Diario Judío México - Comenzaré esta crónica con un chiste que bien podría ser verdad: “El embajador israelí iba a dar su discurso, antes de pronunciar su alocución, cuenta lo siguiente como anécdota: “Dicen que Moisés iba por el desierto, afiebrado, sediento, sudoroso, exhausto, cuando divisa un oasis. Se saca todas sus vestimentas, se sumerge presuroso, alivia su calor, su cansancio, sacia su sed, y luego, sale del agua a buscar su ropa. Hete aquí que la ropa había desaparecido, pues se la habían robado unos palestinos. Ahí brama el representante de Palestina: ‘¡mentira!, es una falacia más que inventan los sionistas para desacreditarnos, nunca pudimos ser nosotros, es más, en esos años todavía ni existíamos…’. Sonríe el embajador israelí y comenta: “Esto quería que quede en claro. Ahora daré mi discurso”.

Permitidme hacer un poco de Historia: “La historia del antiguo abarca desde el siglo XX A.C. hasta la Diáspora en el primer siglo de nuestra era, (que no fue total, SIEMPRE HUBO HEBREOS VIVIENDO EN ), en un área comprendida entre el Mediterráneo, el Desierto de Sinaí, las montañas del Líbano, y el desierto. Sucesivamente (nunca al mismo tiempo) convivieron con filisteos, fenicios, moabitas, hititas, madianitas, amorreos y amonitas. Las fuentes de esto están no sólo en el Tanaj (‘Biblia’), el Talmud, el libro etíope Kebra Nagast y escritos de Nicolás de Damasco, Artapano de Alejandría, Y Flavio Josefo. También en descubrimientos arqueológicos en Egipto, Moab, Asiria, Babilonia y el propio . En una fecha temprana como el Siglo IV A.C., en la Edad de Bronce Media, ya Jerusalem era una ciudad amurallada, pero hay escritos que ya la nombran en el Siglo XIX A.C. como Roshlamem y luego escritos posteriores se refieren a ella como Urusalem, ‘ciudad de la paz’.

La tradición marca que fue fundada por Sem, hijo de Noé, ancestro de Abraham. Melquisedec (Rey justo) Rey de Salem, le dio pan y vino a Abraham y lo bendijo, quien a su vez le dio diezmo. Salem es identificada como Jerusalem y los jebuseos la controlaban cuando en el Siglo XI A.C. DAVID LA CONQUISTÓ. Fundamentalmente por el Tanaj conocemos la historia posterior, y por historiadores como Flavio Josefo.

Hasta llegar al siglo I° de nuestra era. Son 12 siglos de historia judía en . El imperio romano, luego de tomar (año 63 A.C.) se ocupó de Judea y ocupó la ‘Provincia Romana de Judea’. Se sucedieron varios reyezuelos y ‘gobernadores’ romanos, entre ellos los famosos Herodes y Poncio Pilatos, hasta que en el 70 D.C. Vespasiano envía a su hijo Tito a sofocar las permanentes rebeliones judías contra Roma. Arrasó la ciudad, profanó, destruyó y saqueó el Templo, del cual persiste hoy solamente el Muro Occidental, más conocido como Muro de los Lamentos, donde las personas de fe judía rezan pidiendo, sobre todo, por la reconstrucción del Templo.

Ya volveremos sobre eso. Llegado a Roma erigió un Arco de Triunfo en donde se pueden observar en sobre relieve los productos del saqueo, entre otros, la sagrada Menorá. En los años 132- 135 estalló otra revuelta sofocada por el Emperador Adriano, quien siguiendo un hábito repetido por los romanos, cambió el nombre de Jerusalem por Aelia Capitolina y y el de la Provincia a Syria Palestina, para humillar a los hebreos usando un nombre derivado de los filisteos, antiquísimos enemigos de , ya desaparecidos en la época. Expulsó a todos los hebreos de Jerusalem pero no de todo , pues muchos permanecieron en Galilea, en los Altos del Golán, a orillas del Lago Kineret, etc. Pero sí, ahí comienza el Galut (Diáspora) pues hasta 1948 no volvió a haber un gobierno judío en . La mayor parte de los hebreos migraron al Norte de África, adoptaron una lengua parecida al español, llamado ladino, y se llamaron a sí mismos sefarditas o sefaradíes, pues España, en hebreo, se llama Sfarad. Otros recorrieron la Europa Occidental primero, luego la Central, y luego se afincaron en Alemania, Polonia, Ucrania y Rusia (sobre todo) y adoptaron un idioma escrito con letras hebreas pero con claras reminiscencias del alemán, al que denominaron idisch, y se llamaron a sí mismo Ashkenazim, pues en la Edad Media los judíos denominaban a Alemania como Ashkenaz.

Abreviando, llevemos la historia hasta el VII° siglo de nuestra era. Mahoma unió a las tribus árabes bajo la fe del Islam Y DESDE EL COMIENZO INICIÓ UNA GUERRA DE CONQUISTAS. No nos extrañe las actitudes de Al Qaeda, Boko Haram, etc., pues desde su nacimiento fueron agresivos y guerreros. En el año 634, dos años después de la muerte de Mahoma, el nuevo Califa toma y Palestina. Ahí se inicia la inserción de árabes en Tierra de . ¿Qué pueden alegar, 1300 años contra 42 siglos? Musulmanes, la baza es pequeña. Es cantar vale cuatro con un 4 de copas. En 1914 la región pertenecía al Imperio Otomano (turco), y albergaba 690.000 personas: 535.000 árabes, 85.000 judíos y 70.000 cristianos, muchos de los cuales eran árabes. Nadie hablaba entonces de palestinos. O bien eran árabes musulmanes o árabes cristianos, o bien judíos.

Hasta 1930 las relaciones entre las tres comunidades eran cordiales, de buena vecindad. Pero Hitler se reunió con el Muftí (Jefe Religioso) de la zona, y éste comenzó a azuzar a su gente a invadir las aldeas judías, a violar a sus mujeres, a robar, saquear e incendiar. Pero ya después del fin de la Primera Guerra el territorio pasó a pertenecer al Reino Unido. Luego del , las presiones para instalar un hogar judío se hicieron imposibles de negar. Así y todo, la inmigración judía siguió siendo ilegal y reprimida violentamente por los ingleses. Los árabes que habitaban eran y se consideraban eso: ÁRABES.

Recién cuando en Mayo de 1948 el estado judío declaró su Independencia, y recibió la inmediata declaración de guerra e intento de invasión por parte de seis países árabes, resalto: árabes, es que los árabes residentes en el lugar adoptaron el nombre de palestinos. Estos fueron Egipto, , Jordania, Irak, Líbano y Arabia Saudita. Observen el potencial humano y militar de esas seis potencias, contra un país recién formado, A pesar de eso, la guerra de Liberación fue vencida por Israel, y ocupó la mitad del territorio originalmente adjudicado a los árabes, y provocó el exilio de 750.000 habitantes, estimulados por dichos países, que volverían a la carga y cuando eso sucediera, echarían a los judíos al mar y ellos recuperarían sus tierras. Obsérvese que sus propios ‘hnos’ árabes no los admitieron dentro de sus ciudades y montaron campamentos de refugiados para sus propios hermanos de sangre.

Hubo más guerras, y siempre Israel fue vencedor. Y no podía ser de otro modo: Israel no podía perder una sola guerra, pues las arengas de Hamas, de Hezbolá, de Al Fatah, etc., eran establecer un Estado Islámico en Israel, Cisjordania, Golán, Gaza; borrar a los judíos del mapa (aniquilarlos); ocupar TODA Jerusalem y hacer de ella la Capital de Palestina Árabe y Musulmana. Y hete aquí que ahora aparece esta Resolución de la UNESCO, a pedido de Hamas, calificando a toda la región como islámica, desconociendo los derechos de los hebreos al Muro de los Lamentos y a los cristianos de Belén y de la Iglesia del Santo Sepulcro. Con menos votos a favor que las abstenciones, igualmente la UNESCO votó una resolución donde afirma que TODA JERUSALEM pertenece al Islam y que Palestina está ocupada por los invasores judíos.

Aporto todo lo que puse en la introducción a este escrito y solo me resta por decir, CON MAYOR DERECHO QUE CUALQUIER MUSULMAN, que la soberanía de Jerusalem no la discutiremos NUNCA, que es nuestra Ciudad Sagrada hace milenios, que para los musulmanes es la tercera ciudad sagrada; que para los cristianos es la segunda ciudad sagrada y que para nosotros ES LA ÚNICA CIUDAD SAGRADA. Que tribus nómades la ocuparon después, mucho después de nuestro exilio forzado por los Romanos, y que como ya dijimos, NO EXISTE NINGÚN PAÍS QUE SE LLAME PALESTINA, hay árabes de unas y otras tribus, pero así como Jordania fue un país inventado por los ingleses, Palestina fue un país inventado por los romanos. Somos un pueblo pacífico, nuestro saludo es SHALOM: PAZ. Pero no nos irriten. Sabemos hacer tronar el escarmiento.

Dr. Ben Ami Schargrodsky

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Pero no nos irriten. Sabemos hacer tronar el escarmiento. , dice el autor que también trae historia y también trae fanatismo. Es posible que los palestinos de hoy no son otros que los judios que se escaparon de la masacre romana escondiendose en cuevas, montañas y otros refugios. Cuando llegó el conquistador musulman convirtió a todos al islam, de ahi que los palestinos estaban, sean o no musulmanes. La decisión de la UNESCO es tan infeliz que poner toda esta historia para combatirla, me resulta absurdo y reduce, precisamente, el valor de la historia

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSimjat Torá 5777
Artículo siguienteLa deportista judía utilizada por el nazismo, Helene Mayer (1910-1953)