El 27 de enero de 2013 se conoció la noticia de que Argentina había firmado un Memorandum de Entendimiento, trasladando a la investigación sobre el papel de sus ciudadanos en el atentado terrorista en 1994 que voló el edificio de la Mutual Judía AMIA en Buenos Aires, dejando 85 muertos y más de 300 heridos. Declararían ante un iraní, relegando a la justicia argentina.

Este bochornoso instrumento recibió por iniciativa del entonces gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner, hoy vicepresidenta, un tratamiento veloz en el Congreso aprobándolo.

En enero de 2015, la semana previa a ser encontrado asesinado en su departamento, el Fiscal Alberto Nisman denunció que la firma de ese Memorándum obedecía a intereses ajenos a la investigación del atentado. Estos, según la denuncia, involucraban a la Presidente, su Canciller, otros funcionarios y allegados al gobierno e inclusive, personajes que obraban como “una embajada paralela de en Argentina”.

Contra la aprobación del Memorando se interpusieron diferentes acciones legales, que fue declarado inconstitucional. Una vez que asumió el gobierno de Mauricio Macri, no se sostuvo ningún recurso de apelación contra esa decisión, quedando sin valor dicho Memorandum. Cabe señalar que tampoco aprobó el mismo.

Esta semana, los jueces que tienen a cargo la causa, que otros funcionarios judiciales impulsaron luego de la muerte de Nisman, declararon que absolvían a los implicados por inexistencia de delito, sin siquiera producir las pruebas. Los representantes de la Comunidad Judía y algunos familiares de las víctimas del atentado, apelarán la decisión.

El Dr. Ariel Gelblung, Director del Centro Wiesenthal para América Latina declaró que “al tratarse de una causa en que se mezcla alto contenido político, cualquier resolución generaría descontento. Lo duro es que el descontento siempre cae del lado de los que esperamos justicia. Lo único destacable es que hoy nadie reivindica la firma del vergonzante Memorandum, ni siquiera los que entonces lo promovieron.”

Por su parte, el Dr. Shimon Samuels, Director de Relaciones Internacionales del Centro, concluyó sosteniendo que “la justicia argentina nos presenta una nueva frustración. A la absolución del único acusado local, el intento de cierre de la investigación por las pistas de involucrados locales y la clausura de una causa sin siquiera intentar la producción de alguna de las pruebas, los Tribunales demuestran que no están a la altura para dar respuesta a todas las derivaciones del peor atentado terrorista de la historia del país, habiendo pasado más de 27 años…. La sentencia es un gran premio para Irán, ya que prepara el escenario para más objetivos antisemitas y de otro tipo para el terrorismo... Ese es ahora nuestro mensaje y advertencia a la comunidad internacional”

Para más información, por favor contactarse con el Dr. Shimon Samuels al +336 09770158 o al Dr. Ariel Gelblung al +54911 49695365.

Visite nuestra página web www.centrowiesenthal-latam.com

Los invitamos a sumarse a nuestra página en Facebook: http://www.facebook.com/CSWLA