Diario Judío México - Hace unos meses cuando CFK designó a Alberto F. como candidato a presidente por el FDT, muchos no podíamos creer que la misma persona que se había ido del gobierno insultando a Cristina, que la acusó de encubrir a los iraníes que atacaron la AMIA,que más adelante opinó que Kicillof fue el peor ministro de economía de la , luego aceptase cual indigno siervo esa designación y afirmase que nadie tendría injerencia en su tarea.

Al día siguiente del primer debate reapareció CFK que recorre algunas provincias presentando su Pequeño Lerú Ilustrado y hace campaña; sigue insultando al Presidente pero lo más grave es que ha dejado en claro que viene por todo y reitera su posición atacando a la prensa y la libertad de expresión avalando la Conadep del periodismo.

CFK con su soberbia, altanería y pensamiento no admitirá nunca ser segunda de alguien (en este caso Alberto F.), con lo cual los más probable es que en pocos meses haya luchas internas por la aplicación de políticas de cualquier índole que CFK no esté de acuerdo y condicione a su candidato utilizándolo como fusible. CFK será la dueña del poder y de la lapicera, Alberto F.tendrá el capuchón de la birome.

Para CFK volver significa el ejercicio del poder integralmente y la necesidad imperiosa de impunidad para ella y su familia. Reconozco que la economía marcha muy mal pero debemos salvar la República, las Instituciones y la Libertad; vayamos a votar en masa, reventemos las urnas, cuidemos nuestros votos y démosle al mundo un ejemplo de civismo y madurez.

Los sátrapas y saqueadores deben quedar en otro lugar. Confucio dijo:”Gobernar es rectificar”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEx agente de las SS reconoció los crímenes del Holocausto
Artículo siguiente¿Qué necesitas para ser feliz?
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.