A veces realizamos acciones que inocentemente no consideramos robo; sin embargo, la Torá es muy estricta sobre este tema.
Por ejemplo, una persona que llega de prisa al banco y encuentra a un conocido formado cerca de la ventanilla… ¡Fácil! Le da sus documentos y sale feliz del banco pensando que ganó hábilmente este tiempo. Él “ganó una hora” y piensa que quien se encuentra formado detrás no va a pasarle nada si espera un minuto más.
Pero si sumamos el minuto de todas las demás personas de la fila, ¡ese “listo” está robando más tiempo del que se imagina…! ¿Cómo hará para pagar ese tiempo? ¡El dinero puede devolverse; el tiempo no!
Podríamos citar un sinfín de ejemplos: tomar un clip, hacer una llamada en un teléfono que no es nuestro, despertar a alguien y quitarle el sueño, dejar el auto en un lugar que estorba a los peatones, etc.
“Todo ser humano debe ser meticuloso respecto a tomar algo que no es suyo, sea dinero, tiempo o espacio. El Dueño de las cosas está siempre observando y nadie se queda con lo que no le pertenece”.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMercado Judío de Pobladura – España afronta su última jornada
Artículo siguienteEn busca del avance tecnológico en el mundo árabe
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.