Etiqueto a todo el mundo.

-Mucha gente hablando de la desde el punto de vista más depresivo que hay. La es algo más que la carencia de sufrimientos. La no es ni tener algo deseado ni tener lo mínimo indispensable. La tampoco es no tener los sufrimientos que tienen otros y compararse con lo malo.
Entendamos que la es tan hermosa que no existe ni siquiera la posibilidad de compararla con algo malo, así como tampoco puede ser tener algo muy mínimo, ni siquiera tener algo hermoso porque entonces sería que depende de algo más. Y si ese algo más algún día dejara de ser o estar, al ser que la depende de eso, entonces dejaríamos de ser felices. Eso que equivocadamente le llaman no es más que un momento de alegría. Incluso tener a la mejor mamá y la mejor abuela, eso es alegría máxima, pero no puede ser ya que la no puede ser algo que dependa de otra cosa.

- ¿Entonces qué es la felicidad?

La es la experiencia, es lo vivido, es lo aprendido, son los conocimientos, es el pasado. Siempre es algo que ya pasó y gracias a eso ahora lo tienes y nada ni nadie te lo puede quitar. La no es algo que pueda ser quitado ni algo que pueda venir. La es la vida que has tenido.

- ¿Entonces no es posible ser feliz en el presente o en el futuro?

Claro que sí. Es posible cunado aplicas tus experiencias y vives la vida sabiendo dónde pisar. Eso, nada ni nadie te lo puede quitar.

- ¿Y si mi pasado fue amargo y salado, entonces mi no existe?

- Al contrario. Tu pasado hizo que tu presente y tu futuro sea aún más dulce, porque gracias a aquel pasado, has aprendido a pisar, a sentarte, caminar, incluso correr mejor que alguien muy especial.

- ¿Con quién me estás comparando?

- Contigo mismo. Con ese "tú" que fuiste y en tus manos está dejarlo atrás sin desechar las experiencias que te darán más impulso.

- ¿Entonces soy muy feliz?

- Seguro, no lo dudes. No lo sabías, pero eres feliz.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPresidente Sebastián Piñera asiste a Tefilá por Chile ofrecida por la CHCH
Artículo siguienteLos judíos de Islandia superan los impuestos eclesiásticos y la prohibición de la circuncisión.
Mi nombre es Gabriel Zaed y escribo bajo el seudónimo de Rob Dagán. Mi pasión por la escritura es una consecuencia del ensordecedor barullo existente en mis pensamientos. Ellos se amainan un poco cuando son expresados en tinta, en un escrito. Más importante es expresarse que ser escuchado o leído, ya que la libertad no radica en hablar, sino en ser libre para pensar, analizar.