Diario Judío México - En algunas ocasiones y siempre en gratos momentos he estado observando a los bebés en la sala de cuna de los hospitales…
La sensación que provoca en mi tal acto: el observar de muy cerca de los bebés, pienso en perfección la del Creador; su cuerpecito, sus brazos y manos, su cara, todo en si hecho con una perfección de armonía increíble…

Pero que débiles son…
¿Y estos bebés hoy, serán los que dominen y gobiernen al mundo en un futuro,
me pregunto?
¿Ellos serán la máxima autoridad?.
Se me antoja increíble. ¡Pero así será! .

El ser humano es débil, contingente, impreciso y perfectible.
Tiene que conquistar su vida y su al principio, débil y quebradiza.

El que el ser humano el día de hoy tenga un promedio de vida de aprox. setenta y ocho años, no es más que una conquista ganada a pulso a través del tiempo.
Su debilidad física, su contingencia, su estado de indefensión son características normales desde el comienzo de su existencia.

*Para los que tomamos en cuenta todo lo anterior, e inevitablemente comparamos el ayer con el hoy del ser humano; es ni más ni menos la conquista de un gigante que no lo era al nacer…

Débil, enfermizo, mortal, y sin embargo; conquista su vida la enriquece la prolonga y porque no hasta la disfruta, cumple cabalmente su papel de ser humano en beneficio finalmente de la misma creación.

Somos discípulos del dolor, de la necesidad imperiosa que es consecuencia del vivir, nacimos débiles para llegar a ser fuertes esa es la consigna.

 

*Se puede argumentar lo contrario ante las amenazas ocasionadas
por el mismo ser humano…. consecuencias, sin duda, que serán conquistadas también.

**La frase El Dolor Educa es de Alberto Mansur que fue mi padre;
esta estaba enmarcada en su oficina.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior¿Jubilado? ¿Pensionado?, 4ta. Parte: Dueños
Artículo siguienteNadia, 14va. Parte
Industrial y asesor en materia de seguros y fianzas, inicia su actividad periodística hace siete años, principalmente en periódicos y revistas comunitarias judías y en el periódico El Asegurador, en su sección "Vivir seguros".