Se diría que todo iba a incurrir…. A evocar en muchos o quizás en miles de radioyentes asiduos que percibían la frecuencia de radio Moscú, la cual arribaba allá a tantas lejanas localidades de nuestro globo. Así, rememoramos una particular transmisión salida en onda en abril de 1956, allí en esa ocasión fueron las voces características de Ambrogio Donini y Paolo Robitti a revelar la primicia absoluta acerca de la nueva novela de Boris Pasternak , El Dr. Zhivago recién por él conclusa y anunciando su próxima publicación en la revista rusa Novyj Mir . Evento que acaparó enseguida el fascinó inmediato de Sergio D’Angelo locutor italiano que trabajaba cercano a los connacionales, habiendo hecho oídos a esta magnífica novedad editorial. Seguidamente comentó este argumento con Giangiacomo Feltrinelli, una opinión trasmitida al neo editor italiano, pronosticando un encuentro con el escritor, para comenzar a concretar algo con Boris Pasternak, pero Feltrinelli se encontraba en Italia.

Giangiacomo Feltrinelli integrante del partido comunista, (Giangi, para los amigos Osvaldo nombre de batalla), proveniente de una acaudalada familia italiana de empresarios, por acaso en ese período, propio había fundado su proyecto editorial del mismo nombre (Milán 1954). Será esta novela El Dr. Zhivago que lo portaría vertiginosamente a consolidarse en primer lugar en la editora italiana como asimismo en el ambiente internacional.

Es en junio de 1956 que Pasternak tiene su primer contacto con Feltrinelli y le hizo llegar en forma estrictamente confidencial la primera copia dactilografiada. Así, paulatinamente viajaron estos hermosos manuscritos entregados a manos amigas para ser conducidos y recibidos en manos de Feltrinelli, quien a su vez los custodia en caja fuerte. Eran partes breves de capítulos, arribando a la manera menos tradicional que se pueda pensar, así era un tránsito reservadamente clandestino que iba desde hacia Italia.

El primer traductor elegido por la editorial italiana recayó en Pietro Antonio Zveteremich quién ya trabajaba para Feltrinelli. El comento de Zveteremich fue; He leído una novela extraordinaria pero políticamente enigmática. Pasternak no estuvo conforme con esta traducción. Feltrinelli ansiaba publicar el romance primeramente en Italia, sin embargo, ya había acordado con Pasternak que fuese ulterior a Rusia, habría sido una ofensa si no fuese así.

Pasternak componente del comité de literarios rusos del partido comunista. Adonde hubo tantos miembros que se contrapusieron a la publicación en Rusia, pensaban que no se leía como una alegoría referida al comunismo, al contrario, la política se veía en primer plano, solo atenuadamente secundaria al relato de amor. El partido se reunió oponiéndose absolutamente a la publicación del Dr. Zhivago, anunciando prohibir tácitamente que Feltrinelli lo hiciera en el exterior. A ello, Konstantin Paustovskij hizo este comentario, “es una obra inamisible, pero son estas obras que son dignan de ser estampadas”. Las tratativas estuvieron desde el inicio en un ir y venir de correspondencia, cartas, documentos entre los dos protagonistas; Pasternak y Feltrinelli, era un período delicado de guerra fría, lo que hacía imposible usar los canales regulares, sino que era basado a un estricto contacto secreto, Pasternak escribía a Feltrinelli en francés, haciéndole notar que, si le llegase alguna correspondencia escrita en otra lengua, el editor podía y debía desconfiar.

Paralelamente a los manuscritos remitidos a Italia, se sumó el espionaje, a través de los servicios secretos, rusos, norteamericanos, ingleses (KGB, CIA, M16), otras circunstancias serían las numerosas disputás entre líderes del mismo partido. (Comunista dentro y fuera de Rusia). Englobando una forma de intrigo internacional. Se dice que en 1959 la CIA imprimió una edición de bolsillo de El Dr. Zhivago, propaganda de un grupo anticomunista NTS, casa editora Posev de Baviera. La misma CIA en documento señala haberle estampado, comprendiendo un tiraje de 9000 copias.

Las incongruencias se sintieron antes de haber sido publicado la novela en Italia, Rusia, Francia, Inglaterra, Holanda.

Feltrinelli viajando en aéreo estuvo blocado por la CIA y por los servicios secretos británicos en Malta, le abrieron su maleta buscando el libro dactilografiado, el deseo era posesionarse para fotocopiarlo y difundirlo, algo que no ocurrió jamás, declarando él mismo que no portaba nada. Los protagonistas estuvieron casi estrechados al filo de la navaja, sin embargo, esto le significó riesgos no solo al autor sino también en forma indirecta comprometió fuertemente a Olga Ivinskaja la amante de Pasternak y su hija Irina, no solo en el tiempo de la publicación de la obra, sino que prosiguió después de la muerte del escritor, era considerada una persona conocedora de situaciones que podría conferir elementos claves a las autoridades soviéticas. El Dr. Zhivago de Pasternak pasó hacer considerado un atentado contra la nación soviética. La aprobación para su publicación en nunca llegó y cuando llegó era bastante tarde. Solo en 1988 sale la publicación del Dr. Zhivago en la URSS, a manera legal, en tiempos de Mikhaíl Gorbachov.

Boris Pasternak descendía de una familia intelectual judía burguesa, célebre era Leonid Osipovic Pasternak su padre, pintor ruso judío postimpresionista, que ya había emigrado en Inglaterra, Oxford y su madre Rosa Kaufmann concertista judía- rusa.

El contrato sigilosamente fue enviado a Paolo Robotti, y el 30 de junio 1957, Boris Pasternak lo sella en con su firma, yá es un hecho la publicación en italiano con Giangiacomo Feltrinelli. Ustedes están invitados a mi fusilamiento desde este momento”, Pasternak dijo al firmar el contrato con Feltrinelli. Dentro de la escritura una importante clausula, la cual estableció que Feltrinelli, delegaba a terceras partes, un porcentaje de derechos de publicación para Francia e Inglaterra (Collins) y para el resto de Europa.

La notoriedad máxima del libro, la obtuvo compensada a la fidelidad descripta por el Film, y sus excelentes protagonistas como Omar Sharif, el cual fue dirigido por David Lean 1965, ganador de 5 Oscar.

La vida privada de Pasternak, estuvo casi semejante a la de Zhivago, solo con la diferencia que Boris contrajo dos veces matrimonio, primeramente, con Evgenija Vladimirovna Lourie, nace el primogénito Evgenij y de las segundas nupcias con Zinaida Nikolaevna da Neuhaus pianista esposada con el célebre poeta Heinrich Neuhaus cuando se enamoró de Boris, ella le dará su segundo hijo Leonid.

Sin embargo, será en el periodo de 1946 cuando trabajaba en la revista Novyj mir “que conocé a Olga Ivinskaja su amante y compañera hasta su muerte, será la inmemorial heroína Lara. Sin embargo, Zinaida rebatió esto, declarando que esa le pertenecía era su existencia verdadera.

Pasternak murió a los 88 años (31 de julio 2012), pero antes delego los derechos de autor a su amada compañera Olga, dinero que ella no recibió jamás pues fue arrestada con Irina.

El Dr. Zhivago es la novela que consagró internacionalmente a Boris Pasternak. Destacando la visión de dos amores de un hombre, aquél abnegado sublimé y ese clandestino lleno de pasión y eventualidades, envuelto en un medio del contexto histórico político durante un período adonde los triunfos y las caídas de los héroes de la revolución soviets son representados sin doblez, y la naturaleza es entregada maravillosamente en parajes inolvidables por campos de girasoles, abrazando esa singular inhóspita Siberia. Todo es cautivante al lector no obstante es desconocida para el resto del mundo, sin embargo, Pasternak la hace adentrarla en el corazón para amarla por siempre esta nación. Soñar con la escritura de Pasternak, es enamorase de hombres, mujeres, de revoluciones y de burgueses que juegan a amar, ascendiendo al poder no importa la escala social de proveniencia, el mundo que se ve trasformado después de leer Pasternak, porque el autor acerca, aproximá en ese tiempo. Es la gran desplegada en hojas escritas en prosa sus encantadoras poesías esas demuestran la mayor destreza del escritor, del gran poeta conocedor de hechos que los declamó. Para versar nuestras lágrimas que fueron el sufrimiento y el llanto de nuestra Lara, nuestros ojos se reflejaron en los grandes hermosos oscuros y vidriosos representando la introspección de un Zhivago, quién amó a una mujer con vehemencia y sin olvido.

Todo podría haber incurrido, virtualmente en concebir otro romance desprendiéndolo de aquel contexto real vivido a innumerables situaciones que coincidieran, irrumpiendo en ante prima a la publicación de la inolvidable novela El Dr. Zhivago de Boris Pasternak. Formó parte de su obra literaria y poética premiada con el Nobel en 1958, pero tengamos a pensar que sin haber sido escrito este fascinante entrelace adonde participaron arduamente y sagazmente los servicios secretos. Ha dejado en el aire entre nostalgia el hilo de una entre lineada concebida a manera peligrosamente complicada, habiendo permitido elaborar un verdadero romance de de guerra fría, en las manos de un descriptor narrador. Previamente al concluir su manuscrito Pasternak , antes de poder realizar la impresión del libro, se construyó realmente esta velada segunda novela no obstante jamás escrita pero que va sellada en la y en la imaginación de los que la conocen, adonde algunas existencias estuvieron salpicadas entre una atmósfera de espionaje, y de peligros. Involucró plenamente la política ceñida sigilosamente todavía, El comunismo, Imperialismo, y tendencias medias. Esta totalmente adyacente al gran romance del Dr. Zhivago sería difícil desligarla del ambiente acaecido a dos importantes protagonistas que estuvieron expuestos sin pensar desde el inicio de la impresión de la obra Dr. Zhivago envolvió a Borís Leonidovich Pasternak y al editor italiano Giacomo Feltrinelli tocando un clima denso por ambas partes antes de la histriónica publicación de La magnífica novela El Dr. Zhivago pese a peligros involucrarán a la bella rubia Lara, mítica heroína declamando amores e sinsabores de la realidad de Olga Ivinskaja e Irina, sobrellevando sufrimiento e injusticia y hubieron el grande peso de todo este drama.

Es Giangiacomo Feltrinelli editor quién abrió las puertas de Italia

     y del mundo al inolvidable Dr. Zhivago y dio a la universal Boris Pasternak.

 

                                                    A Ellos mi Homenaje.

foto libro dr zhivago

                    Traducida en 29 lenguas y millones de copias vendidas en el mundo.

1 COMENTARIO

  1. LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO EVIDENCIA QUE LA HORRIBLE TRADUCCIÓN FUE HECHA POR UNA MÁQUINA.
    HAY INCLUSO FRASES Y ORACIONES CARENTES DE SENTIDO. CREO QUE ES UNA FALTA DE RESPETO A LOS LECTORES. ES ADMISIBLE LA UTILIZACIÓN DE MÁQUINAS SIEMPRE QUE LUEGO SE LAS REVISE Y CORRIJA.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorStar Wars y negacionismo del Holocausto
Artículo siguienteFrancia, Alemania y Reino Unido condenan la producción de uranio metálico de Irán
Nací en un país que muchos dicen el fin del mundo, por su ubicación geográfica, pero para mi quizás ¿puede ser el comienzo del mundo? Ese país es "Chile un País de Amar ". Estudié en la Universidad de Chile, Diseño Gráfico y Publicitario. El arte, la creatividad, el paisaje, el ser humano, todo es parte de la comunicación del individuo. Mi madre de origen italiano, me hizo amar el Arte, y la Cultura de la hermosa Italia. He vivido en Londres, pero ya de años resido en Roma. Regresando al estudio, lo retomé en Arqueología, específicamente Griega y Romana en la Universidad de Roma. Grandes satisfacciones las obtuve como profesora de Diseño Gráfico, y posteriormente trabajando tantas años en la técnica de la Caligrafía Ornamentada Antigua, lo que me transportó aún más al fascinante e interesante mundo antiguo. Escribo artículos de personajes validos, justos, luchadores de la verdad y de los valores, casi desaparecidos, individuos que no se olvidaron del ser humano. Personas que aman el "Valor a la Vida y a la Existencia", y que luchan por protegerla.