Diario Judío México - ¡Buenos días, AIPAC!

Siempre es bueno estar aquí, pero como le dije ayer al presidente Trump, es especialmente grandioso estar en la Capital de Estados Unidos ahora que ha reconocido a como la Capital de . Gracias, presidente Trump, por esa histórica decisión. Gracias por anunciar otra decisión: trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a este día de la independencia.

Y el primer embajador que tuvo el honor de trabajar desde esa embajada en es un gran embajador estadounidense, David Friedman. David, gracias por el excelente trabajo que estás haciendo. ¿Sabes quién más está haciendo un trabajo excelente? ¡Embajador de en Washington, Ron Dermer! ¡Ponte de pie, Ron! Gracias por el excelente trabajo que estás haciendo. [Aplausos]

Quiero agradecer a Mort Fridman, Lillian Pinkus. Lillian, no tienes que recordarles cuánto tiempo estamos juntos.

Howard Kohr, el núcleo atómico de AIPAC. A todos en AIPAC, quiero agradecer a todos ustedes por el trabajo que están haciendo para fortalecer la notable alianza entre nuestros dos países. Gracias.

Quiero agradecer a los ministros y representantes israelíes aquí en los Estados Unidos y en la ONU, los muchos miembros del Congreso y los ex líderes de países que están aquí. En particular, quiero agradecer a mi amigo, un gran defensor de , el ex primer ministro de Canadá, Steven Harper. Steven, ponte de pie por favor. [Aplausos]

Steven, nunca olvidamos a nuestros amigos y tú has sido un gran amigo y aún lo eres. Y finalmente, quiero agradecer a los cuatro mil estudiantes que están hoy aquí con nosotros, ¡cuatro mil! Gracias por dejar la clase para estar aquí. Si alguno de ustedes necesita una nota, pueden verme más tarde: hay una fila que se forma afuera.

Ahora, lo que puedo ver es esto: está oscuro pero puedo ver algo. ¡Puedo ver que la audiencia en este salón cada año se está haciendo cada vez más grande! ¡Dieciocho mil valientes! ¡Quiero verlos a todos ustedes y no puedo! No quiero estar detrás de este podio. ¿Está bien? ¡Qué más da, soy el primer ministro! ¡Sí, genial! ¡Qué bueno verte! ¡Gracias! Me pondré allí, ¡no te preocupes! [Netanyahu deja el podio y camina acercándose a los asistentes]

Así que hoy, quiero preguntarte: ¿recuerdas esa gran película de Clint Eastwood “Lo bueno, lo malo y lo feo”? ¡Bien, quiero hablar sobre lo bueno, lo malo y lo hermoso! Lo bueno y todas las cosas buenas que estamos haciendo en están ayudando a hacer del mundo un lugar mejor.