De regreso a la rutina escolar son muchas familias que deciden hacer el compromiso con la salud y la nutrición de sus hijos para ofrecerles lunchs más pensados, planeados y definitivamente más ricos en nutrientes sin añadir químicos ni calorías extra.

El primer lugar en obesidad infantil y adulta no puede pasarnos por alto, y si bien es difícil cambiar los hábitos de muchos adultos, creo que con los niños todavía hay mucho por hacer, son moldeables, se adaptan fácilmente a los cambios, y además, si sabes venderles una idea podrás convencerlos de que comer sano es lo más recomendable.

Pero los niños comen lo que les ofrecemos, ellos no tienen opción de ir a comprar un menú mas nutritivo y sano, si tu tienes en casa alimentos procesados y altos en calorías eso será lo que escogerán, mientras que si vas llenando tu refri y alacena de opciones más sanas será lo que acostumbren a comer a lo largo de su vida.

Primero hay que definir que es nutritivo, porque creo que hay muchas ideas equivocadas, y si bien hay muchas corrientes e ideas creo que podemos resumirlo en unas cuantas claves.

Lo primero es que optes siempre por lo natural, es decir, lo que da la tierra, sin procesar ni agregar químicos y sustancias, y es que como dicen algunos gurús de la nutrición: si no puede pronunciarlo no lo comas.

Además busca siempre un balance, que su ingesta no sea de un grupo alimenticio en particular, si comen proteína hay que darles además fruta,  verdura, ácidos grasos procedentes de fuentes vegetales.

Y por último medir las cantidades, no es bueno que sigamos con la idea de que nuestros niños tienen que vaciar el plato hasta dejarlo limpio.

Pero sin duda lo más importante a tomar en cuenta es la planeación y el tiempo para preparar el lunch de tus hijos, de lo contrario caerás en la trampa de solucionar el lunch de manera rápida y poco nutritiva con cualquier cosa que encuentres en el camino.

Programa tu mes entero de lunch para que no sólo tengas a la mano lo que requieres, sino para que adelantes trabajo en las preparaciones y puedas adelantar algunos pasos en la cocción de los alimentos que usarás en tus recetas.

Y si de plano las prisas te ganan, es mejor mandar una buena porción de fruta con yogurt y granola que comprar algo preparado en la escuela.

Esta receta además de rica es nutritiva y muy atractiva para los niños, puedes inclusive prepararla con anticipación y armarla antes de ponerla en la lonchera.

Haz de este regreso a clase toda una aventura culinaria y una nueva forma de ver la nutrición para ti y tus hijos.

Barcos de coliflor

  • 4 papas grandes cocidas y partidas a la mitad
  • 2 tazas de trozos de coliflor en floretes
  • 1/4 taza de agua
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 ¼ taza de leche
  • ½ taza de queso rallado

Preparación:

Cocer la coliflor en agua hasta que esté suave, retirar del agua y reservar. Derretir la mantequilla en una cacerola. Agregue la harina y revuelva hasta que se combine con la mantequilla. Agregue la leche poco a poco, revolviendo cada vez hasta que se mezclen y comienza a espesar, incorporar el queso y luego la coliflor partida y cocida.

Quitar un poco de la papa para dejar espacio y rellenar con la coliflor.  Decorar con palitos de zanahoria y cilantro picadito.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorA ser líder se aprende
Artículo siguientePara explorar la calidad educativa
Originaria de la Ciudad de México, la chef Becky Sandler demostró especial interés por la cocina saludable desde el 2002 cuando inició su formación en la escuela Cordon Bleu de París. Posteriormente tomo cursos con muy reconocidos chefs Guillermo González Beristáin, Antonio Marquez y Thierry Blouet.Además, su carrera se vio enriquecida con los distintos diplomados tomados en el Centro de estudios culinarios Roccatti, diplomados de cocina italiana, alta cocina, panadería nutritiva y pastelería con la reconocida chef Patricia Ortiz de Roccatti. Para complementar su formación, tomó un diplomado en la Universidad Tec Milenio sobre Nutrición, Obesidad y Problemas Alimenticios, en el 2009, dando fundamento científico a la preparación de sus recetas.Ha sido Maestra Chef desde el año 2003, inició con cursos para amas de casa, y actualmente imparte un diplomado de comida nutritiva y saludable de 11 meses, para todas las personas interesadas en aprender las destrezas de la cocina orientadas a una dieta Saludable.Con la intención de iniciar su propia aventura gastronómica, en el 2003 abrió Epikurian Salads, un espacio que la posicionó dentro de los restaurantes de cocina saludable, y que además le permitió dar clases a inquietas alumnas interesadas en la buena alimentación.Su más reciente proyecto lo emprendió al lado de dos grandes amigas en un grupo llamado MBM, donde además de clases y asesorías, concretó el primer libro de autoría conjunta al lado de Mima Victoria de González y Mariana Vera.Ha participado en diversos programas de televisión, eventos nacionales e internacionales relacionados con la gastronomía así como en programas de radio.