Cambiar nuestra vida cotidiana siguiendo la ley del vivir: “nacer, crecer, desarrollarse y fallecer”, y para lograrlo está nuestro crecimiento personal.
El escritor norteamericano Norman Mailer escribe:” en cada momento de la propia existencia, uno crece hacia más o se retira hacia menos”, puesto que el desarrollo humano se enfoca más en las aspiraciones individuales y en objetivos pequeños, los cuales facilitan alcanzar la satisfacción personal a través de metas y sueños.
Más ¿Cómo lograrlo?

Sabemos que, desde chicos, se sueña en alcanzar determinadas aspiraciones, unas realistas y otras no tanto y de esa manera se crece, se madura y se adquieren nuevas experiencias y gracias a ellas se va perfilando nuestra identidad y crecimiento personal.
Pero en más de una ocasión, este posible crecimiento no se logra por temor a lo desconocido y al hecho de que nos acostumbramos a lo que se conoce como “zona de confort”, la cual ofrece la sensación de tranquilidad y comodidad. Más esta sensación de tranquilidad y comodidad en ocasiones a largo plazo puede generar frustración y ansiedad al pensar: “que hubiese pasado si…” o “¿por qué no me arriesgué a hacer…”
Así la superación personal va más allá de plantearse metas y objetivos dado que no es un proceso lineal y en muchas ocasiones se encontrará con puntos débiles que obstaculiza el proceso de crecer.
Ante ello, lo importante es poder definir el camino a seguir y poder estar abiertos a las nuevas experiencias que se deseen seguir, a pesar de que en ocasiones resulten desafiantes.

El crecimiento personal se basa en lograr un balance de lo que se conoce como inteligencia emocional, la cual facilita nuestro rendimiento y capacidad de disfrute., dado que el desarrollo humano se enfoca en: aspiraciones individuales, pequeños objetivos, los cuales ayudan y apoyan metas y sueños.
Abraham Maslow lo señala:

“Se puede optar por volver hacia la seguridad o avanzar hacia el crecimiento. El crecimiento debe elegirse una y otra vez; el miedo debe ser superado una y otra vez.”
Más, el desarrollo personal se puede ver afectado por circunstancias personales, por creencias limitantes que amarran a un estilo de vida con el pago emocional, ante ello sugerimos:

1.-Autoaceptación:
Al ser un proceso individual, es importante preguntarse:
¿Cuál e nuestro propósito? ¿Quién quieres ser? ¿Qué te apasiona o te inspira?
Ver y estar conscientes de nuestras debilidades y fortalezas y en el mundo externo las amenazas y oportunidades.
En el caso de que no lo puedas lograr de manera individual ¡Llámanos!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAsí son los + de 700 proyectiles que caen sobre Israel y los daños que pueden causar
Artículo siguienteLa autoestima
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.