Diario Judío México - El canal Encuentro, perteneciente al Ministerio de Educación de la , estrenó su reciente producción titulada ‘Sara Rus. Tengo que contar’, una miniserie en la que se narra la historia de una sobreviviente del campo de concentración de que se convirtió en Madre de Plaza de Mayo ante la búsqueda de su hijo Daniel, uno de los científicos desaparecidos en la Comisión Nacional de Energía Atómica durante la última dictadura cívico-militar del país que la recibió luego de vivir a la tragedia de la Shoá.

La serie, compuesta de 4 capítulos, es un relato en primera persona de esta sobreviviente del odio nazi que, luego de ingresar a la donde reconstruyó sus esperanzas ante tanta tragedia y conformar una familia, volvió a ser golpeada por el odio de la última dictadura.

Ante este cuadro, en lugar de paralizarse, Sara volvió a tomar el destino en sus manos enfrentando la situación en búsqueda de su hijo, acompañada por su esposo, Bernardo, su madre -ambos también - y su otra hija, Natalia junto a su marido, José.

El programa propone un relato en primera persona, una historia de vida que rescata de la tragedia valores positivos como la fuerza del amor maternal y la lucha por la vida misma.

Los capítulos dividen en cuatro etapas la vida de Sara: Su infancia hasta el ingreso forzado al Gueto de Lodz (Polonia); su paso por -Birkenau, junto a su madre, hasta la liberación; la búsqueda de su novio y futuro esposo, Bernardo, hasta su llegada a la y la conformación familiar hasta la desaparición de Daniel.

El cuarto capítulo relata la búsqueda incansable de su hijo, su constitución como Madre de Plaza de Mayo -Línea Fundadora- y su decisión de comenzar a narrar su historia como un paradigma celebratorio de la esperanza a pesar de tanta tragedia.

La vida de Sara está retratada como un modelo de lucha y dignidad y los documentales resaltan la esperanza humana que logra sobreponerse a la violencia, al odio racial del nazismo, al antisemitismo y a la intolerancia política de la convulsionada de la década del ´70.

Los consideran que existe un décimo primer mandamiento: “sobrevivirás y contarás”, y Sara Rus hace honor a ese mandato silencioso e inexorable para quienes están convencidos de tomar semejante misión de responsabilidad humana sobre sus espaldas.

Su búsqueda y tarea incansable ante tanta muerte e injusticia fue reconocida en el año 2008 con la entrega del Premio Azucena Villaflor a los Derechos Humanos.

‘Sara Rus. Tengo que contar’ puede verse y bajarse -sus cuatro capítulos- de Internet desde la página web del Canal Encuentro ya que está considerado como un programa educativo cuya finalidad es la difusión de la problemática de la Shoá, y pueden proyectarse sin fines de lucro con ese objetivo.

Las personas e instituciones pueden hacerlo libremente desde:
http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=122407

El equipo base de la producción estuvo compuesto por Guillermo Lipis, idea, investigación y coguionista; Eduardo Feller, dirección; Ariel Zak, coguionista e investigación y Federico Posternak, producción general.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorBrasil 2014: Grupo F: Argentina, Bosnia, Irán, Nigeria
Artículo siguiente¡¡IUPI!! ¡Conseguí trabajo!
Guillermo Lipis es periodista desde 1982 y se desempeñó en medios gráficos como El Porteño, Nueva Sión (del que fue director entre 2000 y 2008), Página/12 y el suplemento Enfoques del diario La Nación.En campañas de bien público, integró el equipo de producción que produjo propagandas conmemorativas del atentado a la AMIA y se desempeñó como Director Nacional de Prensa del Campeonato Mundial de Vóleibol disputado en la Argentina entre septiembre y octubre de 2002.En el 2004 fue consultor de la Oficina Anticorrupción (O.A.), del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a instancias del Banco Mundial.Entre 2005 y febrero de 2006, reorganizó la Oficina de Prensa y Comunicaciones de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación.En el ámbito de la investigación periodística editó, por Ediciones del Nuevo Extremo, su libro ‘Zikarón-Memoria. Judíos y militares bajo el terror del Plan Cóndor', auspiciado por la AMIA y la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos de la Argentina, y declarado de interés cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación.En la Semana de la Memoria del 2011, ‘Zikarón-Memoria…' fue declarado de Interés Legislativo por el Senado de la provincia de Corrientes.En mayo del mismo año el libro fue lanzado en Israel con una presentación realizada en ‘The S. Daniel Abraham Center for International and Regional Studies, Sourasky Professor of Latin American and Spanish History' de la Universidad de Tel Aviv, organizada por su director, Raanan Rein.Actualmente se desempeña como editor en la Mesa de Edición central de la agencia nacional de noticias Télam, con el cargo de prosecretario de redacción.