Para un país que por casi treinta años ha sido gobernado de manera vertical por una misma persona, la perspectiva de la desaparición de dicho máximo líder no puede sino generar un escenario marcado por la incertidumbre. Tal es el caso de Egipto, el país árabe más poblado y cuyos 80 millones de habitantes, la mayoría de ellos jóvenes, nunca han vivido bajo otra presidencia que la del octogenario Hosni Mubárak, quien asumió el poder en 1981 al sustituir a Anwar el Sadat tras el asesinato de éste. Y es que cada vez se filtra más información de que Mubárak se encuentra gravemente enfermo de un mal que podría quitarle la vida en un lapso relativamente corto. Corren rumores de que su reciente estancia en París en visita supuestamente oficial, se debió más que a otra cosa, a la necesidad de someterse a atención médica especializada en el mismo hospital de alto prestigio donde se atendió y finalmente murió Yasser Arafat en 2004.

Todo indica que el vacío de poder que se crearía con la desaparición de Mubárak podría generar turbulencias políticas en la medida en que no hay claridad aún sobre la sucesión. Si bien el propio Mubárak ha maniobrado desde tiempo atrás para que Gamal, el menor de sus dos hijos, sea quien tome la estafeta, no hay seguridad de que tal relevo se produzca debido a la resistencia de ciertos sectores y fuerzas sociales que aspiran a cambios sustantivos en el status quo. Gamal tiene 47 años de edad, es graduado en negocios por la Universidad Americana de El Cairo, se ha mostrado abierto a cambios liberalizadores en la economía y se ha colocado adecuadamente en los círculos políticos, financieros y militares del país.

Sin embargo hay dos figuras más que se perfilan como candidatos capaces de disputarle a Gamal Mubárak la presidencia. En vista de que independientemente de la salud del actual presidente están programadas elecciones para el 2011, ha cobrado fuerza creciente el Nobel de la Paz y ex director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Mohamed El-Baradei. Éste no ha oficializado aún su candidatura pero tiene ya miles de adherentes a pesar de los bloqueos desplegados por el régimen hacia él. El-Baradei concentra actualmente los anhelos de cambio de muchos egipcios que lo vislumbran como alguien con capacidad de romper con los vicios generados por la larga estancia de Mubárak en la silla presidencial.

El otro personaje que también podría ser un contrincante serio de Mubárak hijo es Omar Suleimán, director de los servicios de inteligencia egipcios y miembro destacado de la cúpula gubernamental. No obstante, Suleimán tiene en contra su edad, ya que con 75 años a cuestas, constituye una opción poco atractiva entre la población general donde más del 50% es menor a 35 años.

Se abre así un panorama bastante incierto para este país que carga con problemas internos de gran envergadura. Su economía padece graves problemas entre los cuales destaca la alta tasa de desempleo –que es de 20%-, una inflación galopante que incluso provocó en 2008 violentos disturbios por el alza en los precios de alimentos, y un preocupante nivel de corrupción que ha provocado que la brecha social entre un puñado de ricos y una mayoría en pobreza extrema, siga ensanchándose. En este contexto sigue llevando agua a su molino el segmento radical islamista local representado por la Hermandad Musulmana la cual no tiene posibilidades de alcanzar mayor poder por la vía electoral, pero posee sin embargo la capacidad de promover caos por medio de su activismo aliado a organizaciones radicales similares como Hezbolá y Hamas. Y no cabe duda que el desenlace que tenga la desaparición de Mubárak será determinante para el futuro regional, en tanto Egipto juega un papel central en el desarrollo de los diversos conflictos que aquejan al Oriente Medio, incluido no sólo el palestino-israelí, sino también el representado por las ambiciones de Irán por hacerse de un arsenal nuclear.

FuenteExcélsior

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Qué beneficios me da estar en Vida Sana?
Artículo siguienteCoro juvenil israelí árabe por la paz
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.