Tras el éxito de Los secretos del franquismo, y hurgando en el mismo pozo documental de archivos secretos desclasificados, Eduardo Martín de Pozuelo vuelve a sacar a la luz una verdad histórica cuidadosamente escondida por el régimen franquista. Y hay que decir que con éxito, porque hasta ahora nadie pensaba en Franco cuando se hablaba del holocausto, como si la España pro-nazi de principios de los cuarenta hubiera visto de lejos cómo Alemania deportaba y ejecutaba a millones de judíos. Pero la realidad tozuda, que aflora en los documentos citados, muestra que Franco pudo salvar a decenas de miles de sefarditas, pero prefirió dejarlos morir, a pesar de los reiterados ultimátum alemanes que le advertían de las medidas extremas de que serían objeto. Eso sí, no se olvidó de reclamar las propiedades y el dinero de los deportados, considerados por tanto ciudadanos españoles en toda regla. Algunos diplomáticos actuaron por su cuenta y contra las órdenes de Madrid, para salvar unas decenas o unos cientos de personas; y cuando la guerra cambió de curso y los aliados empezaron a presionar a Franco, éste se apropió de sus actos heroicos para ganarse la benevolencia de los vencedores. La primera parte de este libro desgrana todo lo dicho de una forma contundente y es un dedo acusador contra la complicidad del franquismo con la barbarie.

La segunda parte aborda otros episodios como el impulso alemán que recibió el golpe de Estado de 1936, una tesis ya apuntada en Los secretos del franquismo pero que aquí aparece reforzada, y el control también nazi de la prensa española, y termina con el difícil camino de la transición tal como lo vieron el resto de países occidentales, un transición que también conllevó el primer homenaje de un jefe del Estado español, el Rey, a las víctimas de la shoah.

Clic aquí si desea adquirir el libro "El franquismo, cómplice del holocausto" 

FuenteCasa del Libro

3 COMENTARIOS

  1. En todo caso, igual de fanaticos, sanguinarios y antisemitas que los leninistas que perdieron la guerra civil, despues de haber perpetrado un golpe de Estado contra el gobierno de la república legitimamente constituido ...
    ¿O acaso los progroms registrados en Rusia, Ucrania, Polonia y demas paises pertenencientes a la órbita sovietica son tambien atribuibles al regimen franquista, con el cual por otra parte no me úne nada?
    interpretar los hechos desde el resentimiento y el partidismo, no ayuda a entenderlos ni en su caso a superarlos

  2. Si el autor trata realmente de los archivos secretos del franquismo asesino, ha de ser tan impresionante como la realidad de Pio XII que tantos Judíos decían "bueno" (en todo caso muchos Sefaradím que conozco).

    Cuentan claro que "el caudillo" dejó pasar a los Judíos que venían del extranjero pero el simple hecho de obligar a aquellos Judíos de España a casarse por la iglesia, a bautizar a sus hijos, a obligarlos a hacer la comunión para obtener el derecho de vivir, me interroga sobre la realidad de su patética bondad.
    Mis familias Españolas (que no son Judíos) y que sufrieron con la dictadura de ese fanático amigo de Hitler, me hablaron del antisemitismo de los falangistas que además sigue existiendo y no cesa de aumentar.

  3. Hasta donde yo sé, el régimen franquista permitió la salida de miles de judios desde el puerto de Barcelona, rumbo a "palestina" en tanto otros paises desechaban hacerse cargo de ellos ...asi mismo, permitió tambien a otros muchos atraversar la península rumbo al puerto de Lisboa, desde donde varios miles embarcarian hacia America ...¿es ésa una politica "cómplice" con la llevada a cabo por Alemania, Francia, Polonia, Austria, Hungria y otros actores de aquella tragedia?
    Cada cual cuenta la historia segun la interpreta, o conforme a sus fílias y fóbias, y bueno seriá creo yo, ajustarse a los hechos sin mas, evitando asi dejarse arrastrar por hipotécas ideológicas, que en nada contribuyen a clarificárla ...

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAumenta la demanda para viajes al exterior antes de la implementación de las nuevas restricciones
Artículo siguienteLíderes religiosos de Colombia invitan a vacunarse contra el covid-19