Era yo un chaval iba de vez en cuando a la mueblería de mi padre; en la pared de su oficina tenía un cuadro grande con el retrato de mi abuela paterna, abajo del cuadro se leía esta leyenda: EL DOLOR EDUCA.

Dios en su infinita misericordia al hacernos mortales puso en nuestros sentidos el dolor… El dolor lejos de dañarnos nos prolonga la vida.
Cuando sentimos dolor en nuestro organismo es una señal inequívoca que algo ya, anda mal y hay que atenderlo.

La ciencia médica en sus grandes avances ha logrado por medio de la anestesia hacer mas llevadero al dolor sin lograr suprimirlo por completo…
El dolor a veces empieza como un murmullo si no hacemos caso, al rato será un grito…

Para finalizar: *Con todo te hago saber, Sancho, que no hay memoria que el tiempo no acabe, ni dolor que muerte no consuma.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Conoces la vida del fundador de la bodega Finca Flichman?: así es su apasionante historia
Artículo siguiente1 de junio: "La noche de los cristales" de los judíos de Irak
Industrial y asesor en materia de seguros y fianzas, inicia su actividad periodística hace siete años, principalmente en periódicos y revistas comunitarias judías y en el periódico El Asegurador, en su sección "Vivir seguros".