Este es el artículo 9 de 21 en la serie El concierto de los árboles

Diario Judío México - Primera parte

I

“He visto a Shakespeare poniendo en escena en una gran escalera, con fondos de prismas cubistas, entre unos raquíticos y retorcidos arbolitos, tan amados por los escenógrafos polacos, y en un bosque “que se sale del marco” con hojas murmurando al viento”.

Jorge Luis Borges llamo a las bibliotecas los verdaderos paraísos, y al Eden verdadera biblioteca; lo que hace pensar que los libros son árboles, y sus bosques llenos de magia. Los árboles y el bosque han jugado un importante rol en la religión, en la magia y en la cultura, como por ejemplo el árbol de Navidad o el Árbol de la Vida, o el árbol del conocimiento, o el árbol sefirotico, y tienen también un gran simbolismo en la filosofía y la cultura hilarante, por ejemplo el árbol de la sabiduría.

Casi todos los escritores se han referido en su literatura y poesía al árbol, el bosque o el jardín, siendo el árbol un símbolo central de sus escritos, un símbolo sobre la simbología, al punto que de este se desprende la espiral del pensamiento y la sabiduría.

Borges comparo al árbol con la amistad y a las hojas con los amigos, y escribió: “El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones”. Según Miguel de Cervantes Saavedra: “”El caballero andante sin amores es como árbol sin hojas y sin frutas o el cuerpo sin alma”.

Calderón de la Barca escribió El árbol de mejor fruto, en su compleja dualidad de ficción literaria y catequesis eclesiástica Calderón propone una alegoría del madero de la Cruz: su sentido redentor y el origen de los siete sacramentos, a partir de una base historial de origen testamentario, que relata la construcción del templo de Jerusalén en tiempos de Salomón y los acontecimientos relativos al viaje de la comitiva de Nacaula de Sabá a Jerusalén: Para comprender el profundo simbolismo que adquiere El árbol de mejor fruto dentro del universo de los autos calderonianos y del teatro religioso del Siglo de Oro, leemos un rompecabezas que descifra su doble significado jeroglífico: “en cedro, palma y ciprés, igual a duración, victoria y muerte”, y su significado de árbol de “vida y muerte”, antitético, que relaciona la cruz de Cristo con el árbol del Paraíso: “antídoto ha de ser primero / porque uno muerte dé y otro dé vida”.

En los Cantares del Mío Cid envió el rey don Alfonso a Ruy Díaz mío Cid por las parias que le tenían que dar los reyes de Córdoba…… lo ata por la rienda a un árbol, que significa atarlo a su espíritu crítico.

En la Ilíada y la Odisea, Homero narra “Por el fruto conoceréis al árbol” refiriendo a las acciones de los héroes frente a los dioses.

Kafka escribió su libro titulado “Los árboles de Kafka” y dice: “Pues somos como troncos de árboles en la nieve. En apariencia están blandamente apoyados, de modo que se los puede apartar del camino con un pequeño empujón. No, eso no es posible, están unidos a la tierra con firmeza”.

Fiodor Dostoievski se ocultó detrás del follaje en “Un árbol de Noel y una boda” para conocer las intenciones de Yulián Mastakóvich. Mientras que

Rudyard Kipling escribe que los hombres son arboles: “Cuando Helen se marchó del cementerio se volvió a echar una última mirada. Vio que a lo lejos el hombre se inclinaba sobre sus plantas nuevas y se fue convencida de que era el jardinero”. Hans Christian Andersen escribió “El pino”, un libro historias de aventuras para niños donde los libros son camaradas y están apresurados a crecer sin darle importarse al sol. Según Giovanni Boccaccio los hombres puedes escuchar a los árboles, y es trascendental vivir con árboles a su alrededor.

Ayer tarde,

Volvía yo con las nubes

Que entraban bajos rosales

(Grande ternura redonda)

Entre los troncos constantes.

La soledad era eterna

y el silencio inacabable.

Me detuve como un árbol

y oí hablar a los árboles.

En Ray Bradbury en su novela “El árbol de Halloween”, como en otros miles de cuentos similares, un grupo de ocho muchachos se dispone a practicar dulce o truco en Halloween, sólo para descubrir que un amigo, Pipkin, se ha lanzado a un viaje que podría determinar si vive o muere. Con la ayuda de un misterioso personaje llamado Moundshroud, persiguen a su amigo a través del tiempo y el espacio, pasando por el antiguo Egipto, antigua Grecia, antigua Roma, los druidas celtas, la Catedral de Notre Dame en París medieval y el Día de Muertos en México. En el camino aprenden los orígenes de las fiestas que se celebran, y el papel del miedo a la muerte, los fantasmas y estos sitios jugaron en el desarrollo de las civilizaciones. El mismo árbol de Halloween, con sus muchas ramas cargadas de Jack-o’-lanterns sirve como una metáfora de la confluencia de estas tradiciones.

Pero en la literatura de ficción los arboles frecuentemente significan movimientos o figuras o fuerzas literarias, corrientes históricos, centros espirituales dispersados, estilos o formas de comprender la letra, o la acción de escribir misma. Por ejemplo, entre muchos otros, con el relato “En la linde de los árboles del escritor austriaco Thomas Bernhard en el que, en diversos planos, cuenta cómo alguien que está escribiendo una carta a su novia cuenta a la vez lo que está viendo en esos momentos en la sala de la hospedería, escribe, y mientras describe lo que ve, piensa en lo que está escribiendo, y (a la vez que piensa), escribe y mira. Y todo eso casi simultáneamente, todo hábilmente entrelazado:

“Al entrar en la sala [está hablando de una pareja que ha entrado en la hospedería] no me habían visto al principio, pero luego, como vi, se sobresaltaron al verme y me saludaron con la cabeza, pero no volvieron a mirarme. Yo acababa de empezar a escribir una carta a mi novia: que era más sensato, escribí, esperar todavía un poco en casa de sus padres, hasta que yo me hubiera aclimatado en Mühlbach.”

Mientras otro Thomas, Thomas Mann en su novela “La montaña mágica”, considerado un clásico de la lengua y literatura alemana, el joven Hanz Castorp en un sanatorio en los Alpes suizos, mira en un estado hipnótico a la naturaleza, y se queda viendo al viento soplando sobre los árboles mostrando el follaje en plena floración, mientras que se dedican muchas páginas y hojas del árbol a discutir sobre la enfermedad y la muerte.

Más no todo es ficción lubricada. En la literatura barroca ya se hacía una descripción literaria de los árboles, y no se les trataba como espíritus, como en la siguiente descripción:

“Formaba de una quinta en campo hermoso el Mayo, general de su terreno, batallones floridos cuyo ameno cuadro lucía en copias oloroso. De las murtas en círculo frondoso servía de trinchera el terrapleno oponiendo a un reducto (de hojas lleno) líquido curso, transparente foso. Arbolaban las rosas las banderas”.

Más Artículos en esta Serie

<< El concierto de los árboles, 8va. parteEl concierto de los árboles, 10ma. parte >>
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa estrella egipcia “en” Israel
Artículo siguienteUn descanso para el cuerpo
Abraham Nissan Contacto: [email protected] [email protected] '''Abraham Nissan''' (n. 1969, Distrito Federal, México) es un escritor, novelista, guionista de cine ganador del Premio Nacional de Literatura Sefaradí por su "Colección de cuentos de Internet" (2009). Abraham Nissan nació en Distrito Federal, México 1969. Curso sus estudios de literatura universal en la Sogem, Teoría de la Comunicación en la Universidad Nuevo Mundo y Dirección de cine en la Universidad de California en Los Ángeles. Escribió cuentos que le dieron el Premio de Literatura en el Festival de las Artes Monte Sinaí, el Premio de Literatura Cuento Sefaradí, y el Premio del Certamen Literario Cervantes. Así mismo, escribió y dirigió cortometrajes (Espejo de Azúcar,1991) que lo llevaron a ser galardonado como el mejor director de cine universitario de la Ciudad de México en el Festival Interuniversitario de cine de la Ciudad de México. Trabajó como editor y articulista de la revista cultural de universitarios "Todos Nosotros". Fungió como Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Universidad. Estudió dirección dramática en el Núcleo de Estudios Teatrales con el director de teatro Ludwik Margolis. Estudio la Tora y la Cábala en las Instituciones Ohr Somayach y Bnei Baruj, así como en el Centro de Kabbalah del Rabino Berg. Fundo la empresa de cine "Holy City Films" que se centra en Jerusalén. Sintetizó su obra en la frase "En el Principio Dios creó el signo" basado en la semiótica de Umberto Eco y la Tora. Estudió la Cábala humanista con el Rab Michael Laitman en el canal 66 de la Cábala de Israel. 1973-1987 Estudió en una escuela hebrea judía en México. 1980-1985 Participó en los movimientos sionista Dor Hadash y Halutz en México. 1988-1992 Estudió comunicaciones, actuación teatral, escritura. 1991 Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Universidad en México. 1992-1997 Estudió de la realización de películas y la dirección de la UCLA y NET en Los Ángeles. Trabajó como compositor de música de cine, escritor y guionista. 1992 Presidente de Comunicaciones de la FEMUJ (Federación Mexicana judía de Estudiantes Universitarios). 1988-1997 Escribió varios libros, artículos y columnas en varios periódicos y revistas. 1998 Hizo aliá a Israel. 1999 Estudió de hebreo en el Ulpán Akiva. 2000-2006 Trabajó en Jerusalem Post, Toys R Us, y algunas oficinas de Telemarketing. 2007 Miembro del consejo de administración en Kfar Hayam. 2000-2015 Produjo y escribió casi 40 libros, miles de artículos y columnas, 10 guiones de cine, 100 canciones, producidas pinturas digitales. Escritor de 7 novelas, uno de ellos el best seller "Polanco". Desde 2010 miembro de un movimiento israelí "Hamaagshim" para crear nuevas empresas. 2014- Productor de la película israelí "Anti-Virus" se proyectó en Cinemateq Tel Aviv. 2005-10 Trabajó en ups israelíes de inicio y películas: El nuevo JPost, 24 canales de televisión de música, película "El Secreto". Fue parte activa del movimiento de la cinematografía israelí. Propietario de 10 patentes de inicio. Escribió decenas de cuentos (Mi primera muerte, La calle rota, Furias y nostalgias ahogadas en un café, El director, Mi cocina esta en Jerusalem, La tela digital, El ministro Gold, Internet City, Quien es el asesino?, John Doe); Novelas (La piedra, El viejo, el mar y la mujer, El consejo de sabios de Internet, El amor de los Jasídicos, Polanco); Ensayos filosóficos (La Alef, La arqueología del lenguaje, El neandertal del lenguaje, Ser, hacer y tener, El signo); Guiones de cine (Ópera y Circo, Mashiaj, El balón es redondo, Oculto, Medusa, Crisis, 39 mujeres, El mejor pan del mundo, Camino al amor, Asesinato en la biblioteca, Amor perdido, El camino de la vida, Amor en la Oscuridad, El hombre www). Es bloggerista en Internet y trabaja como columnista en Diario Judío. Ha sido nombrado en el 2011 "Maestro del cuento" por la Comunidad Judía de México. '''Obras''' “Diario de un Viajero en Israel” (Diario escrito) 1987 "Mi primera muerte" (cuento)1988 "El juego de póker" (guión cortometraje) 1988 "La cayada de Abraham" (poesía) 1989 "Los gatos" (guión cortometraje) 1989 "El lago" (cuento) 1989 "Un pueblo llamado Esencia" (Novela poética) 1990 "Un hombre solo" (poema)1990 "La rosa roja" (guión y película cortometraje) 1990 "La calle rota" (cuento) 1991 "Furias y nostalgias ahogadas en un café" (cuento) 1992 "La sombra de una flor" (cuento)1992 "El director" (cuento)1992 "Las cuatro estaciones" (guión para la televisión)1992 “Isotopía de enredos” (guión de cine cortometraje/comedia) 1992 "El espejo de azúcar" (cuento y película cortometraje)1992 "Máscaras" (cuento)1993 "Ser, hacer y tener" (ejercicio psicológico)1993 "Diario de viajero a la India" (poesía) 1994 "Cartas de amor" (colección)1994-95 "Crisis" (guion de cine) 1994 "El camino más seguro del alma" (guión de cine) 1996 "La Alef" (ensayo filosófico)1997 "La piedra" (novela)1999 "La arqueología del lenguaje" (ensayo semiótico) 2000 "Mashiaj" (guion de cine) 2001 "Mi propia plegaria" (poesía) 2002 "Oculto" (guion de cine) 2003 "El balón es redondo" (guión de cine) 2003 "Tierra" (cuento) 2004 "Medusa" (guion de cine) 2004 "El pequeño Mesías" (guión de cine) 2004 "Mi cocina esta en Jerusalem" (cuento) 2005 "La tela digital" (cuento) 2005 "El viejo, el mar y la mujer" (novela) 2006 "El maestro y la luz" (cuento) 2006 "39 mujeres" (guion de cine) 2007 "El mejor pan del mundo" (guión de cine) 2007 "El día 28" (guion de cine) 2008 "Rushes" (guion de cine) 2009 "Camino al amor" (guión de cine) 2009 "El consejo de sabios de Internet" (novela) 2009 "Asesinato en la biblioteca" (guión de cine) 2009 "Quien es el asesino?" (cuento) 2009 "Internet City" (cuento) 2010 "John Doe" (cuento) 2011 "The Net" (cuento) 2010 "Amor perdido" (guión de cine) 2009 "El camino de la vida" (guión de cine) 2009 "The www man" (guion de cine) 2010 "Actores vs. Fantasmas" (cuento) 2011 "Brandy Coffee Cup" (cuento) 2011 "Un día en Twitter" (cuento) 2011 "The W" (guion de cine) 2011 "El amor de los Jasídicos" (novela) 2011 "Viaje en el tiempo en Wikipedia" (cuento) 2012 "Polanco" (novela) 2012 “El concierto de los árboles” (novela) 2012 "El gobierno de Internet" (novela) 2013 (...En proceso...)