Esta semana que se celebra el Día Mundial del Agua, me ha hecho recordar en los diferentes foros, y publicaciones que he hablado de lo importante que es el esfuerzo multisectorial para realmente avanzar en la agenda climática; sin embargo, en el caso de la hídrica es indispensable, debido a que lleva al máximo la organización de capacidades de las sociedades para lograr un manejo exitoso, e integral de sus recursos, y servicios hídricos para cubrir las necesidades de cada una de las dimensiones que abarca.

En este sentido, el tener hídrica representa la capacidad de proporcionar de manera sostenible en suficiente cantidad, y calidad para satisfacer las necesidades agrícolas, industriales, para sus habitantes. En paralelo, es fundamental preservar la integridad de los sistemas ambientales que son la fuente natural del agua.

Es bien sabido que el es vital para la vida misma, y fundamental para el crecimiento económico sostenible. Garantizar su acceso, y saneamiento para todos es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible “ODS” de las Naciones Unidas, y resulta crítico y forzoso lograrlo para cumplir con todos los demás ODS.

Según el Foro Económico Mundial la falta de hídrica es uno de los mayores riesgos para la prosperidad global. El consumo de se ha duplicado cada 20 años, y para el 2025 al menos dos tercios de la población mundial vivirá en zonas con estrés hídrico. Por lo tanto, la hídrica juega un papel integral en diferentes ámbitos de nuestra vida diaria.

Los datos de la FAO indican que la agricultura en 2050 deberá producir casi un 50% más de alimentos, y biocombustibles que hace 10 años. También marcan que habrá un mayor porcentaje de sequías que afectarán a los pequeños agricultores que producen aproximadamente el 60% de la producción agrícola mundial. Datos de la OCDE señalan que para 2050 se prevé que las extracciones mundiales de aumentarán en un 55%.

En este sentido, la intensidad de la amenaza, y la gravedad de su impacto en los grupos de interés podrían tener un efecto de realmente alinear a todos los sectores, pero la clave es como unir de manera sostenible los esfuerzos para organizar una acción colectiva, por lo que existe una posibilidad clara de que los riesgos, y las oportunidades provoquen que esto se logre.

La acción colectiva entre los sectores es la clave para resolver problemas a nivel de la cuenca hidrológica; precisamente, la raíz del problema, y para resolver problemas a nivel de la cuenca es esencial comprender los riesgos, así como las condiciones actuales, y futuras. Una vez que se conocen los riesgos, la priorización, la alineación y un trabajo multisectorial son esenciales para asegurar la hídrica. Un claro ejemplo de cómo organizar estos esfuerzos entre sectores clave son los Fondos de Agua* que he tenido la oportunidad durante los años presenciar sus avances, y grandes resultados e impacto positivo en América Latina.

El beneficio real a nivel de la cuenca hidrológica, y su mismo análisis científico debe guiar las decisiones de inversión. Por lo general, las compañías se enfocan en la conservación del dentro de sus propias instalaciones; lo cual, es de vital importancia, pero se puede incrementar de manera importante su beneficio, si también se trabaja en la cuenca donde se ubica la empresa. Por ello, las organizaciones deben considerar actividades a nivel de cuenca en alianza con los sectores clave para determinar si otros tipos de inversiones aumentan la de disponibilidad, y acceso del para todos.

*Para mayor información sobre los fondos de puedes consultar la Alianza Latinoamericana de Fondos De Agua:
https://www.fondosdeagua.org/es/los-fondos-de-agua/mapa-de-los-fondos-de-agua/

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPreparándonos para este Pesaj 2021: Rabino Abraham Tobal
Artículo siguienteIsrael comenzó a producir el spray nasal capaz de combatir el covid en un 99%
Francisco Suárez estudió la carrera de Contador Público (1994) en la Universidad Autónoma de Baja California, en donde también concluyó la Maestría en Administración en CETYS (1999) y el Doctorado en Administración con Concentración en Administración Estratégica (2013). Comenzó su carrera profesional en diferentes empresas del ramo deportivo, turístico y de manufactura. Su trayectoria en FEMSA empezó en 1996 en donde desempeñó diversos puestos ejecutivos dentro de la División de FEMSA Empaque. Entre 2006 y 2011 fue Gerente de la Oficina de Presidencia FEMSA y Dirección General. En 2011 es promovido a Director de Sostenibilidad FEMSA y en 2014 amplió sus responsabilidades con la posición de Director de Asuntos Corporativos de Coca Cola FEMSA. De 2016 a 2020 fungió como Director de Nuevos Negocios y a partir de mayo 2020 coordina la Dirección de General de AdeS para América Latina. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. Además, es consejero de diferentes organizaciones como: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C., California Institute of Advanced Management (CIAM) en Los Ángeles, California, E.U.A., Mom’s Target Media, Tesorero del Patronato Nacional de Aldeas S.O.S. México y Consejero Nacional de Enactus México. También fue consejero Alterno del ABAC (APEC Business Advisory Council), Consejo Consultivo Empresarial del APEC (Asia Pacific Economic Cooperation); y miembro de la Agenda Global para el Futuro de las Industrias de Consumo del Foro Económico Mundial “WEF”. Forma parte del Consejo Editorial de Mundo Ejecutivo y la Revista Ganar-Ganar. Además de ser columnista regular sobre temas de sostenibilidad y editorialista de periódicos como El Vigía (Baja California), El Capitalino, Diario Judío, Mundo Ejecutivo y revistas Ganar-Ganar y Universo Capital Humano.