Diario Judío México - A nuestros padres y hermanos ,siempre en el recuerdo.
Personalmente,preferiría renunciar al habla…
Goethe

No sabrás ,morador inexperto, cuánto debes a la celda si no te das cuenta que en ella no sólo te curas de los vicios,sino que evitas enfrentarte a extraños.
CARTA DE ORO. Guillermo de Saint-Thierry

Si buscas la paz y sosiego,en ninguna parte lo hallarás mejor que en tu celda.
Tercer abecedario espiritual.
Francisco de Osuna.

Señor, os busco y me buscaís
Venerable María Jesús de Agreda.
El que se vence, vence.
Carta a Felipe IV de la monja de Agreda.

….las palabras de aquel futuro Papa -Benedicto XVI- que definía el marxismo como la vergüenza de nuestro siglo.
Vittorio Messori. POR QUÉ CREO

 

El camino judío.
El filósofo Antonio Escudero Ríos dialoga con Don Santos Palomero, sacerdote en


1. ¿Le parece contradictorio que un pueblo tan definido como el judío se haya constituido sobre unos caminos hechos al andar?

El pueblo judío es un pueblo muy definido desde su origen en el patriarca Abraham y sucesores patriarcas, Isaac y Jacob.

Su origen, parte de la obediencia de Abraham a una llamada de Dios para que saliera de su tierra, UR de los Caldeos, y fuera en busca de una tierra –Canaán que, le daría, tierra que “mana leche y miel”.

Y así fue como el pueblo judío se fue constituyendo a base de caminos, camino de UR a Canaán. Abraham camina hacia Egipto por una gran hambruna. Los hijos de Jacob caminan a Egipto por causa de otra hambruna. Jacob, con sus hijos, camina a Egipto para instalarse en Gosén, Egipto, por orden del Faraón por medio de José.

Antes, José caminó como esclavo a Egipto y por la interpretación de los sueños del Faraón, éste le constituyó su visir.

El pueblo hebreo fue un pueblo nómada, caminante, haciendo camino de su historia y ya instalado, su caminar es caminar por el camino encontrado.

Pero todavía le resta un cierto caminar para la paz completa con sus vecinos Palestinos.

NOTA: Hay algunos estudiosos de la Biblia y arqueólogos que, dicen que los Israelitas no fueron esclavos que, lograron escapar del Faraón.

Ellos fueron conquistadores que HUYERON para no ser esclavizados por los egipcios. Dicen: Una vez más la Biblia nos presenta una versión deformada de la realidad. (Yo no estoy de acuerdo).

2. Teniendo en cuenta que, no hay pueblo como el judío que se haya constituido sobre las Escrituras como ley y mandato divino, ¿Serían los profetas los primeros constructores de la historia –tal como la entendemos- no solo empujada desde atrás, sino reclamada desde delante, desde el futuro?

Desde luego que, los profetas tienen una parte muy significativa en la construcción del pueblo judío, ellos también actuaron por mandato divino, pero también hay que considerar que, ha habido y también los hay hoy en día, que, aunque no se les llame profetas, tienen mucho que ver con la historia del pasado, no muy remoto y del presente.

Hay “profetas”, hombres sabios, sabios investigadores, hombres religiosos y jefes del pueblo que siguen manteniendo la rica y viva  historia del pueblo judío.

3. Parece que el pueblo judío más que la reivindicación de un espacio, ha estado ha estado siempre buscando el tiempo, su Tiempo, su Historia. ¿Es también su parecer?

Vamos a ver. En la vida de cada pueblo, en la historia de cada pueblo, creo que, siempre hay una seria preocupación por vivir su Tiempo.  El pasado como experiencia.  El presente para hacer que fructifique. Hay que estar muy atentos y no dejar que pase. Una vez que ha pasado, pasa como con el tren, pasó y ya nada hay que hacer. Se fue de las manos. El futuro no se puede coger porque todavía no pertenece.

No es que el pueblo judío tenga que atrapar el futuro, no, no le pertenece, pero sí puede prever acontecimientos que tendrán lugar en él.

Pues, sí el pueblo judío siempre ha estado buscando su Tiempo.

4. ¿No cree que, la historia en el caso de los judíos, más que una historia basada en el progreso es una historia sagrada, es una historia ucrónica de la divinidad de los hombres, de la Palabra de Dios hecha escritura, una y otra vez?

Una cosa no quita a otra cosa.

No cabe duda que, la Historia del pueblo judío es una historia basada en la Biblia, Sagradas Escrituras. En ellas está fundado y por ellas también progresa; aprovecha su historia para progresar.

Yo creo que, todo pueblo intenta progresar, incluso con su historia sagrada, o independientemente de ella.

No cabe la idea de que,  se quede instalado en un momento o en algunos acontecimientos sagrados o no.  NO, todo pueblo, sensato, tiende al progreso.  El Pueblo judío a través de sus sabios, de sus científicos está demostrando que eso es así. En muchos avances está a la cabeza de muchos pueblos.

La Palabra de Dios en el pueblo judío es palabra de tradición oral y palabra escrita. Es el sostén, el sentido de la identidad del pueblo judío. Si no fuera por la palabra de Dios, el pueblo judío, yo creo, que no podría ser lo que ha sido y lo que es.

5. ¿Cómo se combina, según usted, la depurada individualidad judía en el sentimiento de colectividad de este pueblo?

NOTA.- No acabo de entender  el significado  de  “la depurada  individualidad judía”. Me gustaría que me explicaras su significado.

¿No se referirá al interés de algunos pueblos por eliminar del mapa la existencia del pueblo judío, como intentó Hitler y hoy en día, la homofobia que hay contra el pueblo judío?

De todas las maneras, el pueblo judío es un pueblo muy estrechamente unido. La prueba está 13.75 MILLONES de judíos que están en la diáspora. (Sergio della Pergola, Catedrático en la Universidad Hebrea de Jerusalén).

El pueblo judío tiene un profundo sentido de COLECTIVIDAD que, le lleva a sobrevivir contra todo ataque a su integridad como pueblo judío.

Además, su “supervivencia” está escrita en la Sagrada Biblia y demostrada en su historia a lo largo de los siglos de existencia. Pueblos ha habido que han desaparecido y, el pueblo judío, ahí está.  No se puede negar tal evidencia.

6. Hay una ambivalencia contradictoria entre las gentes respecto del pueblo judío. Por una parte, es un pueblo respetado y temido. Por otra parte, hay una actitud de rechazo hacia él, (Cuestión de Palestina) que se manifiesta en expresiones populares y despectivas, por ejemplo: “perro judío”, “hacer una judiada”, “ser un fariseo”, etc. ¿Qué opina de ello?

La verdad es, como ya mencioné en la respuesta anterior, que existe esa actitud de rechazo hacia él.

Las expresiones anteriormente mencionadas, ya no están tan en uso como hace años, pero se han añadido otras como: “Nazi”, “Cáncer del Medio Oriente”, muy graves calificativos.

Hoy en día hay una profunda “judeofobia” (Piérre André Taguiefl) o “Antisemitismo” (contra el pueblo “semita” (Wilhelm Marr) que es, una forma de “Racismo” (prejuicios de tipo religioso, social, cultura y étnico).

¿A qué se debe esa actitud? Unos dicen que los judíos son los que dirigen la del mundo porque son muy ricos, usureros, y sobre todo prevalece su actitud frente al pueblo Palestino.

No cabe duda que, tanto como el Pueblo Palestino, deben tomarse muy en serio construir la PAZ de una vez para siempre.

7. Existe una penetración de lo judío en lo sagrado – incluso, en el pensamiento de sus prohombres más modernos y racionalistas – como temor de Dios, como acatamiento del mandato divino, como escritura sagrada. Es curiosa, ¿No cree? Esta mezcla entre racionalismo científico y acatamiento de la divinidad.

Vamos a ver. En el pueblo judío como en otros pueblos, se mezclan lo religioso, lo sagrado y lo divino. Ocurre en islamismos, en el cristianismo, etc.

Yo no veo en ello contradicción alguna, al menos en el pueblo judío porque sus “prohombres” como tú los defines, hombres de ciencia, algunos racionalistas tratan de ir con los tiempos modernos y explicar temas a los que se debe dar una explicación. Pero esos hombres se identifican plenamente con su conciencia de pueblo judío, pueblo de Dios.


Casa del Sol, .

 

NOTA: 103 Aniversario de la aparición de la Virgen Santísima a los tres pastorcitos en Fátima.  (Lucía, Jacinta y Francisco).

*Santos Palomero González, Misionero de la Preciosa Sangre.

 

ANNO TEMPLI CMII

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCientíficos israelíes crean prueba de aliento para detectar Covid-19 en menos de un minuto
Artículo siguiente14 de mayo de 1948: Declaración de independencia de Israel
Nació en 1944 en Quintana de la Serena, Badajoz. Hizo las carreras de Filosofía y Publicidad en Madrid en donde reside desde 1960. Es editor literario e investigador de Judaica. Ha realizado ediciones facsimilares de la Guía de los Perplejos, el Cuzarí y de la obra de Isaac Cardoso. Dirigió las Jornadas Extremeñas de Estudios Judaicos en Hervás, en 1995, con Haim Beinart. Fue Director de las Actas del mencionado Congreso, publicadas en 1996. Colaborador en las revistas judías Raíces, Los Muestros, Maguem y Foro de la vida judía en el mundo, entre otras publicaciones. Creador, junto a otros entusiastas, de la Orden Nueva de Toledo, Fraternidad dedicada a la defensa plural de Israel y el Líbano cristiano, así como combatir el antisemitismo. Ha plantado miles de árboles, y construido, con Don Jaime Botella Pradillo, un jardín dedicado a los Justos de las Naciones en Las Navas del Marqués, en tierras de Castilla.