Conforme pasa el tiempo la crisis económica global se acentúa; un gran número de países han mostrado declinación de su PIB desde el último trimestre del 2008, no obstante de que la cifra de su crecimiento para ese año económico fue positiva, es el caso especifico de EUA, que de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI) registró un avance de 1.1% el año pasado, empero con una declinación de alrededor de 5.0% en los últimos tres meses del mismo. El impacto del retroceso se dio en particular en su sector industrial que experimentó una declinación de 8.0%, la peor cifra en 34 años; las mayores caídas se observaron en el rubro de la construcción y en el de las manufacturas, 14.0% y 9.0%, en cada caso.

La interconexión de los mercados a nivel mundial ha facilitado la propagación de la crisis; EUA ha sido el parte aguas de la misma a partir de la quiebra de Lehman Brothers y la nacionalización de AIG a mediados de septiembre pasado. En este contexto, China, la de mayor expansión en el mundo, también se ha visto afectada; el año pasado su actividad productiva creció 9.0%, comparado con 13.0% en el 2007; destacó que su adelanto perdió vigor en el último trimestre cuando su PIB sólo se incrementó 6.8%; la tasa de avance del 2008 fue la menor en los últimos 6 años.

El FMI ha indicado que las economías avanzadas están manifestando la más profunda recesión de los últimos 60 años. Se estima que a nivel global las pérdidas acumuladas en el 2008 sumaron entre 30 y 60 trillones de dólares; asimismo sobresale la descapitalización de las Bolsas de Valores que han perdido 30 trillones de dólares, "más que el PIB de EUA Y Europa juntos".

La intervención de los gobiernos y las acciones que han tomado los Bancos Centrales para reducir las tasas de interés con el propósito de bajar el costo del dinero y aumentar la liquides, no han logrado reanudar los créditos. En general se considera que la política monetaria "ha dado todo lo que tenía que dar"; en este ámbito, prácticamente no hay margen de maniobra, de la política monetaria, de aquí que los esfuerzos se desplacen a la fiscal para estimular la demanda agregada; los estímulos que se requieren gastos en infraestructura, programas de empleo temporal y recortes de impuestos.

El plan de rescate del presidente de EUA, Barack Obahama, por más de 800,000 millones de dólares, adicionales a los 700,000 millones que el Congreso de esa nación aprobó al ex presidente Bush, destinará alrededor de 275, 000 millones a recortes impositivos y 550,000 millones en incentivos de gasto. No se espera que el impacto de los recursos que se autoricen se dé en el corto plazo por que la liberación de los mismo podría tardar y reflejarse hacia finales del 2009. Por otra parte, la implementación de este tipo de medidas incidirá en un aumento del déficit fiscal de EUA que podría alcanzar hasta 9.0% del PIB, "lo que nunca se ha visto en tiempos de paz". El FMI y la Congressional Budget Office resaltan la necesidad de "regresar tan pronto como sea posible a un marco fiscal que incluya un compromiso a las finanzas públicas sostenible, resaltando el hecho que muchas medidas temporales de gasto suelen convertirse en permanentes".

En este marco, existe conciencia de que la actual crisis durará "muchos trimestres"; los gobiernos necesitan actuar agresivamente para reducir la posibilidad de que se enfrente otra "Gran Depresión". Ante la incertidumbre prevalente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha expresado "que es imposible garantizar que la recuperación de la mundial se de hacia el 2010 y ni siquiera para el 2011".

Por otro lado, el descenso en la demanda ha provocado la baja de los precios en el mundo; en EUA el incremento de precios al consumidor fue de solo 0.1% en el 2008, la menor alza desde 1954. La firma Merril Lynch ha expresado que el proceso deflacionario que se observa en EUA tomará varios años revertirlo; las presiones a la baja de los precios se están acumulando y extendiendo a otros países; Banamex ha indicado que existe el riesgo de una deflación en EUA en el 2009; los precios podrían declinar 0.4% este año. La deflación contribuye a profundizar el descenso de la demanda y a ensanchar el desempleo; en EUA la desocupación significó la pérdida de 2.6 millones de plazas en el 2008; casi 2 millones se perdieron en los últimos 4 meses del año. La tasa de desocupación en EUA llegó en el 2008 a 7.2% de la población económicamente activa, el mayor nivel desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

En un entorno globalizado en crisis se precisa de políticas de acción concertadas y coherentes entre todos los países a fin de contrarrestar el descenso de la actividad productiva y la falta de confianza.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos países progresan a pesar de sus gobiernos
Artículo siguienteLa osteoartritis

De nacionalidad mexicana, estudió Economía en el ITAM, logrando además una maestría en la Universidad Hebrea de Jerusalem y diplomados en el Instituto Español de Turismo así como en el Británico. También ha realizado estudios sobre comercio internacional en Holanda.

Pertenece y es reconocido por varios institutos y universidades importantes de México y el extranjero y su incursión en las letras inició en temas económicos y finanzas en el periódico Financiero y la revista ANIERM. Por muchos años ha sido colaborador de "Foro" y asesor de varias compañías. Sobre las materias que domina, sigue dando conferencias en planteles y universidades.