual la persona puede confiar al máximo ya que ésta no será juzgada, por el contrario será aceptada incondicionalmente por el consejero el cual tomará la información para devolverla de manera más clara y con completa aceptación.

Es importante tomar en cuenta que tanto la psicoterapia como el counseling serán exitosos si el terapeuta cuenta con el entrenamiento adecuado y será éste quien decida si la persona es candidato para una u otra de estas modalidades de terapia.

Si consideras que el counseling es la opción para ti en CADIS ya contamos con éste servicio.

Para mayor información, acércate a CADIS.

Photo CADIS

1085-1400 Ext 274
[email protected]

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDesde adentro, 30a. parte: Benito Juárez
Artículo siguienteLa división en Hamas y el caos político palestino