Diario Judío México - Cuando en las últimas generales de España el partido más votado fue el PSOE, una amiga israelí en una red social escribió “¡Qué mal votaron!”, por la postura que este partido ha estado manteniendo respecto a Israel durante los últimos años. Claro que eso de bendecir o descalificar lo que eligen los demás es todo lo contrario del principio de las consultas electorales. Como contrapartida, muchos en el mundo, incluidos judíos, no se sintieron nada satisfechos con el resultado de las últimas generales justamente allí, con el país a merced de una nueva consulta en pocos días.

Desde la perspectiva de algunos o muchos, también votaron mal los argentinos en un sufragio para dirimir qué partidos podrán presentarse a las de octubre, ya que la mayoría apostó por un retorno del kirchnerismo, con la ex presidenta como candidata a vice. En el nadie sabe cómo reconducir la situación tras la votación en el referéndum del Brexit, mientras el recién elegido como primer ministro utiliza mecanismos legales pero sumamente antidemocráticos para llevar a cabo su propósito. Empezábamos citando el caso español que lleva cuatro años inmerso en un círculo vicioso de ingobernabilidad desde que la población determinó con sus votos el fin del bipartidismo. Como decía mi ciberamiga, qué mal votamos… todos.

El problema es que los países que “votan bien”, los que determinan sin lugar a dudas mayorías absolutas, resultan ser aplastantes no sólo en resultados sino literalmente: lo que comúnmente se conoce como dictaduras. Y que nadie se llame a engaño: la existencia del sufragio no es garantía por sí de la expresión popular libre, especialmente si sólo hay un partido que votar (caso de China), o que lo que se elige no es más que una pantomima de congresistas que responden a líderes supremos (“espirituales” en el caso de los ayatolás de Irán, “monárquicos” en la mayoría de los países árabes).

El sufragio universal no es el remedio a todos los males, pero el menor de ellos, dice el adagio. Sin embargo, en muchas democracias occidentales se extiende el desánimo y proliferan los profetas de soluciones simplistas: el populismo. Parafraseando al “br-exit”, nos acercamos a sociedades “demo-lidas” (a punto de salir de la democracia): hartas de corrupciones, traiciones ideológicas, maniobras en la oscuridad y grietas internas insalvables. Demasiado ha durado el sueño de Occidente, poco más de un segundo en la historia de la humanidad, durante el cual creímos que nuestra voluntad se expresaba libremente. Estamos a punto de convertirnos en las marionetas de quienes mejor conocen lo que queremos de verdad: los programas de Inteligencia Artificial que capturan y procesan cada paso que damos y nos retratan tal como somos. Lo único que nos diferencia de la distopía orweliana es que ni siquiera habrá un tirano humano detrás, sino que seremos gobernados por nuestros propios instintos colectivos; casi como las colonias de insectos, sólo que sin abeja u hormiga reina, sólo un robot virtual y omnipresente: la Democrac-IA.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorNuevamente el Gobierno de Huixquilucan es reconocido por su trabajo
Artículo siguienteThe Gourmet Masters 2019 by Millesime
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.