Josefina tiene 35 años, es una mujer fuerte y decidida que llegó a terapia hace unos años después de haberse intentado quitar la vida. En su niñez Josefina sufrió múltiples abusos físicos, sexuales y emocionales así como abandono por parte de sus padres. Vivió mas de 30 años cargando con los síntomas de estos abusos sintiéndose sola y creyendo que su única escapatoria a tanto dolor era quitarse la vida. El trabajo en terapia la ayudó a sentirse fuerte, a sanar muchas heridas, a salir adelante, a ver su belleza interna y su valor. Pero la vida le seguía presentando obstáculos, un divorcio, problemas de salud, problemas económicos y el estar sola con todo esto en un país extraño. Josefina llegó a una de sus sesiones con una terrible sensación de soledad, cansada de tener que ser fuerte, de tener que lidiar con todo y no tener a nadie que vea por ella, alguien en quien apoyarse, que la pueda proteger. Al hacer una sesión de GIM (terapia con música que nos lleva a estados alterados de conciencia) Josefina tuvo una experiencia maravillosa.

La música la llevó primero a sentir el miedo y a verse en un lugar oscuro, al ponerse en contacto con sus sensaciones, la oscuridad y el miedo comenzaron a disiparse y es entonces que empezó a sentir la presencia de D-os. Pudo ver a un ángel. El ángel fue recorriendo su vida con ella y le fue mostrando todos los momentos en los que estuvo ahí con ella y la ayudó. La ayudó a alejarse de lo malo y acercarse a lo bueno, a pasar por dolor sacándola de situaciones difíciles, Josefina pudo ver a través de los ojos del ángel su vida diaria, sintiendo que siempre ha estado con ella, sintiendo su sabiduría interna, pudo ver que en la mañana estaba ahí y que siempre ha estado ahí. Le mostró como esta en cada beso de su hijo cuando se despide en la mañana, como estuvo con ella el día en que sintió una fuerza que la impulso a ir a terapia, como esta en la sonrisa del señor al que le compra las flores. Como desde su niñez hasta ahorita siempre ha estado con ella.

Sintió que un velo se le quitó de los ojos y pudo ver por medio del ángel que nunca ha estado sola, que D-os siempre esta con ella. En las siguientes sesiones estas sensación de compañía y cercanía a D-os siguieron con ella ayudándole a ver la vida desde otra perspectiva.

Esta terapia nos contacta con nuestros recursos y sabiduría interna, que creamos que el ángel es real o una metáfora de su inconsciente no cambia el hecho que Josefina encontró los recursos necesarios para salir adelante y la puso mas en contacto con su mundo interno.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Alimentemos la Memoria”, la nueva campaña por el 18º aniversario del atentado a la AMIA
Artículo siguienteOnline Anti-Semitism doubled last year in Spain
La Dra. Alicia Duek es doctora en psicoterapia egresada de San Diego University for Integrative Studies (SDUIS). La doctora es especialista en terapia individual, de familia, arte terapia y terapia floral de Bach.