Diario Judío México - La Posta Turka publiko en 2008dos timbres en onor de dos diplomatos Turkos ke salvaron Djudios.

El primero es el timbro de 60 yeni kuruş, kon la fotografia de Selahattin Ülkümen ke fue Konsul Jeneral de Turkia en Rodes.

Nasido en Antakya 1914, el fue nombrado a Rodes en 1943. En 19 de Djulio 1944, kando vido ke los almanes ordenaron a los djuios de konsentrarsen en un lugar, n vista de sus deportasion, el se fue onde el jeneral alman Von Kleeman, i insistio ke los djudios sivdadinos turkos sean liberados, inkluyendo en su lista maridos i mujeres de sivdadinos turkos i tambien djudios de teritorios del Imperio Otomano. El deklaro, ke “si los djudios turkos no son liberados imediatamente, se produseria un insidente internasional”.

Von Kleeman se vido obligado de akseptar. Para ke los almanes no se arepientan, Ülkümen areglo ke los djudios en su lista sean yevados kon chikas naves a Marrmaris, en Turkia.

La kaza de Ülkümen en Rodas fue bombardeada por los Almanes, i su mujer, Mihrimissa Hanum, ke estava prenyada murio de sus feridas, despues de dar luz a su ijiko, Mehmet.

Mehmet, ke fue mas tadre un gran diplomao turko, demando a su padre, si valia la pena salvar a los djudios, metiendo en peligro a su propia vida i la de su famiya. Su padre respondio ” lo izi sigun la ley del Islam, para salvar umanos i yo se ke tu madre fue muy de akordo kon lo ke izi. Ay un refran turko ke dize “…si azes una koza buena i la echas a la mar – si los pishkados no lo entienden, Dio va entenderlo. ”

Selahattin Ülkümen resivio el nombramiento de “Djusto de las Nasiones” de Yad Vashem en 1989. El murio el 3 de Djulio 2003.

El timbro de 80 yeni kuruş onora a Necdet Kent ke nasio en 1911 i fue vise konsul de Turkia en Marsilia entre 1941-1944. En la epoka de la II Gerra Mundiala, kuando los almanes empesaron a deportar los djudios de Fransia, el dio dokumentos sertifikando la suditansa turka de djudios turkos ansi ke djudios orijinarios del eks-Imperio Otomano (Bulgaria, Serbia, Gresia).

Kuando supo ke malgrado esto, los almanes yevaron a estos djudios a la estasion de treno “Saint Charles”, para mandarlos a los kampos de eksterminasion, el fue a la estasion i demando la liberasion de sus sivdadinos i kuando la Gestapo refuzo, el suvio al tren afirmando ke no abashara si eyos no vienen kon el. En la proksima estasion, los almanes lo asperavan para konvenserlo de tornar a Marsilia ma el refuzo de muevo de abashar del tren sin sus sivdadinos. En fin de kuento los almanes akseptaron su demanda. Todos los djudios kon pasaportos turkos abasharon i retornaron salvos a sus kazas.

Kent resivio rekonosimiento de Yad Vashem. Despues fue konsul en New York i embasador en Tailandia, India, Suedia i Polonia. Kuando se retiro de sus funksiones disho “Lo ke izi es lo ke yo devia azer.”

Necdet Kent murio a la edad de 91 anyo, en 2002.

Aki kale notar, para el konosimiento de los istoriadores, ke esta aktitud de los konsules turkos es una kontinuasion de la tradision de salvasion de djudios por los turkos. Sitaremos unos akontesimientos istorikos ke lo provan.

  1. La akojida ke Bayazit II dio a los refujiados djudios ekspulsados de la Peninsula Iberika en 1492 i 1497 es inolvidable.
  2. Intervension turka, en 1555, kuando el Papa Pablo IV dio orden de kondenar a “Auto de Fe” a los konversos en Ancona ke avian tornado al djudaizmo. Las naves de gerra turkas amenazaron de interveni,r despues ke 25 djudios avian sido kemados en la ogera, i ansina fueron salvados sienes de djudios mas, grasias a la intervension turka basho Suleiman en Manyifiko.
  3. Kuando la emperadora de Austria, Maria Teresa, desidio en 1780 de ekspulsar a los djudios de Viena, eya resivio una letra del sultan Abdul Hamid I deklarando ke si eya ekspulsa a los djudios, el kere resivirlos en Turkia i ke todos los gastes del viaje serian pagados por el Tezoro Otomano. En fin de kuento i despues de esta letra, Maria Teresa no arondjo a los djudios de Viena.

Esperamos ke estos echos de amistad i umanidad entre djudios i turkos duraran munchos anyos mas.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.