El próximo lunes 19 de mayo tendrá lugar la 21 edición del tradicional concierto dedicado a y organizado por la Asociación Mexicana del Centro Médico Assaf Harofé. Dicho centro es una de las instituciones más renombradas de , además de tener lazos establecidos con algunos homólogos importantes de , lo que añade una dimensión más a la colaboración y a los intercambios bilaterales entre nuestros países.

Una de las características más sobresalientes de los conciertos conmemorativos de es que a lo largo de los años han sido una plataforma para solistas que se han dado a conocer ante el público mexicano en uno de los escenarios centrales como lo es el Palacio de Bellas Artes. Por mencionar tan sólo algunos de los intérpretes israelíes y mexicanos que se han presentado, mencionaremos a los violinistas Gil Shaham y Kobi Malkin, al dúo de pianistas Silver-Garburg y al flautista Horacio Franco. La presente edición continúa con esta bella tradición, presentando a la joven pianista , acompañada por la Orquesta de Cámara de Bellas Artes bajo la conducción del maestro José Luis Castillo. Entre otros, Daniela interpretará el Concierto #2 para piano y orquesta de Dimitri Shostakovich. De esta manera, la amistad entre los pueblos se expresará también a través de la música.

Considero interesante destacar la coincidencia que encuentro entre el concierto que nos será ofrecido el próximo lunes con la 14° edición de la competencia internacional de piano Arthur Rubinstein, que es una de las más prestigiosas y que está dirigida a pianistas alrededor del mundo. Este año se conmemoran los 40 años de  su existencia. Durante las tres semanas de la competencia (13-29 de mayo) el público israelí gozará de muchos recitales y conciertos, en los cuales participarán y competirán los pianistas, ya que el certamen está abierto al público y es difundido por los medios de comunicación.

La conexión entre el pueblo judío y la música es bien conocida, y muchos de los músicos más destacados desde el siglo XIX hasta nuestros días —violinistas, pianistas, compositores— son de descendencia  judía. No obstante, los directores de la competencia Rubinstein —entre ellos el pianista y director israelí Arie Vardi— llaman la atención que en la edición actual, en la cual participan 39 de edades entre 18 y 35 años, destacan los de origen asiático (coreanos, japoneses y chinos) así como pianistas provenientes de la ex Unión Soviética.

Arie Vardi afirmó en una reciente entrevista que lo que más se espera de la competencia Rubinstein es descubrir al próximo gran pianista, que cuente con la personalidad carismática que pueda crear la magia con su música. sin duda promete ser una de ellos. Confiamos que en una de las próximas ediciones participe ella también.

*Embajadora de en

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Será cierto que vivir en Francia es "peligroso" para un judío?
Artículo siguienteEl arte del formato gigante, de Eduardo Kobra