Diario Judío México - Introducción

La historia de la firma de los en el césped de la Casa Blanca el 13 de septiembre, 1993 fue reportada en muchos medios de comunicación occidentales e israelíes. Según estos informes (y también como lo mencioné en mi artículo “La Historia Detrás del Apretón de Manos”),[1] la firma fue retrasada porque Arafat se negó a firmar el acuerdo tal como fue redactado en Oslo, que identificó al firmante palestino como “el equipo palestino” dentro de la unida delegación jordano-”- y exigió que el firmante palestino fuese identificado explícitamente como “la Organización para la Liberación “(OLP). La intención de Itzjak Rabin, cuando el acuerdo fue concluido en Oslo, fue aparentemente evitar nombrar a la OLP en los Acuerdos. Este aceptó la realidad de que la delegación en las conversaciones estaba siendo dirigida por Arafat, pero este tenía la intención de firmar el acuerdo con esta delegación y no con la OLP. El lenguaje del acuerdo, el cual fue endosado el 20 de agosto, 1993, lo reflejó.

Sin embargo, el 9 de septiembre, el gobierno israelí y la OLP intercambiaron cartas de reconocimiento (véase el Apéndice). Una vez que se estableció un reconocimiento mutuo, la OLP exigió ser el firmante, mientras que el gobierno israelí rechazó esta demanda. El 13 de septiembre, el mismo día de la firma, la delegación aumentó su presión y hubo frenéticas negociaciones multilaterales sobre las demandas de la OLP, hasta que la parte israelí finalmente sucumbió en el último minuto antes de la firma.

El nombre del firmante palestino fue modificado en los dos lugares en que apareció en el acuerdo: en la primera y la última página. La última página fue reescrita por la Casa Blanca minutos antes del comienzo de la ceremonia de la firma. La primera página fue enmendada a mano, tachando las palabras “el equipo palestino” e insertando a “la OLP” en su lugar.

El libro de Abbas A Través de los Canales Secretos: El Camino a Oslo, que narra la historia de los , incluyendo un relato detallado de las horas críticas antes de la firma, contiene una foto del documento con la frase “el equipo palestino” tachado a mano y reemplazado por la “OLP”. Sin embargo, en la copia de los en los Archivos del Estado de , le falta la primera página original con las enmiendas escritas a mano y en su lugar hay una página mecanografiada con la corrección, creando así la falsa impresión de que desde el comienzo la OLP había sido el firmante ya previsto. Aparentemente, aquellos involucrados en el acuerdo de Oslo reemplazaron la página original con una versión mecanografiada para eliminar las evidencias de su capitulación de último minuto. ‘Abbas, orgulloso del logro de la OLP en el poderoso armado de Rabin y el gobierno israelí, presenta la primera página enmendada en su forma original.

Lo siguiente es la sección de la traducción al inglés del libro de ‘Abbas que describe los acontecimientos del 13 de septiembre, 1993 el día de la firma de los , tal como lo relató Hayel Al-Fahoum, miembro de la delegación en Washington y director de la Sección Europea Occidental en el Departamento Político de la OLP.[2]

La portada de la versión árabe del libro de ‘Abbas (Mahmoud’ Abbas, El Camino a Oslo – El signatario del acuerdo revela los verdaderos secretos en la historia de las negociaciones, Beirut: Sharikat al-Matbu’at lil-Tawzi ‘wal-Nashr, 1994)

Arafat horas antes de la firma: Si el acuerdo no es enmendado, no lo firmaremos

“La Administración estadounidense anunció que la firma [de los ] tendría lugar el lunes 13 de septiembre y que el canciller Shimon Peres firmaría el acuerdo por . Pero, como de costumbre, nosotros, los palestinos, no decidimos quién sería de nuestro lado el que lo firmaría. Nuestro canciller Farouq Al-Qaddoumi, debería haber sido el que firmara, pero como se oponía al acuerdo, este se negó a hacerlo. Mientras tanto, Arafat quiso asistir a la ceremonia, lo que por supuesto requería que Rabin estuviese presente también. Como resultado, los intensos contactos tuvieron lugar durante las 48 horas que precedieron a la ceremonia de la firma. Los dos hombres fueron finalmente invitados a asistir, mientras que a mí me pidieron que firmara en nombre de la OLP. Tuve algunos reservas sobre si ir, pero muchos hicieron esfuerzos para eliminarlos. Así fue como algunas horas después yo me encontraba en el avión real marroquí que llevó a nuestra delegación a Washington el domingo 12 de septiembre, 1993. Las siguientes 48 horas que pasamos en Washington estaban llenas de mucha actividad: reuniones, contactos y funciones oficiales. Echemos un vistazo a algunos de los eventos de aquel día.

“Cuando la Declaración de Principios fue endosada en Oslo el 20 de agosto, 1993, no hubo ningún reconocimiento mutuo entre la OLP e y como resultado el preámbulo declaró que el acuerdo fue entre el Gobierno del Estado de y el equipo palestino en el delegación jordano- en la Conferencia de Paz del Medio Oriente que representaba al pueblo palestino. Esto era natural ya que las negociaciones en Washington habían comenzado y procedido de esta forma. Pero luego de firmarse las cartas de reconocimiento mutuo, se suponía que el preámbulo debía ser modificado para que la “Organización de Liberación ” fuese sustituida por el “equipo palestino”. Las siglas OLP también debían ser sustituidas por “” en otras partes del documento. Llegamos a Washington pensando que la enmienda sería automática y sin preguntas o negociaciones. La delegación en Washington no tomó ninguna medida para realizar la enmienda sobre la base de que deberíamos abordar el tema nosotros con los israelíes, los estadounidenses y los noruegos. Entonces sentimos que los israelíes no estaban preparados para realizar ningún cambio en el documento con el pretexto de que el tiempo para la modificación era corto y que ahora no se podían realizar enmiendas ya que ahora la Casa Blanca se hallaba lista para firmar. Hayel Al-Fahoum, miembro de la delegación en Washington y director de la Sección Occidental en el Departamento Político de la OLP, registró las últimas horas antes de la ceremonia de firma en estas palabras:

“A las 6 a.m. del lunes 13 de septiembre, 1993 uno de los miembros de la delegación israelí me llamó y se presentó como el ayudante de Shimon Peres. Este pidió hablar con Abu Mazen para concertar una reunión entre él y Peres a las 6 p.m. Mientras tanto, desde su suite en el hotel, Arafat despertó a Ahmad Tibi y le pidió que contactara a Peres para hacer el cambio apropiado en el preámbulo. Ahmad Tibi regresó con una respuesta siendo esta mitad negativa y mitad positiva. Rabin había aceptado mencionar a la OLP como firmante del acuerdo al final del documento. Tibi le informó al liderazgo de la OLP sobre esto y Arafat dijo que no era suficiente y le dijo: ‘No firmaremos el acuerdo porque no menciona el nombre de la Organización de Liberación de ”. Luego le pidió a Tibi que contactara a Yitzhak Rabin, Shimon Peres y Haim Ramon quienes se encontraban en Tel Aviv. Alrededor de las 8 a.m. fueron enviados Hassan Asfour, Muhammad Abu Koush y Ahmad Tibi para que contacten a la delegación israelí, pero los tres regresaron con las manos vacías. En la reunión Tibi amenazó a Shimon Peres con la premisa de que la delegación y Yasser Arafat no llegarían a la Casa Blanca, ya que Arafat les había ordenado a todos los miembros de la delegación no abandonar el hotel en dirección a la Casa Blanca hasta que se enmendara el preámbulo. A las 8.45 a.m. todos los miembros de la delegación se reunieron en la suite de Arafat para discutir el asunto. A las 9 a.m., Arafat recibió a James Baker [el ex secretario de Estado estadounidense] y le informó del último acontecimiento. Baker luego le preguntó: “¿Cuándo se firmará el acuerdo? Abu Ammar [Arafat] respondió: a las once en punto. Baker luego dijo: ‘Los israelíes aceptarán la enmienda a las 10.58’. Eran casi las 9.35 cuando Hanan Ashrawi intervino: Se está haciendo tarde. Los miembros de la delegación apenas llegan a la Casa Blanca y tomar sus asientos para la ceremonia de firma ‘(Hanan Ashrawi y Nabil Shaath habían establecido contacto intensivo con Dennis Ross, Aaron Miller y Edward Djerejian [del Departamento de Estado estadounidense] para realizar la enmienda, pero la respuesta fue negativa) Arafat le dijo a los miembros de la delegación que se dirigieran a la Casa Blanca. Este se alojó en el hotel con Abu Mazen y yo permanecí en el lugar. En ese momento, Arafat envió a Ahmad Tibi a la sede de la delegación israelí para informarle que, si no se enmendaba el preámbulo para incorporar el nombre de la Organización de Liberación de , el acuerdo no se firmaría. A las 10 a.m., Abu Mazen preguntó: ‘¿Qué haremos si la enmienda no está hecha?’ Arafat respondió: ‘No firmaremos el acuerdo’. A las 10:10 sonó el teléfono. Ahmad Tibi se encontraba en línea. Este le informó a Arafat que Peres había aceptado sustituir las palabras “Organización de Liberación de ” por “el equipo palestino en la delegación palestino-jordana”. Arafat aceptó la enmienda.

“A las 10.15 comenzamos a dirigirnos a la Casa Blanca. La procesión llegó a las 10.30 y Arafat y Abu Mazen fueron escoltados a una sala interior de la Casa Blanca. El Presidente Clinton, Rabin, Peres y sus ayudantes estaban allí. Acompañado por el jefe de protocolo estadounidense, fui al lugar donde se llevaría a cabo la ceremonia de firma y me senté cerca de la tribuna en la que se colocó la mesa para la firma. Pedí ver al asesor legal estadounidense o al oficial de protocolo para echar un último vistazo a los textos del documento que pronto se firmaría. El asesor estadounidense comenzó a describir el procedimiento de la firma, pero yo insistí en ver los textos del acuerdo para asegurarme de que se había realizado la enmienda acordada. Cuando examiné el documento, descubrí que no había ninguna enmienda. De hecho, descubrí que la última línea era la siguiente:

“Por el gobierno de : Por la delegación palestina:

“No hubo mención de la Organización de Liberación de Palestina en todo el texto. Me apresuré a informarle al asesor legal estadounidense que tenía instrucciones estrictas de no presentarle el acuerdo a Abu Mazen si no se habían hecho las enmiendas requeridas. Le pedí que fuera y ver a Peres, que se encontraba en la Casa Blanca y consultar con él. El asesor legal estadounidense se apresuró a entrar en la Casa Blanca para consultar con Peres. Procedí hasta la primera fila de invitados y le pedí a Hanan Ashrawi que me acompañara para resolver el problema. El consejero estadounidense regresó y le dije que relacionara la respuesta en presencia de Hanan Ashrawi. Este dijo que Peres había confirmado su acuerdo con la enmienda y que durante la firma Abu Mazen podía tachar las palabras Delegación Palestina y reemplazarlas por La Organización para la Liberación de Palestina a mano. Hanan dijo entonces que Abu Mazen debería firmar el documento ante Peres para que la enmienda se viera acordada y legalmente fijada. Pero el asesor legal estadounidense dijo que el protocolo requirió que Peres firmase primero. Hanan me dijo que insistiera en su posición y regresó a su casa. Luego le pregunté al asesor estadounidense si la última página podía ser reescrita en su nueva forma. De hecho, este rápidamente sacó 4 copias de la enmienda escritas en la Casa Blanca y regresó con el asesor legal israelí Joel Singer. Las páginas nuevas se agregaron a las otras páginas del acuerdo, pero pedí que las líneas finales sin enmendar fuesen tachadas en todas las copias, lo cual se hizo. En cuanto a la primera página, el preámbulo fue modificado a mano y la expresión “O.L.P” fue sustituida por “Palestino”. El consejero israelí Joel Singer y yo endosamos el documento.

“A las 11.10 a.m., después de un retraso de diez minutos, comenzó la ceremonia de firma, después de lo cual todo transcurrió sin problemas”.

La primera página del acuerdo, con la enmienda manuscrita, tal como se presenta en el libro de ‘Abbas en árabe (página 349)

Apéndice: Cartas de reconocimiento mutuo de -OLP[3]

9 de septiembre, 1993

Yitzhak Rabin

Primer Ministro de Israel

Sr. Primer Ministro,

La firma de la Declaración de Principios marca una nueva era en la historia de Medio Oriente. En firme convicción de eso, me gustaría confirmar los siguientes compromisos de la OLP:

La OLP reconoce el derecho del Estado de Israel a existir en paz y seguridad.

La OLP acepta las Resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La OLP se compromete con el proceso de paz en el Medio Oriente y con una resolución pacífica del conflicto entre las dos partes y declara que todos los temas pendientes relacionados con el estatus permanente se resolverán a través de negociaciones.

La OLP considera que la firma de la Declaración de Principios constituye un acontecimiento histórico, inaugurando una nueva época de coexistencia pacífica, libre de violencia y todos los demás actos que ponen en peligro la paz y la estabilidad. En consecuencia, la OLP renuncia al uso del terrorismo y otros actos de violencia y asumirá la responsabilidad sobre todos los elementos y el personal de la OLP para asegurar su cumplimiento, evitar violaciones y disciplinar a los infractores.

En vista a la promesa de una nueva era y la firma de la Declaración de Principios y basada en la aceptación por parte de los palestinos a las Resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad, la OLP afirma que aquellos artículos del Pacto Palestino que le niegan el derecho a Israel de existir y las disposiciones del Pacto inconsistentes con los compromisos de esta carta ahora no funcionan y ya no son válidos. En consecuencia, la OLP se compromete a presentar al Consejo Nacional Palestino para su aprobación formal los cambios necesarios respecto al Pacto Palestino.

Sinceramente,

Yasser Arafat Presidente

La Organización de Liberación de Palestina

 

——————————————–

9 de septiembre, 1993

Yasser Arafat Presidente

La Organización de Liberación de Palestina

Sr. Presidente,

En respuesta a su carta del 9 de septiembre, 1993 deseo confirmarle que, ante los compromisos de la OLP incluidos en su carta, el Gobierno de Israel ha decidido reconocer a la OLP como el representante del pueblo palestino y comenzar las negociaciones con la OLP en el proceso de paz del Medio Oriente.

Sinceramente,

Yitzhak Rabin

Primer Ministro de Israel

*Yigal Carmon es Presidente y fundador de MEMRI.


[1] Véase MEMRI Informe Diario No. 134, La Historia Detrás del Apretón de Manos, 13 de septiembre, 2017.

[2] Mahmoud ‘Abbas, a través de canales secretos: El Camino a Oslo: Líder sénior de la OLP, la historia reveladora de Abu Mazen sobre las negociaciones con Israel (Reading, Reino Unido: Garnet, 1995), 209-213.

[3] Mfa.gov.il, 10 de septiembre, 1993.