Desorden de estrés postraumático

Por:
- - Visto 1766 veces
Desorden de estrés postraumático

El desorden de estrés postraumático es un trastorno psiquiátrico que aparece en personas que han vivido un episodio dramático en su vida (guerra, secuestro, muerte violenta e inesperada de un familiar…) En las personas que lo sufren son frecuentes las pesadillas que recuerdan la experiencia trágica vivida en el pasado. Hay que observar que no se incluyen dentro de éstos desencadenantes únicamente situaciones difíciles, sino también propias de la vida “normal”, como un divorcio, enfermedad, la muerte de un ser querido, conflictos familiares o reveses económicos.

Dentro del síndrome de estrés postraumático, los expertos distinguen entre el tipo agudo que se manifiesta durante el primer mes hasta los tres meses después de ocurrido el evento traumático, y el tipo latente que puede aparecer a los seis meses después del hecho desencadenante. En algunos casos, la aparición de los síntomas puede producirse décadas más tarde. Estos son los más característicos:

  • Incapacidad para recordar detalles importantes del hecho.
  • Palpitaciones, dificultad para respirar, sudor cada vez que se recuerda el hecho desencadenante.
  • Perder el interés por las aficiones y diversiones.
  • Alucinaciones con la idea que se repite el hecho traumático.
  • Pesadillas o recuerdos instantáneos e involuntarios (flashbacks).
  • Ansiedad extrema al entrar en contacto con las personas, lugares o cualquier circunstancia que recuerde el trauma.
  • Mostrar signos de hiperactividad: dificultad para dormir, irritabilidad, incapacidad para concentrarse o alarmarse con mucha facilidad.
  • Sentirse psíquicamente distante, entumecido y paralizado ante cualquier experiencia emocional normal.
  • Evitar conversaciones, lugares, personas en general cualquier cosa que pueda relacionarse con el trauma.

Los síntomas afectan la capacidad de las persona para retomar su vida normal tanto en casa, como en el trabajo o en las situaciones sociales. No importa el tiempo que haya pasado desde que se produjo el trauma. El síndrome puede aparecer años después.


Existe la evidencia de que las personas traumatizadas que reciben apoyo psicológico y consejo especializado inmediatamente después de sufrir el episodio desencadenante, son menos propensas a padecer síndrome de estrés postraumático, comparadas con las que no reciben ningún tipo de ayuda. Por eso se recomienda que tras un trauma se recurra a algún profesional especializado.

¿Cuándo acudir a terapia psicológica?

Cuando enfrentamos problemas personales, laborales, de pareja, familiares o cuando atravesamos situaciones que parecen superarnos, de forma que dejamos de ser funcionales en nuestras actividades diarias. Cuando experimentamos sucesos traumáticos que nos inhabilitan. Cuando la medicina no encuentra explicación a nuestros padecimientos. Cuando experimentamos cualquiera de los siguientes estados:

  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Ideas Obsesivas
  • Inhibiciones
  • Trastornos psicosomáticos (ulcera, colitis, neurodermatitis )
  • Fobias

También puede ayudar a quienes viven, de manera crónica o aguda, con una sensación de fracaso, culpa o vacío, a familiares de personas gravemente enfermas, a quienes atraviesan por un duelo. Pero más allá de todo esto, la psicoterapia sirve a todo aquel que quiera tener una vida más plena, gozar de mayor libertad y responsabilidad.

E.M.D.R. está primera en la lista de terapias de elección para el tratamiento de Estrés Postraumático. E.M.D.R. es un abordaje psicoterapéutico en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia hasta accidentes y desastres naturales.

¿Cómo se desarrolló E.M.D.R.?

En 1987, la psicóloga norteamericanas Francine Shapiro, observó por casualidad que los movimientos oculares en ciertas condiciones pueden reducir la intensidad de los pensamientos perturbantes. Esto fue el principio del desarrollo de este método terapéutico que utiliza la estimulación bilateral, ya sea visual, auditiva o kinestesica, para procesar recuerdos traumáticos, cambiar creencias autolimitantes y desensibilizar emociones y sensaciones negativas. Hoy hay más de 60,000 terapeutas entrenados en la utilización de este abordaje terapéutico en todo el mundo.Existen investigaciones hechas sobre la eficacia de E.M.D.R. para reducir el Estrés Postraumático que muestran el mantenimiento de la mejoría de los síntomas en el tiempo frente a otras intervenciones terapéuticas.

Acerca de Luciana Weissmann

Luciana Weissmann es ofrece ayuda de psicoterapia, terapia familiar y de pareja.Trabajó en el Instituto Nacional de Pediatría brindando en las áreas de terapia familiar; programa de trasplante de riñón. Ha sido ponente en las Jornadas Psicológicas de la Infancia y la Adolescencia del Intituto Nacional de Pediatría. Ha proporcionado sus servicios en el Instituto Superior de Estudios de la Familia ILEF. Terapia Familiar con Supervisión. A brindado entrenamientos a señoras embarazadas en la psicoprofiláxis obstétrica en el Hospital American British Cowdry A.B.C. y en el Hospital de México.Formación Académica:Terapéuta Familiar: Instituto Superior de Estudios de la Familia ILEF, A.C. 1986-1990.Examen como terapeuta familiar introduciendo la técnica EMDR en México 1995.Supervisión con:Flora Aurón T.F. Cristina Botinelli, T.F. Dr. Ignacio Maldonado, Estela Troya T.F.Tamara Broder T.F. 1987 – 1990.Licenciatura en Psicología de la Conducta Social:UNIVERSIDAD DE LAS AMÉRICAS A.C. 1983-1989.Terapeuta Sexual: Instituto Mexicano de Sexcología 1981-1982Entrenamiento en Terapia Gestalt en Esalen, California: Virginia Satir 1979-1980Licenciatura en Sociología en U.N.A.M. 1966-1968. (sin terminar)Preparatoria en la Universidad Femenina de México 1962-1966-

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: