Howard Melvin Fast fue uno de los escritores más prolíficos del Siglo XX en Estados Unidos, reconocido como el mejor ‘best selling’. Escribió novelas de ficción histórica, artículos, obras de teatro, cine, televisión, cuentos cortos, poemas. Sus temas sobresalientes fueron: la libertad, Derechos Humanos, sus años tumultuosos. Ansiaba que América cumpliera los ideales que defendía.

Nació en la pobreza de una familia judía de inmigrantes de Ucrania el 11 de noviembre de 1914, su madre murió cuando Howard tenía ocho años, en cuanto pudo, Howard se unió a su hermano para cooperar a la economía de la familia trabajando en las faenas más modestas como repartir periódicos o limpiar carnicerías. Frecuentaba las bibliotecas públicas de Bronx y descubrió la importancia de la literatura y autores que lo encaminaron hacia la izquierda.

En 1933 terminó la secundaria y publicó su primera novela: Dos Valles. 67 años más tarde se publicó la última de sus 80 obras, Greenwich, en 2000.

Howard Fast se sumergía en las vidas de hombres y mujeres formados por sus experiencias y ambiente que luchaban contra lo que les parecía injusto o equivocado. En 1943 se publicó “El Ciudadano Paine”, biografía ficticia de una figura extraordinaria del siglo XVIII víctima del silencio y la calumnia, que lucha contra la esclavitud de los negros, cristaliza el deseo latente de independencia y democracia, analiza las clases sociales y se unió al Partido Comunista. Escribe contra la tiranía que es “como el infierno, no se conquista fácilmente, pero tenemos el consuelo de que mientras más difícil es el conflicto, tanto más glorioso es el triunfo.”

En 1945 fue citado por El Comité de Actividades Anti-Americanas del Congreso –HUAC por las siglas en inglés- y se le ordeno que identificara a quienes habían contribuido para construir un hospital en Francia para combatientes antifascistas y que rindiera una lista de sus asociados comunistas. En su declaración dijo: “no me avergüenzo de nada de lo que he hecho. Luche contra la guerra, la opresión de los negros y la injusticia social. Orgulloso de mis libros, siento que en algunos de mis artículos fui exagerado, pero en general sostengo lo que he escrito.” Y se rehusó a cooperar, fue encarcelado por tres meses y dijo: “Mi mente es libre, pueden aprisionar mi cuerpo cuanto quieran, mi mente seguirá libre.”

Howard Fast - Alchetron, The Free Social Encyclopedia

Su admirada novela sobre Paine fue prohibida en las bibliotecas de las secundarias, pero no lograron que abandonara su pasión por las palabras, aunque su nombre estaba en la lista negra y las editoriales no podían publicar sus libros intimidados por la FBI. Usó seudónimos para escribir guiones de televisión y artículos como E.V. Cunningham principalmente sin titubear y publico su novela Espartaco por su propio esfuerzo.

En 1948 se publicó su novela “Mis Gloriosos Hermanos”, terminada con urgencia y casi como un reto antes de que fuera llamado a testificar ante la HUAC, Fast era parte del Comité de Refugiados Españoles Antifascistas. La novela trata la lucha de los Macabeos frente al problema de obedecer leyes y resistir la tiranía, es la historia épica de la primera batalla moderna por la libertad de la opresión religiosa y política de los griegos-sirios en Judea y la primera victoria que transformo una sociedad de agricultores. La conducta de Fast ante el HUAC hizo brillar la llama que ardía en los Macabeos. Se dirige a “todos los hombres, judíos y gentiles, que han puesto sus vidas en la antigua e inacabada batalla por la libertad y la dignidad humanas.”

Howard Fast: Comprehensive Bibliography & TextsEn la cárcel empezó a trabajar en Espartaco, tal vez su novela y película más famosas, Kirk Douglas obtuvo su primer Oscar por su actuación en la película. Publicó su libro en 1951, una novela poderosa de la antigua sociedad esclavista con profundo sentido para la liberación de nuestros días, escrita brillantemente, tal vez sea la cúspide del desarrollo de su oficio. Es la historia de esclavos que luchan encabezados por Espartaco y una banda heroica de gladiadores prófugos. Su afán es de un mundo sin esclavos o amos, solo individuos viviendo juntos en paz y hermandad, sin paredes; no más guerras, no más miseria y no más sufrimiento.

En 1954 recibió el premio Stalin de Paz Internacional, en ’57 abandono el Partido Comunista y escribió El Dios Desnudo y más, mucho más.

Howard Fast, un escritor siempre comprometido con sus ideales en la lucha social promulga el significado moral de la vida.

Greenwich, Connecticut fue su ultimo hogar y allí murió el 12 de marzo de 2003.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTrump ordena al Comando Central de Estados Unidos que incluya a Israel para esfuerzos anti-Irán más efectivos
Artículo siguienteImportante mensaje de Raquel Bessudo: Shabat Shalom, a Gut Shabes
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.