El Presidente de los Estados Unidos Barack Obama tiene los astros en contra desde el 12 de Septiembre.

La conjunción de Venus con Urano, le ha sido conflictiva. Asesinaron a su Embajador estrella en Libia, Chris Stevens, quien hablaba árabe, francés y otras lenguas locales junto al diplomático Sean Smith, que fueron los pivotes en la caída del Presidente libio Gadafi al coordinar las acciones de las fuerzas de la oposición que estaban desunidas.

Sus dos guardias de seguridad, murieron en sus puestos de frente al peligro.

La fuerza opositora que más le temía Gadafi; Al Quaeda fue la que se atribuyo su asesinato: concebido con anterioridad y ejecutado con fría eficiencia.

La por todos lados es implacable, no habían llegado los cadáveres de los cuatro funcionarios brutalmente asesinados, cuando el candidato opositor Mit Romney, estaba cuestionando electoralmente la acción.

Hillary Clinton, expreso su extrañeza por estas acciones, los ayudaron y los agradecimientos son unos manifestantes musulmanes gritando “Obama; todos somos Osama” en clara alusión a su líder muerto en Pakistán.

No lo asesinaron cuando se sentaba a su lado y los ayudaba en las operaciones militares contra el régimen que consideraban opresor, pero esperaron la primera oportunidad y se les presentó con un controvertido corto metraje donde se burlan del profeta Mahoma del cual el gobierno es inocente.

Respetando las creencias musulmanas, en una oportunidad en Nueva York, estando en el Museo Metropolitano había una exposición de lo que los expositores consideraban arte religioso profano, había una advertencia para los creyentes y sencillamente no la recorrí, no estaba de acuerdo con las imágenes obscenas de Jesucristo y sus Apóstoles.

Inexplicablemente, la ira de los seguidores del Corán, que para algunos es primavera, para otros inviernos incluye a los occidentales, con énfasis en las embajadas del Reino Unido, Alemania, Israel, cristianos y católicos.

Los manifestantes, queman banderas Norte Americanas e israelíes, y por eso tal vez el Presidente Obama no quiso recibir al Presidente Israelí Netanyahu que esta en los Estados Unidos alegando que tienen agendas diferentes.

La agenda de Netanyahu, es que a pesar de las protestas árabes, hay que poner en el Oriente Medio una línea roja a Irán con su programa nuclear.

Los Guardias Revolucionarios iraníes están combatiendo al lado del Presidente Sirio Bashar Al- Asad y los judíos le temen que cuando tenga un arsenal nuclear, cumpla su promesa de destruir Israel.

El hombre más poderoso del mundo, esta en la encrucijada: las protestas musulmanas se extienden, Google se niega a retirar el video, tiene identificado a los autores y actores, pero su constitución basada en la libertad de cultos y de opinión le impide obrar en forma contundente, con su ayuda a lo que se denomino la “Primavera Árabe” se le convirtió en un “Invierno Árabe” con la subida al poder de la “Hermandad Musulmana” que no vacila asesinar a los que le suministraron ayuda.

Por estos nuevos amigos, abandonó a su antiguo aliado; Israel y este al no ser recibido diplomáticamente le informa que el puede obrar solo pero que seria mejor actuar en conjunto.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSaber perdonar
Artículo siguienteDesintoxicando el Corazón