Shimon Persky ( en el futuro Péres en homenaje a un pájaro que avistó cuando
estaba detenido por los británicos) nació el 21 de agosto de 1923 en un
Shtetl[1] de Bielorrusia llamado Vishneva cerca de Volozhin a orillas del Río
Olshanky donde residían 1500 judíos. Sus abuelos eran personas religiosas. Su
padre era un barraquero que aburrido de los impuestos discriminatorios y el
antisemitismo decidió emigrar con su familia a Palestina en 1932.
Al terminar el noveno grado, el joven inmigrante fue matriculado en el internado
agrícola de Ben Shemen. Poco después fue captado por la Hagannah[2], donde a la
luz de la vela, juró sobre la Biblia la lealtad a esta organización militar
clandestina. Haciendo guardia para esa organización, muy cerca de la casa del
profesor de carpintería de apellido Gelman, salió una joven descalza con largas
trenzas castañas y rostro de elegancia griega. Su nombre era Sonia. Para
conquistarla, el adolescente Shimon no tuvo mejor idea que leerle a la luz de
luna, pasajes seleccionados de Das Capital de Karl Marx. Graduados de su
entrenamiento agrícola los jóvenes terminaron formando parte del Kibbutz Alumot,
cerca del Kineret[3].
Durante la Segunda Guerra Mundial, Sonia, se alistó en el ejercito británico
como enfermera y sirvió principalmente en Egipto. Entre tanta catástrofe
mundial, el amor fue primero y el idealista Shimon con 21 años, no podía elegir
una mejor fecha para su boda: 1ero. de Mayo. Dicha fecha se esperaba que fuese
el fin de la guerra en Europa, cosa que aconteció una semana después: Coincidía
además con la festividad judía de Lag Ba Omer y el aniversario de los mártires
de Chicago.
A los que piensan que preparar su boda no les fue tarea fácil debemos agregar
que el Padre de Shimón se había alistado en el ejercito británico y no se supo
nada más de él. Todo lo que sabían, merced a una pobre correspondencia, era que
había caído cautivo de los alemanes a principios de la guerra.
Se casaron en Ben Shemen pero Shimon solo era un javer[4] kibbutz. Todo el
vestuario que poseía el contrayente para su vida era dos pares de pantalones
caqui, uno para trabajar y otro para el Shabbat y dos camisas. En cuanto al
calzado solo un par de botas de trabajo. Todo el Kibbutz en conjunto y para uso
colectivo en ocasiones especiales reservaba una franela gris, una camisa blanca
y una chaqueta del ejército británico. Dicha chaqueta fue tenida de negro y con
esas prenda se casó el joven idealista. Para la luna de miel los camaradas del
Kibbutz construyeron una cabaña a orillas del Jordán. Varías semanas después la
novel pareja tuvo la feliz noticia del regreso del padre de Shimon que había
sobrevivido al nazismo gracias a haber tomado la identidad de un compañero de
armas neozelandés no judío, fallecido en uno de los varios intentos de escape de
la valerosa brigada.
La primera hija nació en 1946 y se llama Zviya que luego tendría dos hermanos
más. Celebrándose ese año un nuevo Congreso Sionista en Basilea, el Mapai[5]
mechó en su delegación a dos jóvenes. Uno de ellos era Moshé Dayan. El otro, el
joven secretario del Kibbutz Alumot, nuestro querido Shimon. Así se inició la
carrera política de este prócer israelí, primer ministro ( 1984-1986), Ministro
de RREE responsable de los acuerdos de Oslo de 1993 con la OLP, ganador del
Premio Nóbel por dicha circunstancia y actualmente presidente de Israel. Sonia
fue siempre su fiel esposa durante 65 años. Falleció mientras dormía en su casa
particular de Tel Aviv, de la cual no se alejó para acompañar a Péres a
Jerusalém cuando el antedicho accedió a la Presidencia.
Las noticias internacionales expresaron las siguientes condolencias.
Benjamín Netanyahu: “En su vida tranquila y modesta, Sonia representó su buen
corazón y se convirtió en un símbolo y un ejemplo de modestia y amor al hombre”.
Ehud Barak: Sonia era una mujer muy especial constituyendo la personificación de
la modestia, la sencillez y la bondad.
Que su recuerdo sea eterno.

[1] Aldea judía.
[2] Principal organización armada clandestina judía en Palestina.
[3] Mar de Galilea.
[4] Miembro de un Kibbutz.
[5] Partido laborista israelí. Fuente: Mi Lucha por la Paz, Shimon Pérez, 1994,
Editorial Prensa Ibérica.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLibro: “Cabrona y Millonaria”, de Adina Chelminsky
Artículo siguienteLa hija del dueño de la funeraria
Nací en Montevideo en 1967. Egresé de la Universidad de la República en 1992 con el título de Doctor en Derecho y Ciencias Sociales.Soy docente universitario en la cátedra de derecho comercial en la Universidad Católica y en la Universidad de la República, en las carreras de contador público y administración de empresas.Desde el 2008 soy columnista de Mensuario Identidad.