Diario Judío México - ¿Casi rompen porque no ha sabido cuidar su relación?
¿Qué métodos ha utilizado usted para mejorar la convivencia?

El integrar una relación de pareja, es establecer un vínculo con otra persona a la cual se le deposita una serie de expectativas, ideas que no siempre logran su objetivo.

Es importante tener en cuenta que el cuidar la relación de pareja, permite que es uno de l ésta perdure., situación que demanda paciencia, esfuerzo y aceptación del otro a pesar de las diferencias de ambos. ¿Qué se requiere?

1.- Respeto y confianza.

El respetar las diferencias en el pensar, actuar o en las creencias culturales, religiosas y sociales es fundamental.

Cada uno de los integrantes de la pareja, proviene de estructuras, reglas y creencias particulares de su familia, lo cual obliga a nuevas adaptaciones y negociaciones a pesar de los desacuerdos y diferencias. Es mostrar respeto y si es posible aceptación de la individualidad del otro.

En la medida en que la relación avanza, el estado de confianza se va fortaleciendo, en especial cuando se tiene la sensación de que siempre se puede recurrir al otro sin importar la hora ni el momento, es crear ese espacio en el cual el otro siente que se está dispuesto a escuchar.

2.-Comunicación:

La pareja, debe de tratar de establecer un dialogo claro, preciso, y aprender a dirigirse al otro en primera persona:

-yo acepto-

-Yo no estoy de acuerdo-

Si se aprende la regla de oro de la comunicación: “el dialogar siempre en primera persona”, se fortalece la relación y fortalece la convivencia.

3.-  No perder la individualidad:

A pesar de que el vivir y tener una relación de pareja implica el compartir: trabajo, diversión, familia, etc, es importante tener espacios individuales, fronteras en los cuales cada quién sigue siendo un individuo con gustos personales que en ocasiones se comparten y en otras no. Situación que ayuda en cierta forma a evitar lo familiar y monótono que la misma relación conlleva, al compartir esos espacios de diferencia.

4.-Mostrar afecto:

A todos agrada el sentir y vivir muestras de afecto, por lo que el ser detallista, cariñoso, sorprender al otro, permite enriquecer la relación. Son situaciones afectivas que ayudan a mantener el deseo y gusto de estar juntos. Una caricia, tomarse de las manos, pasar la mano por el pelo del otro, halagarse en la manera de vestir, mostrar orgullo por los logros del otro y en los momentos difíciles, hacerle sentir que no se está sólo/a.  No platicar las vivencias de la pareja, en especial si son negativos, conlleva a  buscar espacios para estar juntos.

5.- Cuidar el aspecto físico y de salud:

Dice el refrán: “De la vista nace el amor”, situación real que en ocasiones se olvida. El mantenerse en buena condición física y de salud es importante.  El cuidar el arreglo personal también.

6.- Pelear limpio:

Los conflictos, son parte normal de cualquier relación e incluso saludables, lo vital es su manejo, para ello es importante el no criticar o confrontar de manera hostil dado que genera en el otro comportamientos agresivos que lleva a la pelea franca y hoy a la separación. Enfrentar el conflicto en acuerdo, permite el desarrollo de una mayor intimidad relacional.  El tratar de no perder el control, de  no utilizar palabras como “nunca”, “siempre”  y ayuda a la resolución de la problemática.

7.- Aprender a escuchar:

En la mayoría de los casos, lo más importante es saber escuchar al otro, entender sus creencias y deseos. Saber escuchar es manejar la sabiduría en la relación de pareja.

”Para que haya pareja,  requiere   aprender a tomar en cuenta al otro”

Lo mejor para mantener un matrimonio sólido es hablar menos y escuchar más. Las culpas, los insultos y las peleas solo llevan a un mal final o, por lo menos, a un infierno en vida. Si una charla se vuelve una discusión, no interrumpa, ofrezca una solución o defienda demasiado pronto. Los sentimientos a flor de piel necesitan ser expuestos. Asienta con la cabeza, replantee lo que le exprese su pareja o diga un suave “ajá” para demostrar que toma en cuenta las emociones detrás de las palabras. A veces, lo único que necesitamos para sentirnos más cerca de alguien es prestar mayor atención a lo que dice.

 

Recuerda que en Maayán Hajaim contamos con una línea de atención telefónica, de ayuda psicológica, para cualquier momento de desesperación, soledad, tristeza, angustia, etc… Aquí los podemos orientar, para sentirse mejor y llevar a cabo una vida más saludable.

Tel. 52 92 51 31

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTenga el kit de emergencias de Magen David Adom
Artículo siguienteMalkah Rabell, Escritora, Crítica Teatral y Luchadora Social
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.