¿Qué pasa con el coronavirus?

¿Por qué tanta confusión?

¿Por qué aún ahora, NO tiene forma de diagnosticarlo?

Si leyó bien, no hay kits de diagnóstico en y las teorías al respecto son de todos los colores:

Los Evangelistas:

Como usted seguramente sabe los evangelistas creen que la “ruptura” (el regreso del Mesías) está a punto de suceder.  Que una vez que los judíos (bueno ya lo rebajaron a ”la mayoría” de los judíos) se reúnan en Israel; una vez que el cercano Oriente estalle en llamas, que el mundo viva días de confusión llegará una epidemia que arrasará con “los malos” (¿!?) y todo esto creará las condiciones necesarias para que el Mesías se reaparezca, (a las 3 de la mañana será la aparición y quienes lo reconozcan se salvados al paraíso y los que no, se quedarán acá, entre pandemias y guerras).

¿Y qué tiene esto que ver con que no haya kits de diagnóstico?

Bueno pues resulta que Trump es considerado “el Rey Ciro” de la actualidad, el hombre que con sus decisiones provocará/facilitará las condiciones necesarias para la llegada del Mesías y por lo tanto, el líder a defender a capa y espada para que siga ‘reinando’ hasta que llegue el otro reino, el de la ruptura.

¿Y eso qué?

Bueno, pues resulta que el portavoz de estos evangélicos y la liga entre ellos, la Casa Blanca y Dios, es Mike Pence, el vicepresidente, el mismo que, cuando era gobernador detuvo la distribución de medicamentos de sida entre la población porque servían para “beneficiar a pecadores” y él no se iba a prestar a eso.

Curiosamente, nótese que el mismo Pence, especialista en evitar la distribución de medicamentos es nombrado coordinador del equipo para el tratamiento del virus, el mismo que de extenderse ayudará, apresurará, facilitará la llegada de ese Mesías al que Pence espera desde hace años, y como resultado los comunicados son todos para informar que “aquí no pasa nada”, “que la industria media estadounidense es invencible y la mejor del mundo” y que todo “está bajo control” hasta que, claro, resulta que no es así.

¿Pero de verdad no es así?

Estantes vacíos en supermercados de Nueva York.

Los demócratas:

Y entonces aparece la segunda hipótesis de conspiración, creada por Trump y diseminada por Fox News que afirma que todo esto del virus es una conspiración demócrata para hacer quedar mal a Trump y ganarle en las elecciones

Y la verdad sea dicha, si resulta que se desata una pandemia por culpa de la inactividad del gobierno de Trump, este va a perder las elecciones. Peor aún, los primeros estados en declarar estados de emergencia son los dirigidos por demócratas: Nueva York y California con El gobernador De Blasio agregando que esta es una crisis que durará meses (hasta las elecciones??) donde morirán miles y miles (¿?) mientras en California y otros estados se suspenden a diestra y siniestra con un enorme costo a la economía y un mínimo de rigor científico porque NADIE en dice nada más que repetir lo que dicen las “autoridades oficiales” que de por si, siempre han sido unas mentirosas y ahora lo están siendo así, tanto hacia la derecha como a la izquierda creando así un vacío de información que se muestra tangiblemente en la reacción del público.

El papel de baño:

Es tal la desinformación -y un poco la estupidez humana- que los norteamericanos se preocuparon primero por dejar de tomar cerveza “Corona” (es en serio así está pasando) creyendo quizás que hay una relación entre la cerveza y el virus dado que ambos tienen el mismo apellido (¿?).

Por si esto no fuera suficiente, la población se lanzó a vaciar las bodegas de Costco y Walmart entre muchas otras, primero para comprar agua (quizás se entiende ante el temor evangelista de que los manantiales estarán contaminados –(¿recuerdan Egipto?) y luego a arrasar con papel de baño.

¿Papel de baño?  ¿Qué no saben que el virus entra por contacto con las manos cuando estas tocas los oídos, ojos, nariz y boca?  (bueno quizás podría funcionar por el otro extremo también, aunque no he podido hallar ningún estudio que lo compruebe o deseche).

¿Quizás usarán el papel para forrarse las manos?  No porque se rompe fácilmente y no sirve.  ¿Entonces para que tanto papel?

¿Habrá alguna profecía al respecto?

¿Saben las masas algo que los demás no sabemos?

¿Habrá algún secreto envuelto en las tiras de papel?

Yo no lo sé, pero si usted es de los que corrieron a comprar rollos y rollos de papel y me quiere escribir explicándome porque lo hizo se lo agradeceré profundamente.

Y luego, ¿qué pasa con el virus?

Bueno, básicamente, en la paranoia es que nadie sabe cuántos enfermos hay, ni cuantos más habrá, y aunque Trump lo decrete no hay -ni habrá- vacuna, ni cura, más que ayuda de respiración y descanso y no habrá kit de diagnóstico.

Estantes vacíos en supermercados de Nueva York.

¿Por qué?

Bueno primero porque si América (o sea EUA) tiene la mejor industria médica del mundo no puede venir a decir ahora qué tiene que importar los kits que se usan por cientos de miles en Corea y otros países menos aún, si estos kits fueron desarrollados en Senegal (si un país al que Trump llamo “shithole country” - o sea país de mierda- que además, como usted sabe, está en África, habitado por negros (negros negrísimos) que crearon esta vacuna en el instituto Pasteur (francés) lo que implicaría traer kits de diagnóstico de un país de mierda, creado por negros y franceses para detectar una enfermedad enviada por Dios para apresurar la llegada del Mesías.

En resumen, ningún blanco que se autorrespete puede permitir la imagen de un país africano a través de un embajador negro entregando kits para salvar a la población del país que tiene “la mejor industria médica del mundo”

Toda esta postura política tiene por lo tanto detenido el proceso de diagnóstico.

¿Y cómo es que yo lo sé y los no lo saben?

Bueno con riesgo de ser abucheado por todos debo reconocer que entre Pence y Biden y hasta entre Trump y Obama, entre y republicanos no hay muchas diferencias de fondo. Si, si hay muchas diferencias de estilo, de tono, de lo que dicen o promueven, de presencia, pero políticamente, como hispano, cuesta trabajo ver la diferencia entre lo que hizo uno y lo que hace el otro.

No nos idénticos, pero al final del día responden a intereses similares que permiten ciertas modificaciones hacia la derecha o la izquierda siempre que no afecte sus intereses y ahí es donde se acaba la flexibilidad.

¿Cuánto le podría costar a un demócrata ir a Senegal con todos los viajes que se ‘roban’ del presupuesto?

¿Cuánto les costaría llamar al embajador coreano y preguntarle cómo es que ellos tienen miles de kits y aquí no hay ninguno?

Es más ya me dijeron que en México hay muchos (no los usen y si los usan no le avisen a Trump porque capaz que este decide que el virus va a venir desde México y cierra la frontera un mes con lo que de verdad desquiciaría la economía del país innecesariamente porque el virus se está yendo de acá (de Estados unidos) para allá pero mejor no le muevan y volvamos a la lógica.

¿Porque los no localizan los kits y los traen a Estados Unidos?

Tienen miedo de quedar fuera de la pichada y del enorme reparto de dinero que van a hacer estos días ambos partidos para beneficio de sus dirigentes (perdón, quise decir de la población en general menos de la que  verdad lo necesita COMO SIEMPRE SUCEDE EN ESTOS CASOS)

Así que si usted sabe porque los no hacen nada, avíseme para informárselo a todos.

Y entonces:

Bueno, si no va a haber kits o para cuando los haya ya será obvio que todos tenemos, tuvimos, tendremos el virus, que -ojalá- pocos mueran por su culpa y resulte que no era tan grave como quisieron hacerlo ver y que nuestros sistemas inmunes ya están preparados para la próxima (como con los otros virus) ¿Por qué no aprovechar estas semanas (por lo menos dos semanas) de medio miedo para mejorar nuestras vidas?

¿Quizás el virus si lo mando Dios?

Pensemos un momento:

Por 15 días -por lo menos- no habrá antros, ni discos, ni escuelas, ni fiestas – o sea, el el suministro de drogas disminuirá dramáticamente- y los jóvenes tendrán, si tendrán que pasar tiempo en casa con sus papás, o papá o mamá o lo que tengan que estará trabajando desde la casa o ahí retenido para no contagiar a nadie

No podrán disfrutar de ninguna gran borrachera -aunque crean que el Bacardí mata al virus (yo aún creo que antes mata al paciente)- y tendrán que estar ahí, frente a frente a sus padres y hermanos aunque no lo quieran lo que da dos opciones:  o cada uno se esconde en el closet más cercano o en el baño (será para eso que están comprando tanto papel de baño?) o tendrán que hablar entre ellos, quizas descubrir intereses comunes, hacer actividades conjuntas (¿Juegos de mesa, rompecabezas, cocinar, aprender algo juntos? manualidades? Construir algo o decorar en la casa, o algo que les permita sobrevivir estas semanas juntos.

Si aprovechan este tiempo para hablar entre ellos, leer libros, interactuar quizás podrían crear un ambiente de camaradería, de familiaridad positivo para todos que les permita alejarse (a quienes lo sufren del alcohol y las drogas)

Imagínese si al terminar las dos o tres semanas de aislamiento surgen familias más unidas, adolescentes más conscientes, personas más preparadas, una sociedad mås informada, más de libros que de papel de baño, entonces tendremos que reconocer que el virus lo mando Dios pero no para la ruptura sino para la unidad de las familias, las comunidades y los pueblos.

¿Y los narcos?

Bueno pues los narcos pasarán dos semanas con sus abuelitas que seguramente los regañarán por malosos y ya no regresarán a sus malos hábitos. O mejor aún, dado que ni leen, ni analizan mucho las cosas quizás podríamos organizarles reuniones multicartel –(¿chin chin el que falte, el que no venga no es macho, el que no venga es el débil?, ¿el que falta pierde? ¿El que no participa es un miedoso?  Etc.) juntarlos a todos con muchos rollos de papel de baño, decirles que si se acaban el Bacardí van a matar al virus, asegurarnos que se contagien de eso y mucho más y que por arte de magia vengan sus abuelitas o ese Mesías al que todos esperamos, se lleve a los narcos y nos deje a los jóvenes -ahora familiarizados con sus familias y por lo tanto sin necesidad de consumir- para crear un nuevo país,

Si ya lo sé, ya me dio el virus y me atacó el cerebro y ni todos los rollos del papel de baño podrán salvarme, pero no se asuste, solo me quedan dos semanas más de encierro para pensar y quizás al terminar habré pasado del nivel de ignorancia y fatalidad que hoy me domina al de paz y tranquilidad en el que quisiera estar.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa comunidad toma importantes medidas de prevención en templos, Midrashim, Tebilot e otras instalaciones
Artículo siguientePurim en gran momento y en gran comunidad … Guadalajara
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com Jewishwebsite.com eastlandofficesupply.us etc. y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, creo Wordmedianetworks.com e Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia y chaptersync.com la primera plataforma para administracion y sincronizacion de contenidos en medios sociales para organizaciones no lucrativas y franquicias.