Crónicas

Por:
- - Visto 420 veces
Crónicas

Entonces empecé mi viaje por la historia
y recuerdo que los héroes —me refiero a aquellos
que pensaron en la vida a la hora de la muerte—
sacaban a relucir sus uñas de fantasma

Sucedía que después de todo
era imposible olvidarse de los siete poemas de Mariátegui
sucedía que aunque decapitado
guardaba aún en el bolsillo
(el izquierdo)
dos centavos de patriotismo

Entonces emprendí el camino que no empezaba
ni terminaba en Jerusalén o el Cusco
descubrí finalmente que Confucio Jesucristo Carlos Marx
se confabulaban para hacer una edición nueva de la Biblia
y que en definitiva el ombligo del mundo
le pertenecía a una mujer estéril


Salomón mandaba cercenar al hijo de mi conciencia
y entregaba la cabeza a la madre occidental
y un culo con dos piernas a la madre oriental
Fue así como le empezó a crecer a nuetra cultura
una mentira del tamaño de una nariz

Una voz sedienta moribunda me revelaba
que la civilización partió del crimen cometido por el dios-caín
qué más daba que Wiracocha hubiese nacido en el pesebre de Belén
o que Jesucristo fuese hijo del lago Titicaca
No necesitábamos exámenes de espermatozoides
sino exámenes de conciencia

A fin de cuentas yo hijo del acto de Abraham con Mama Ocllo
hermano paterno de David el Pachacútec hebreo
hilaba mis raíces en la judaica Castilla del Tahuantinsuyo

No es necesario decir nada poetas
hoy en día la palabra ha dejado de ser el arma del profeta
y la razón en esta época distanciada como nunca
del misterio que nos teje el universo
sólo se refleja en la mudez de nuestros muertos

Es necesario sí emprender la búsqueda de los seudónimos
comprender que da lo mismo llamarse león caballo o gato
que los nombres de los héroes huelen ya a pergamino

De ahí resulta que es mejor oveja a Abraham
carnero a Jesucristo
o llama a Manko

Comparte en Redes Sociales

Acerca de Isaac Goldemberg

Isaac Goldemberg nació el año 1945 en Chepén, departamento de La Libertad, Perú. De padre judío Isaac y su madre,  Eva, peruana, católica. En 1953, dejó aquella pequeña ciudad que lo viera nacer y se trasladó hacia la capital, Lima. Más tarde, en 1964, emigraba hacia New York, cuando apenas contaba con 16 años de edad. Desde entonces, radica en la ciudad de los rascacielos. Hizo sus estudios en la Universidad de Nueva York y para 1969 ya lanzaba una de sus primeras obras "To Express my Life, I have only my Death". Luego vendrían "Tiempo de Silencio" (1970) - "De Chepén a La Habana" (1973) - "La Vida a Plazos de don Jacobo Lerner" (1978) - "Hombre de Paso"/"Just Passing Through" (1981) -"Tiempo al tiempo" (1984) - "El Gran Libro de América Judía" (1998) - "La Vida al Contado" (1992) - "Cuerpo del Amor" (2000) - "Las Cuentas y los Inventarios" (2000) - "El Nombre del Padre" (2001) - "Hotel AmériKa" (2000) - "Peruvian Blues" (2001) - "Los Autorretratos y las Máscaras"/"Self-Portraits and Masks" (2002). Tiene muchas otras obras y ensayos en novela y poesía, así como obras de teatro. "La Vida a Plazos de don Jacobo Lerner", fue considerada por el National Yiddish Book Center, entre las 100 obras más importantes de la literatura judía mundial de los últimos 150 años. "Los Cementerios Reales", es una recopilación de 120 poemas de libros anteriores y 40 trabajos inéditos, libro que pretende hacer un juego de palabras con el título de ‘‘Los Comentarios Reales’’, que pertenece al Inca Garcilaso de la Vega. Isaac Goldemberg, ha obtenido entre otros galardones, el "Premio Estival 2003", en Venezuela, por su obra "Golpe de gracia, farsa en un acto. También ha obtenido la "Orden de Don Quijote", que otorga St. John’s University y la Sociedad Nacional Honoraria Hispánica, creada en 1919 para fomentar la cultura, la lengua y la literatura hispana en el entorno académico norteamericano. Actualmente dirige la revista de cultura "Hostos Review" y el "Instituto de Escritores Latinoamericanos", con sede en Hostos Community College, de New York. Recientemente, aceptó la dirección del Comité de Escritores Peruanos en el Extranjero, del Pen Club.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículos Relacionados: