Diario Judío México - Cuentan sobre un gran Rabino, que estaba sentado con sus alumnos alrededor de una mesa y en ese momento, el Rabino les preguntó:

—¿Ustedes creen que existe Dios? Por supuesto que todos contestaron que sí; no entendían la pregunta del Rabino.

Les dijo el Rabino:

—“Realmente yo no creo en Dios”

Todos los alumnos quedaron sorprendidos, y querían entender al Rabino; hasta que el Rabino les explicó con una pregunta:

—¿Ustedes creen que aquí hay una mesa?

Los alumnos le dijeron:

—No creemos que hay una mesa, sabemos que hay una mesa, ya que la estamos viendo.

—Así mismo, les dijo el Rabino, ¿acaso es necesario creer que existe Dios? ¡No!, ya que yo veo a Dios. Entonces yo no creo que existe Dios, yo veo a Dios.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.