Diario Judío México - Las fiestas son espacios de encuentro.
Los velatorios: también.
Yo suelo alegrarme cuando en velatorios, encuentro a gente por largo tiempo no he visto.
La gente suele decir “Que pena sea en esta circunstancia”
Yo suelo responder  “Nooo”. “Gracias a ella, hoy nos reencontramos” “Donde sea qué esté, seguro estará feliz por este abrazo que nos estamos dando”
Entonces esa gente me mira medio sorprendida, ladea apenas la cabeza y me dice “¿Sabés que tenés razón?” “Vos siempre mirado… la mitad del vaso lleno” ©®

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl canto del marrano
Artículo siguienteEl súcubo del soneto 165 de Sor Juana
Mirta S. Kweksilber. Escritora. Autora de los libros de Cuentos Cortos: “EL MUNDO QUE FUE” (1988) Relatos de Humor y Nostalgia de Raíz Judía. Editorial Milá, AMIA, ARGENTINA (prólogo de Jaime Barylco) y “TRES PASOS EN EL BOSQUE” (2015) Cuentos de Humor y Memoria de Evocación Judía. Editado por ©® Mirta S. Kweksilber, de “Lápiz para pintar sueños” ©® (prólogo del Periodista y Comunicador uruguayo Jaime Clara) Autora del Himno de las Voluntarias –Damas Rosadas del Hospital de Clínicas del Uruguay- música y letra En 1987 ganadora del Concurso Golda Meir Categoría “Cuento Corto” de la Federación Wizo Uruguay.