El 11 de febrero, 2020 el gobierno del Líbano, encabezado por el Primer Ministro Hassan Diab obtuvo un voto de confianza en el parlamento. La formación del nuevo gobierno siguió a la renuncia del primer ministro Sa'd Al-Hariri en respuesta a las protestas en el país contra la corrupción del régimen y la crisis económica, que estalló el 17 de octubre, 2019.[1]

Una vez nombrado encargado de formar al gobierno, Diab, quien cuenta con el apoyo de Hezbolá y sus aliados, tuvo como objetivo aplacar a los manifestantes y a la población en general que exigían un gobierno que no dependiese de los elementos políticos existentes. Prometiendo que estaría integrado por tecnócratas independientes, el gobierno que este presentó incluyó a 19 ministros, todos nombres desconocidos. Sin embargo, la mayoría de ellos no son expertos en las áreas de las que dicen ser responsables y casi todos fueron elegidos por el bando de la coalición 8 de Marzo, es decir, por Hezbolá y sus aliados.[2]

Debido a esto, el recientemente confirmado gobierno ya enfrenta seria oposición por parte de los manifestantes, quienes se sienten engañados. Las manifestaciones fuera del edificio del parlamento inmediatamente después de la confirmación del gobierno llevaron a graves enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

También los editoriales de figuras públicas y de columnistas en los principales diarios identificados con el bando de la coalición 14 de Marzo fueron muy críticos al nuevo gobierno. Estos llamaron a la población a no tener confianza en el nuevo gobierno, refiriéndose a este, entre otras cosas, como un gobierno vergonzoso y títere y no como un gobierno de tecnócratas independientes tal como lo prometieron, sino uno dominado por Hezbolá. Algunos argumentaron que representaría a Irán y al eje de la resistencia y dificultaría la obtención de ayuda proveniente de Estados Unidos, Europa y de los países árabes. También dijeron que sería incapaz de resolver los problemas económicos del Líbano, los cuales incluyen restricciones a los bancos sobre retiros y transferencias al extranjero y una deuda pública de unos $90 billones. Ya que este gobierno no es verdaderamente independiente ni reformista, estos agregaron, que no instituirá reformas verdaderas, no abordará la situación de seguridad ni se ocupará de las armas que posee ilegalmente Hezbolá.

Protestas anti-gubernamentales fuera del parlamento inmediatamente después de la confirmación del gobierno (Fuente: Al-Nahar, Líbano, 11 de febrero, 2020)

Lo siguiente son artículos traducidos y comentarios sobre eventos relacionados a la confirmación del nuevo gobierno libanés:

Columnista del diario Al-Nahar: "No le den su confianza a [este gobierno]"

En una columna titulada "No le des tu confianza a [este gobierno]" en el diario Al-Nahar afiliado al bando de la coalición 14 de Marzo, Akl Awit argumentó que el Primer Ministro Diab no cumplió su promesa de formar un gobierno independiente y profesional y dijo que no debería existir ninguna confianza pública en ello:

"El nuevo gobierno no es nada diferente del que le precedió... Aquellos que llevaron a su líder, a sus miembros y su agente pagador [al poder] no desean que sea nada diferente, profesional, libre, soberano e independiente. Ellos no quieren que rescate al país y a su pueblo del trágico destino que les ha acontecido. Si el primer ministro fuese fiel a sí mismo, a sus compromisos, a sus promesas y sus declaraciones, hubiese nombrado ministros independientes y expertos [es decir, tecnócratas]. Existe un gran abismo que separa a la mitad de los miembros [de este gobierno] de lo profesional. Con respecto a [la afirmación] de que es independiente de los elementos [que] han controlado al Líbano en los últimos años, ustedes pueden decir esto tanto como quieran, [pero está muy lejos de ser verdad]. Quizás uno o dos ministros y quizás, solo quizás, tres, como máximo, sean la excepción [a esto, es decir, son independientes]. Pero el gobierno [como un todo] no lo es...

"Ante [el hecho de que] este gobierno y sus miembros continúan actuando como si tuviesen todo el tiempo en este mundo y el próximo, que las pautas fundamentales establecidas por sus miembros son de hecho patéticas... que han roto las promesas y [han destrozado] todas las esperanzas puestas en el... Yo le hago un llamado al pueblo libre, a los que actúan pacíficamente, a aquellos que se alzan, a los revolucionarios, a los hambrientos y enfermos, a los desempleados y a los que están en bancarrota, a aquellos quienes están perdidos y están a punto de emigrar: no le den su confianza a este gobierno y no le permitan obtener legitimidad popular". [3]

Analista político libanés: A través del fraude, el gobierno permanece en las mismas manos y la reforma de ninguna manera sucederá

De manera similar, el comentarista político libanés Tony 'Issa afirmó que el gobierno sigue en manos de los mismos elementos políticos y expresó su escepticismo respecto a su capacidad para instituir reformas: "Naturalmente, los europeos y otros tienen reservas sobre lo que está sucediendo [en relación a la composición de este gobierno]. Esto se debe a que Diab prometió entregar los cargos importantes del gobierno a tecnócratas independientes, pero, debido al fraude, permanecen en manos de los mismos elementos políticos. El presupuesto del gobierno anterior fue adoptado por [este nuevo denominado "gobierno reformista" sin cambio alguno. Del mismo modo, no podemos esperar cambios en el personal administrativo cuyos nombramientos tienen como base conexiones políticas. Si este es el caso, ¿de dónde provendrá la reforma?

"Las pautas fundamentales de [este] gobierno son del mismo molde que las pautas anteriores en todo lo relacionado al aspecto de seguridad política. Respecto al aspecto económico, [este gobierno] utilizó numerosas consignas sobre los temas de reforma y rescate, para ser llevados a cabo dentro de períodos indefinidos por medio de un mecanismo claro o un plan muy organizado. Todo esto da la impresión de que la razón del por qué estos temas fueron incluidos en las directrices fundamentales del gobierno fue para evitar la ira [de la población] y engañar a la opinión pública con promesas de reforma".[4]

Periodista libanés: Occidente y los países árabes no enviarán ayuda al Líbano - porque se le considera parte del eje de la resistencia el cual está liderado por Irán

En el diario en Londres Al-Arab, el periodista libanés Khairallah Khairallah escribió sobre las del Líbano, argumentando que nadie en el nuevo gobierno es capaz de comunicarse con los estadounidenses, los europeos o los árabes. Este escribió:

"El gobierno de Hassan Diab y sus fundadores no entienden que el problema del Líbano es ante todo político y que nadie en este gobierno es capaz de hablar con los árabes, los europeos o los estadounidenses. Esto es porque ningún miembro tiene [incluso] relaciones mínimamente buenas con elementos extranjeros que poseen influencias positivas en la situación del Líbano...

“La administración Trump ya no desea tratar con el Líbano o considerar su sentimiento interno. Esto ocurrió al mismo tiempo que la desaparición de la línea imaginaria, o no imaginaria, que separa a Hezbolá y las instituciones [del estado del Líbano], primeramente la presidencia y el gobierno...

"Respecto a los árabes, el Líbano no puede solicitar ninguna ayuda árabe mientras los residentes del Golfo estén totalmente convencidos de que es una base de Hezbolá. El gobierno actual no tiene forma de persuadir a ningún país del Golfo con medios financieros de que el Líbano no es parte del eje iraní. Lo que todos necesitan para estar seguros de esto es escuchar cualquier discurso del secretario general de Hezbolá Nasrallah y especialmente cuando el objetivo de su discurso es atacar a un país como Arabia Saudita, que solo sabe hacer el bien para el Líbano".[5]

En otro artículo, Khairallah escribió: "El nuevo gobierno formado en el Líbano encabezado por Hassan Diab no puede rescatar absolutamente nada, ante la [furia] en ebullición en la calle y ante el hecho de que elementos oficiales libaneses están totalmente parcializados hacia Irán - lo que les presionó a formar este gobierno liderado por un testaferro sin credibilidad digno de mención en su comunidad..."[6]

Columnista del diario Al-Nahar: El nuevo gobierno traiciona las protestas libanesas y nosotros debemos oponernos a ello

En su columna titulada "Lucha contra el gobierno títere" en el diario Al-Nahar, Ali Hamade criticó la violenta represión a las protestas por parte del nuevo gobierno e instó a la población a rebelarse contra ello. Este escribió: "El gobierno es una herida grave a la 'Revolución del 17 de Octubre', que provocó [el demandar] un cambio fundamental en el país... El rebelde pueblo libanés está llamado a oponerse ante todo al parlamento que se ha rendido al... ocupante extranjero [es decir, Irán]; [entonces] para oponerse al gobierno títere... y a la insolencia de [su reunión del 'Consejo Supremo de Defensa' hecho ocurrido el 7 de febrero] con el propósito de finalizar los planes para reprimir a los rebeldes, [para] aterrorizar a la opinión pública nacional independiente y hacerle saber que el gobierno ha extinguido las llamas de la revolución que comenzó el 17 de octubre ...

"No existe otra alternativa que enfrentar la mentalidad policial que dirige el país, para que estos [gobernantes] entiendan que el Líbano no es Irak y que el vergonzoso gobierno encabezado por Hassan Diab no posee ninguna legitimidad nacional... Por lo tanto, el pueblo libre y los rebeldes no deben permitir ningún descanso para aquellos que se han robado los sueños de la población y buscan arrojar al pueblo libanés dentro de una gran prisión.

"Por lo tanto, le pedimos a la opinión pública libre que regrese a la lógica de la resistencia... tomando las calles, como parte de actualizar el derecho democrático y no-violento de rebelarse contra la realidad malvada presentada por este gobierno [que expone] hechos en el terreno, comenzando en la punta de la pirámide e irradiando hacia su base. Las terribles circunstancias del pueblo libanés han llegado a su punto más bajo. Ya no podemos permanecer en silencio y ya no podemos aceptar tal realidad...

"Por lo tanto, le decimos al pueblo libanés - quienes ven sus sueños y esperanzas evaporarse ante sus ojos, quienes hacen fila [en los bancos] en vergüenza y humillación para salvar lo que les queda de dinero, quienes ven su honor pisoteado por unos pocos quienes se apoderan de sus bienes y sus derechos, que ven cómo se les quita el pan de la boca y de la boca de sus hijos y cuyo futuro es realmente sombrío... - Ustedes no tienen más remedio que seguir protestando contra esta realidad política ilegítima y contra el estándar de una vida que les humilla a ustedes y sus sueños..."[7]

Funcionario del partido Al-Mustaqbal: Este gobierno tendrá dificultades para actuar contra la resistencia o contra el lanzamiento de misiles desde el Líbano

El alto funcionario del partido Al-Mustaqbal, Mustafa 'Aloush, expresó sus dudas sobre la capacidad del nuevo gobierno para abordar los problemas económicos del país, combatir la corrupción, promover reformas y tomar el control de la situación de seguridad en el país y abordar el tema de la ilegalidad de la posesión de armas por parte de Hezbolá. Éste escribió: "¿Cómo lidiará el gobierno con esta situación [económica] en ausencia de ayuda extranjera?... Si el gobierno [logra] estabilizar [la tasa de cambio del dólar], ¿qué tasa y qué precio [establecerá]? ¿Cuál será la inflación y a qué nivel caerá el poder adquisitivo de los ciudadanos?... ¿Dónde [conseguirán el dinero] para devolverle a la población lo que le robaron? ¿Perseguirán aquellos miembros del gobierno a los que están fuera de este?

"Pasando a los problemas menos apremiantes del día, obviamente en comparación con la situación actual, por ejemplo el [problema] de la electricidad... Durante dos décadas, este problema ha estado en manos del grupo gobernante y hoy [también], sin embargo, la situación de la electricidad solo empeora. No hemos escuchado ninguna esperanza de salvación por parte del ministro, que fue asesor del ministro anterior. Algunos dicen que debemos esperar para ver los resultados. Pero el ministro pertenece al personal anterior que trabajó sobre este tema y ​​[todavía no hay resultados]. Respecto a la corrupción, ¿cómo podemos esperar que un gobierno persiga a los suyos en el gobierno, que en su mayoría son agentes de los gobernantes que los nombraron en sus cargos y mientras la corrupción sea el medio más importante para que el gobierno y sus miembros mantengan su poder?...

"[También] deseo preguntar acerca de cómo está manejando [el gobierno] este asunto de las armas ilegales, que es el principal obstáculo que enfrenta la economía. La economía ha disminuido las inversiones debido a la inestabilidad y la muerte total del turismo debido a las continuas amenazas y demostraciones de fuerza contra los turistas en el Líbano por parte de las armas de la resistencia... ¿Se inspeccionarán los envíos hechos a la resistencia [en los cruces fronterizos]? ¿El gobierno sabrá qué hay en los camiones que cruzan la frontera con contraseñas de la resistencia? ¿Qué hará el gobierno si se le ordena al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Libanesa [es decir, Hezbolá] que dispare misiles? ¿Cómo convenceremos a los estadounidenses de que levanten las sanciones, ante la continua lucha con Irán y cuando la resistencia en nuestro país es parte integral de la empresa del [eje] de la resistencia?

"Es muy probable que todas las reformas fracasen debido a la pérdida de control político y de seguridad, [todo lo cual tiene relación a las armas ilegales [de Hezbolá]. Ignorar esta realidad al estilo avestruz no conducirá a atacar los centros de la enfermedad [que afecta a todo el país]".[8]


[1] Para más información sobre las protestas, véase la serie de Despacho Especial No. 8514 - Periodistas en diario libanés 'Al-Nahar' realizan críticas severas a los líderes del país: Su corrupción ha convertido al Líbano en el infierno y está llevando a sus ciudadanos al suicidio, 22 de enero, 2020; La serie de Investigación y Análisis No. 1492 - Las protestas en el Líbano ponen en apuros a Hezbolá - Parte I: La hostilidad de Hezbolá a las protestas y las razones detrás de ello, 3 de diciembre, 2019; Investigación y Análisis No. 1493 - protestas en el Líbano ponen en apuros a Hezbolá - Parte II: La postura de Hezbolá ante las protestas evoca críticas inusualmente duras entre sus partidarios y provoca una ola de renuncias del diario pro-Hezbolá 'Al-Akhbar', 3 de diciembre, 2019; serie de Despacho Especial No. 8332 - Políticos libaneses y periodistas antes del estallido de la actual ola de protesta: Es Hezbolá el causante de la crisis económica en el país, 25 de octubre, 2019.

[2] El gobierno de Diab se identifica con el bando de las 8 de Marzo y sus elementos principales son Hezbolá y sus aliados: Amal y el Movimiento Patriótico Libre encabezado por Gebran Bassil, yerno del Presidente Michel 'Aoun. El gobierno libanés está compuesto por el primer ministro y 19 ministros, en este gobierno, cuatro ministros son de Hezbolá y Amal, seis son del Movimiento Patriótico Libre y dos representan al líder de la facción drusa Talal Arslan, un rival de larga data del líder druso Walid Jumblatt quien está afiliado al bando de las 8 de Marzo. Adicionalmente, dos ministros son del movimiento maronita Marada, liderado por Suleiman Frangieh, aliado de Hezbolá y uno es de Al-Liqaa Al-Tashawuri, quien representa la oposición sunita ante Sa'd Al-Hariri y también cuenta con el apoyo de Hezbolá. Otro ministro es del partido armenio Tashnag que se unió al bando de las 8 de Marzo. Solo tres ministros en el gobierno no están afiliados políticamente, pero fueron nombrados por Diab quien, tal como fue señalado, cuenta con el apoyo de Hezbolá.

[3] Al-Nahar (Líbano), 8 de febrero, 2020.

[4] Al-Gumhouriyya (Líbano), 7 de febrero, 2020.

[5] Al-Arab (Londres), 9 de febrero, 2020.

[6] Al-Arab (Londres), 29 de enero, 2020.

[7] Al-Nahar (Líbano), 8 de febrero, 2020.

[8] Al-Gumhouriyya (Líbano), 28 de enero, 2020.