Diario Judío México - Los británicos optaron por abandonar la Unión Europea  se impusieron con un 52% de los votos en una decisión que afecta el proyecto de unidad continental forjado tras la II Guerra Mundial con la esperanza de hacer imposibles futuros conflictos.

Londres comenzará ahora complicadas negociaciones con la UE, que podrían extenderse dos años, y en las que se decidirían las condiciones de acceso al mercado único.

La decisión británica se apoyó en el tema de la inmigración lo cual parece reflejarse de igual manera en las próximas elecciones americanas. Allá son musulmanes, acá son mexicanos, en Oriental son judíos,  pero las consecuencias son similares.

La población judía en Gran Bretaña es una de las más numerosas de toda , la cual al igual que la de otros países de se ha visto incrementada después de la creciente  ola de atentados y del antisemitismo en Francia.

Pudo  más el temor que la razón. Los electores de mayor edad fueron quienes determinaron el resultado de la elección, quienes seguramente vieron amenazada su seguridad social y su acceso al empleo ante la ola de refugiados, pesando esto más que las inminentes consecuencias económicas  que a decir de los expertos es poco comparado con los efectos políticos y sociales que podría tener.

La primera consecuencia política es la renuncia de Cameron como Primer Ministro.

“No creo que sea el capitán adecuado para dirigir nuestro país hacia su siguiente destino. El pueblo se manifestó y que esa voluntad debe ser respetada”.

Siguiendo con el tren de consecuencias, Líderes populistas en Francia y en Holanda ya han pedido sus propias consultas para abandonar la UE. La líder del Frente Nacional francés Marine Le Pen declaró: “Victoria para la libertad”. El líder de extrema derecha holandés Geert Wilders dijo: “Queremos estar al cargo de nuestro propio país, de nuestro propio dinero, de nuestras propias fronteras y de nuestra propia política de inmigración”.

Otro ejemplo es que en éste referéndum, Escocia votó por el “Remain” como mayoría en todas sus urnas y a decir de los expertos, su descontento es tal que podría llamar nuevamente al plebiscito para su independencia del , como ya lo hizo en 2014.

Otro más es la situación de los habitantes del Peñón de Gibraltar, una posesión inglesa en territorio español, conformada por ciudadanos de ambos países que en su mayoría conservan su nacionalidad de origen y poseen propiedades en territorio español, principalmente en Marbella. ¿Qué va a suceder al cerrarse la frontera? ¿Cómo va a resolverse el tema migratorio? Me suena familiar con el problema de las deportaciones y separación familiar en . ¿No lo creen?

Nacionalismo, populismo, sentimientos antiinmigrantes y figuras extravagantes. Puntos en común de la campaña del virtual nominado republicano y el movimiento que logró la salida del de la Unión Europea (Brexit).

Para algunos, una pancarta que muestra “olas de inmigrantes” que amenazan con inundar el , desvelada por el controversial líder del Partido Independiente Nigel Farage, es el equivalente británico al muro en la frontera con México propuesto por Trump y toda su retórica antiinmigrante.

Y así como el magnate republicano centra su discurso en hacer que “sea grandioso de nuevo”, el Partido Independiente Británico (UKIP) busca que el salga de la Unión Europea (UE), para que pueda recuperar una posición de supremacía en .

¿En qué se parecen?

Líderes poco tradicionales

La campaña del magnate y el movimiento que está sacando a de la UE se caracterizan por tener líderes extravagantes, famosos y poco tradicionales.

Al igual que Trump, Boris Johnson, ex alcalde de Londres y miembro del parlamento británico que encabeza el movimiento por el Brexit, es conocido por su estilo irreverente y por buscar la atención de la prensa con sus comentarios incendiarios.

Adicionalmente, tanto el magnate inmobiliario como el ex alcalde han sido tildados de racistas y deshonestos por sus opositores.

Nacionalismo

Para quienes apoyaron el Brexit, lo que plantearon frente al referendo del jueves fue la defensa de la soberanía de Reino Unido. De manera similar, quienes admiran al magnate esperan que EEUU recupere su posición como indiscutible superpotencia mundial.

Seguidores

Las políticas del virtual candidato republicano y las del movimiento británico no solo son nacionalistas, también son populistas.

Las posiciones del magnate, al igual que las de los líderes del Brexit, atraen a personas de la clase trabajadora, a dueños de negocios pequeños y a empleados independientes que están buscando alternativas a la política tradicional.

Adicionalmente, tanto Trump como Johnson son apoyados en su mayoría por personas mayores y enfrentan la oposición de los jóvenes.

Discurso antiinmigrante

Tal vez el motor principal de ambas campañas es el discurso antiinmigrante. Mientras que Trump ha tildado a los inmigrantes mexicanos de “criminales” y ha pedido que se prohíba el ingreso de musulmanes a EEUU, Johnson y sus seguidores quieren controlar el flujo de refugiados venidos del Medio Oriente.

Sin embargo, una diferencia fundamental es que la retórica del republicano va dirigida en contra de inmigrantes ilegales. En cambio el debate en el Reino Unido se centra en la llegada de inmigrantes legales, es decir personas con pasaportes de la UE.

Aunque la crisis de refugiados ha intensificado la discusión, el RU está fuera de la Zona Schengen (que permite la libre circulación a través de las fronteras de ), por lo que a los refugiados no les queda fácil entrar a este país.

Según Schmidt, así como el miedo causado por la crisis de refugiados ha llevado a que los partidos de derecha crezcan en otros países de , también pudo lograr que una mayoría de los británicos votara a favor del Brexit.

¿En qué se diferencian?

Libre comercio

Mientras que el empresario apoya medidas proteccionistas, el exalcalde de Londres está a favor del libre comercio tanto con la UE como con países en el resto del mundo.

Lucha interna vs. lucha externa

Otra diferencia fundamental es que la campaña de Trump es una lucha interna contra el tradicionalismo y la “corrección política” de Washington DC.

Por el contrario, el Brexit es una reacción a lo que sus seguidores ven como una amenaza que viene de Bruselas, es decir los miembros del Parlamento Europeo.

Nuevo vs. Viejo

Además de tener motivaciones diferentes, la campaña del republicano y el movimiento británico también surgieron en momentos históricos diferentes.

Hoy en la historia judía / Israel y Alemania establecieron sus relaciones diplomáticasMientras que el magnate inició su campaña hace poco más de un año, el rechazo a la integración en Europa ha existido en el Reino Unido desde la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (precursora de la UE) en 1951.[i]

Desde entonces, el Partido Conservador ha tenido posiciones dividas sobre la entrada del Reino Unido en la UE. Cuando, el país se incorporó al bloque, surgió un fuerte movimiento de oposición y la permanencia fue sometida a referendo en 1975. En esa ocasión, los británicos eligieron permanecer en el bloque.


[i] Creada por Konrad Adenauer, primer canciller de la República Federal de que negoció con David Ben Gurión el establecimiento de las relaciones internacionales entre Federal e y el pago de una indemnización por las atrocidades cometidas por los nazis durante el . Se le considera uno de los padres de la Unión Europea.

Fotos by muffinn , BackBoris2012 and Gage Skidmore

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

2 COMENTARIOS

  1. En 2004, Aznar y Blair se pusieron al frente de un bloque de ocho o diez naciones europeas opuestas al control de la Ueo por el eje alemán y también francés (en esas mismas fechas Putin, Schröder, Chirac y la Curia romana se conchababan en defensa del baazismo iraquí); los partidarios del brexit, excepto en lo referente a la inmigración (en relación con la cual sus posiciones deberían ser policialmente perseguidas: son a Utoya lo mismo que Hb en relación con Eta: Le Pen es Otegui), no hacen mal en ser suspicaces ante el centralismo alemán (y también un poco francés) exhibido por un organismo como la Ueo, del que se supuso que debió haber sido una Comunidad Europea de Defensa (boicoteada por la estulticia legionaria extranjera de los gaullistas “gracias a” la debilidad de la IV República) y que se suponía que no debía ir más allá de ser la furrielería de la Otan; la traición del Snowden se produce al año siguiente de enterrar la Gran Coalición la investigación acerca del patrocinio de las bandas de extrema derecha (Pegida) por el “Servicio Gehlen” (Bundesnachrichtendienst) en comandita con policía, “jueces” y prensa: con las denuncias de la ex-apparatchik de la Rda (la Merkel) contra EEUU, el alineamiento Moscú-Berlín (cuando los casos Volkswagen y Andorra muestran cómo la población europea debería estar tan agradecida como enfurruscadas están sus harcas dirigentes ante el espionaje norteamericano) se vuelve ostensible y el abandono propugnado por el post-thatcherismo verbenero de Ukip extiende a toda Europa (incluido el RU) esa inminencia de rusificación a cargo del régimen suprematista ario del secretón Putin. Tres líneas de acción que exigirían un frente político atlantista más consistente a ambos lados del Océano: a) Reinos de Escocia e Irlanda, que han votado “No” al brexit, asumir responsabilidad en la dirección de Reino Unido; entrar en Londres: ultra-derecha wikinga y posiciones de “splendid isolation”, alta traición, persecución implacable; b) Partido Republicano en EEUU, limpieza interna, retorno a Fremont, LIncoln y Th. Roosevelt; Trump, a Guantánamo; c) reembridaje atlantista de la Unión Europea; Francia y Alemania, “confederaciones helvéticas”; plan Morgenthau: vanguardia industrial-militar, Polonia, Chequia; Merkel/Erdogan, alta traición; Alemania (y también Francia), sembrar patatas.

  2. los ingleses, franceses y los alemanes solo han tenido algo en comun en estos ultimos 30 años
    y seguramente fue en razon de los lideres en aquel momento ( los lideres de hoy seguramente no tienen la tolerancia ni la empatia entre sin para sentarse en una mesa de dialogo)
    previo a esto han sido enemigos unos de los otros y entre si todos, por mas de 800 años
    finalmente el sentido tribal se impuso por encima del “bien comun”
    la realidad es que Inglaterra nunca se integro totalmente porque nunca quizo que la comonwealth pasara a manos de los alemanes,,,,hoy enfrenta problemas graves como reino unido
    pues seguramente galeses, escoceses, irlandeses e ingleses tienen poco en comun excepto una reyna y una moneda,,,,por lo demas,,,,,,,,,,,algunos se identifican mas con berlin que con Londres
    supongo que ahora que los alemanes son la unica ubre que controla europa,,,no tardaran los griegos y los españoles en ser sacados por la falta de cumplimiento de sus compromisos economicos establecidos por los alemanes y con eso alemania se quedara con un bloque de
    naciones a su servicio,,,,dandole un nuevo look a su lebensraum de los años 30
    su industria se alimentara de siervos de 20 naciones que solo recibiran ayuda si se comportan,( muy a la manera de la alianza para el progreso americano de los años 60’s),,,el viejo sueño del imperio prusiano resurge 100 años despues

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTrump: la desintegración de la Unión Europea ya comenzó
Artículo siguienteLas Fuerzas de Defensa de Israel revelaron el nuevo cuartel de defensa cibernética