Hoy en día en los EEUU se habla con mucha frecuencia del “efecto booster” referente a lograr aumentar la inmunidad frente al virus COVID 19, en especial, a aquellas personas que ya han recibido las dos dosis iniciales y que se preparan para recibir la de refuerzo o tercera dosis, frente a un hecho real, estipulado por las bajas coberturas de vacunación logradas en muchos países, que superan escasamente el 50% de vacunados. Este solo hecho del bajo techo inmunitario logrado hasta hoy, debe obligar a los países a implementar la necesidad de recibir la tercera dosis, logrando con ello el efecto booster mencionado.

El tema mis estimados compatriotas pone de manifiesto, la obligada relación de las dos medicinas: humana y veterinaria, que debió evidenciarse desde el inicio de la pandemia y mantenerse activa, pues en la segunda, el “efecto booster” es muy conocida, porque ha sido practicada por muchos años en los animales bovinos para lograr reforzar su inmunidad frente al virus RNA de la aftosa, iniciándose con la aplicación  de un tipo de vacuna “liquida”, que estimulaba en el animal una inmunidad muy corta, logrando los técnicos aumentar de seis meses a un año, cuando su componente fue cambiado a “oleoso”,  logrando que el inmunógeno de la vacuna sea liberado paulatinamente en el torrente sanguíneo del animal, logrando con ello el efecto indicado. Este mismo fin se aspira conseguir en la especie humana, siendo simplemente necesaria y hasta imprescindible pensar en recibir la tercera dosis o “efecto booster” comentado.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz Sra. Fanny Perchik de Temin Z”L
Artículo siguiente"Bésame mucho", versión en Yiddish por Motti Marcel Nottea
Originario de Zaruma, El Oro, Ecuador, José Manuel es Doctor en Medicina Veterinaria y Zootécnica por la Universidad de Guayaquil. Ha recibido diversos reconocimientos por sus actividades académicas y culturales. Editorialista y colaboradr en diversos diarios como La Hora, El Universo y El Comercio entre otros. Es también autor de varios libros entre los que destaca la novela costumbrista "Relámpago y algunas expresiones escondidas" así como libros técnicos relacionados con su profesión.