Diario Judío México - Es sumamente inquietante observar como las redes terroristas islámicas se siguen   fortaleciendo, sin que existan por ahora, elementos que al menos ejerzan algún tipo de contrapeso, que impidan su rápida expansión y crecimiento amenazante en Latinoamérica.

Las redes terroristas se han fortalecido peligrosamente, luego que Barack Hussein Obama, desarticulara las unidades de inteligencia que intentaban poner frenos y golpear las fuentes de financiación del en la región.

Países como Irán, Siria y la organización terrorista Hezbollah, continúan desarrollando sus estrategias y alcanzando objetivos, mediante la penetración política, económica y cultural en Venezuela.

El crimen organizado está financiando las operaciones terroristas islámicas, usando empresas e instituciones del Estado, aprovechando los medios que les proporcionan sus operativos, que han escalado dentro de las estructuras del régimen de Maduro. Actualmente al menos un centenar de funcionarios públicos con cargos de alta responsabilidad son pro islámico y obedecen a las órdenes del vicepresidente Tareck El Aissami y Ghazi Nasr Al Din.

Las redes terroristas cuentan en Venezuela con todas las facilidades, desde entes financieros para lavar capitales hasta elementos logísticos indispensables, para traficar: drogas, armas,  materiales para la fabricación de armas nucleares, minerales estratégicos, diamantes, oro, etc.

La sinergia entre grupos islamistas, autoridades civiles, militares judiciales, bandas criminales y carteles del narcotráfico, proporciona la combinación perfecta y necesaria, para que Hezbollah controle espacios territoriales y opere con total libertad e impunidad.

La administración norteamericana en manos de Donald Trump según se desprende de sus declaraciones y acciones demuestra que él está entendiendo el grave problema que se gesta en Venezuela y sabe que esta lidiando con un tumor maligno que amenaza con su metástasis, extenderse al resto de la región con el consecuente peligro geoestratégico para los y las comunidades judías.

El equipo de gobierno de Donald Trump cuenta con generales como: James Mattis, John Kelly, Herbert McMaster, etc., que han trabajado muy acertadamente el tema del en Latinoamérica y junto con Rex Tillerson, podrán reactivar la Unidad de Investigación de Financiamiento del desarticulada por Obama y desarrollar estrategias que sirvan para resguardar la seguridad hemisférica y la de los propios .

Es importante apoyar todos los esfuerzos para frenar la amenaza islámica, la cual como sombra de sangre y muerte se cierne sobre las Américas. Es el tiempo para una gran cruzada anti-islamista. Se hará? Amanecerá y Veremos!

VIAAserne
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa Vida Después De Un Huracán Categoría 5
Artículo siguienteDiscriminación en México