Diario Judío México - La Serie “ArtScroll” presenta los comentarios de los gigantes clásicos de todos los tiempos, antiguos y contemporáneos de una manera lógica y comprensible, como un maestro en un emocionante viaje de descubrimiento intelectual. Todo el texto hebreo se restablece claro y fluído en su traducción al inglés.

El Libro de Ruth es mucho más que una historia de lealtad y bondad.

Un repaso al Libro de Rut

Rab Avi Geller / Aish Latino

Introducción

El Libro de Rut es leído en la festividad de Shavuot, en el tradicional aniversario de la muerte (y nacimiento) del rey David. El libro relata la historia de una notable mujer pagana que se unió al Pueblo Judío, y se convirtió en antepasado del rey David.

Otra conexión entre la historia de Rut y Shavuot es el concepto de “aceptación de la Torá” en todos sus detalles, que Rut tan elocuentemente proclama, y que es exigido a todos los conversos. En Shavuot, revivimos el evento en el Sinai en el cual el Pueblo Judío en su totalidad aceptó la Torá.

Además, el libro se sitúa en el periodo de las cosechas, precisamente cuando ocurre la festividad de Shavuot.

Capítulo Uno- Días de Juicios

“Y esto fue en los días de las declaraciones de los jueces” (Rut 1:1). El simple significado de esto es, “Cuando los jueces juzgaron.” Sin embargo, los Sabios interpretan este pasaje como, “¡El pueblo juzgó a sus jueces!”.

Los 300 y tantos años de los Jueces en (antes del reino de los Reyes) fue único en la historia de la humanidad. Un juez era designado por consentimiento popular (no elegido) y él decidía sobre asuntos privados y públicos así como también establecía políticas nacionales.

Sin embargo, no tenía medios para imponer sus decisiones. No tenía policía ni fuerzas armadas (la cual era puramente voluntaria y se reunía sólo para la guerra) para llevar a cabo sus órdenes. ¡La nación entera se manejó con un “sistema de honor” por más de 300 años!

A pesar de que en el Libro de Jueces encontramos dos calamidades nacionales que son atribuidas al hecho que “no había rey en ”, implicando que una monarca con poder pudo haber prevenido aquellos eventos, en conjunto, dos eventos en 300 y tantos años es bastante buen record. ¿Qué pasaría en la ciudad de en un día sin fuerza policial? (¡o incluso con fuerza policial!) (Rabino Avigdor Miller).

La historia de Rut ocurre durante un período sin jueces, cuando no había autoridad. La gente pobre amenazaba con “vaciar” a los ricos, y no había quien lo impidiera. Esto también pudo haber causado que Elimelej se aterrara y dejase .

La Escasez

“Hubo escasez en la tierra, y un hombre dejó Betlehem en Yehudá (el centro de la vida judía antes de Jerusalem) para residir (temporalmente) en los campos de Moab (en paz y tranquilidad), él y su esposa y sus dos hijos” (Rut 1:1). Él fue el ideólogo, y su esposa e hijos aceptaron su decisión con disgusto.

“Su nombre era Elimelej” de la aristocrática familia de Yehudá. “El nombre de su esposa era Naomi (‘agradable’, bien conocida por sus proyectos caritativos) y sus hijos eran (apropiadamente) llamados Majlón (‘enfermedad’) y Jilyón” (‘acabado’, lo que finalmente les aconteció) (1:2).

“Ellos vinieron a los campos de Moab y ellos estuvieron ahí.” (1:3) Dejar por la Diáspora es muy fácil, solamente toma el avión y estás ahí. ¡Retornar luego es mucho más difícil!

La Muerte de Elimelej

Si bien Elimelej pudo haber tenido muchas excusas razonables para abandonar , ante los ojos de Dios él era culpable de abandonar a su pueblo en momentos de necesidad. Dado que esto era una gran “profanación del nombre de Dios”, él fue castigado con una muerte temprana.

Matrimonio Mixto

Naomi, la viuda, debió haber regresado inmediatamente a Israel. ¡Pero ella se quedó con “visa de turista” por otros 10 años! Sin la supervisión de su padre y a falta de mujeres judías, los hijos se casaron con mujeres locales—Orpa y Rut, las hijas de Eglón, el rey de Moab. Esto también fue considerado como un insulto al Pueblo Judío, y ambos hermanos enfrentaron las consecuencias de Dios.

Pregunta: ¿Se convirtieron Orpa y Rut al en forma apropiada? Si no fue así, ellas no estuvieron legalmente casadas, entonces ¿por qué Rut es considerada como la esposa de Majlón y heredera de sus campos al final del libro? Si fueron convertidas en forma debida, entonces ¿por qué Naomi intentó persuadirlas de volver a su culto de idolatría?

Respuesta: Los comentarios explican que por supuesto ellas experimentaron un proceso de conversión, pero la validación de la conversión dependía de si ellas fueron realmente sinceras. Si ellas volvían a casa (como lo hizo Orpa), eso revelaría que no habían aceptado completamente al desde un primer momento. Si ellas se quedaban (como lo hizo Rut), eso demostraría que siempre habían sido judías y que eran las viudas de sus maridos.

Primero se fue el Dinero

El Todopoderoso primero envía señales de advertencia. ¡Elimelej y sus hijos perdieron toda su riqueza, para despertar en ellos el arrepentimiento, pero fue en vano! “Elimelej el esposo de Naomi murió” (1:3). Ella dejó de ser la esposa del gran millonario, (aunque él fue conocido como “el esposo de la famosa Naomi” distinguida por sus nobles actos) (Malbim).

¡Cuando los dos hermanos murieron, no había dinero para sus mortajas, y las princesas Orpa y Rut tuvieron que pagar por los gastos de los funerales de sus maridos! Este descenso fue el resultado de alejamiento de la corriente principal del Pueblo Judío (Midrash).

Naomi Trata de Disuadirlos

Escena: Un camino tranquilo en los campos de Moab. Tres mujeres están llorando. La historia judía se está haciendo…

Naomi regresa a la Tierra de Israel, acompañada por sus nueras. Naomi espera que ellas vuelvan a Moab, y se sorprende de que ellas se queden con ella. Ella intenta persuadirlas para que regresen: “Y Naomi le dice a sus nueras, ‘Retornen mis hijas a la casa de sus madres. Sea que el Todopoderoso les compense por la bondad que han mostrado por sus esposos y por mí, y que encuentren descanso en una nueva vida marital'” (1:8).

Naomi le está diciendo a las mujeres que regresen donde sus madres, pero les recomienda que si realmente quieren “descanso,” ellas deben regresar a Moab y casarse nuevamente.

Pregunta: ¿No es la casa de una madre más tranquila que una casa llena de niños y todo lo que ella conlleva?

Respuesta: Naomi no se refirió al descanso físico, el cual obviamente es más común en la casa de una madre. Sino que ella se refirió a “paz interior” la cual experimenta más plenamente una mujer cuando tiene una familia.

“Ellas contestaron: ‘Nosotras regresaremos contigo a tu pueblo'” (1:10). El primer intento de Naomi es rechazado, y Rut y Orpa sinceramente quieren quedarse con el Pueblo Judío. Como ellas no tienen motivos ulteriores, cualquier corte judía las hubiese aceptado como conversas sinceras sin ningún intento de disuasión adicional. Sin embargo la “Rebetzin” Naomi no se da por vencida. “¡Regresen mis hijas, vayan! Porque yo estoy muy vieja para volverme a casar. ¿Hay alguna esperanza para mí? Aun si me casara esta noche y tuviese hijos, ¿esperarían ustedes a que ellos crecieran para casarse con ellos? Si fuese así, ustedes nunca se casarían. No hagan esto, mis hijas, porque yo estoy amargada a cuenta de ustedes, porque la mano del Todopoderoso me ha castigado” (1:13).

Naomi las está aconsejando: Su meta es encontrar descanso con un marido y volverse a casar. Conmigo no hay esperanza. ¡Aun si me casara esta noche y tuviese hijos! Las posibilidades de que una viuda anciana se vuelva a casar son 1 en 1.000. Volver a casarse esta noche es 1 en 10.000, y tener hijos— ¡el computador explota! Y a pesar de eso, no podrían esperar a que crecieran. Por esto mi consejo es que retornen a sus familias no judías. (Escuchado del Rabino Shlomo Brevda).

Orpa Se Va, Rut Se Queda

Orpa respondió: “Sí, tú eres mi mentora y rebetzin, y me has enseñado lógica. Como mi meta es casarme y contigo allá no tengo posibilidad (especialmente siendo una conversa), yo debo marcharme”. Ella besó a su suegra y se marchó.

Rut, sin embargo, se aferró a Naomi. “¿Cómo puedo si quiera considerar dejarte? ¿Qué diferencia hay si me caso o no? ¡Yo quiero la Torá y todo lo que la circunda!”.

Muchos años después, se peleó una batalla entre el bisnieto de Rut, David, y el de Orpa, Goliat. Los Sabios comentan que coincide que David– el descendiente de la que se aferró—fuese el victorioso sobre la que besó y se marchó. ¡Nuestras decisiones pueden tener impacto aun en generaciones posteriores!

Para ese momento, la sinceridad de Rut es obvia, y aun así la Rebetzin Naomi hace un esfuerzo para disuadirla. “¿Por qué no sigues a tu compañera a su pueblo?” (1:15), ella insiste.

Rut contesta: “no me implores que te deje. Donde tú vayas, yo iré. Donde tú te hospedes, yo me hospedaré. Tu nación es mi nación. Y tu Dios es mi Dios. ¡Sólo la muerte nos separará!”. Con esta declaración de fe, Rut acepta la Torá en su totalidad.

Los Sabios infieren de esto que un futuro converso debe ser informado en específico sobre mitzvot difíciles y fáciles (e incluso inferir cuáles Naomi le presentó a Ruth y ella aceptó). Rut le está informando a Naomi su intención de ser judía bajo cualquier circunstancia, incluso si Naomi la abandona, pero ella prefiere por sobre todo permanecer con Naomi.

En este punto incluso Naomi está lista para aceptarla, pero aun queda una prueba más: “Y ella vio su esfuerzo por ir con ella, entonces ella se abstuvo de hablar con ella” (1:18). Naomi caminó como una mujer anciana, lentamente rezando mientras caminaba. Ruth caminó como lo haría una mujer joven, sin embargo ahora ella trataba de la mejor manera de emular a Naomi en su ritmo y forma, lo que exigió mucho esfuerzo de parte de Rut. Ahora incluso Naomi estaba convencida de su total sinceridad. (Rabino Brevda).

Llegada a Betlehem

Retornar a Israel desde el extranjero era muy complicado. “Ella dejó el lugar donde estaba, para ir por la senda y regresar a la tierra de Yehudá. (1:7). “Y ellas fueron y vinieron a Betlehem y he aquí que llegaron a Betlehem” (1:19). “Y Naomi y Rut regresaron de los campos de Moab y llegaron a Betlehem en la temporada de la cosecha de cebada” (1:22)

Estos versos dicen que ella se fue, para ir, para retornar, y fue y vino y vino (nuevamente), y retornó y llegó. Retornar a Israel no es simple porque es más que un movimiento físico, sino que también es una elevación espiritual. (Rabino Brevda).

“Cuando entraron a Betlehem, la cuidad entera estaba en conmoción- ¿Es ella Naomi?” (1:19). Ella contestó, “No me llamen Naomi (agradable) sino que Mara (amargura) porque Dios me ha castigado”. ¡Rut se sintió bastante incómoda al oír esta confesión pública de su mentora!

Pregunta: ¿Por qué estaba la cuidad entera observando su entrada? Y ¿cómo tuvieron la falta de sensibilidad para avergonzar a una viuda en público, diciendo, “¿Es ella Naomi?”?

Respuesta: En el día en que Rut aceptó la Torá, la esposa de Boaz el Juez murió, y el día siguiente fue su funeral al que asistió la población completa. Naomi y Rut llegaron justo durante el funeral, pasando por el cementerio en las afueras de la ciudad (Talmud).

Por supuesto, la gente de la ciudad no avergonzó intencionalmente a Naomi; fue una reacción espontánea. Ellos recordaban a Naomi como una mujer joven, atractiva y rica siempre ayudando a los demás y de pronto se les confronta una doliente viuda de edad quien extrañamente les parece familiar. ¡De golpe ellos declaran, “¿Puede ser ella la misma Naomi?!” (Rabino Brevda).

Capítulo Dos- Introducción

1) En una sociedad agrícola la distribución de granos para los pobres era llevada a cabo en tres formas (ver Levítico 19:9):

a.     Peah — asignando una esquina del campo para los pobres, la cual podría ser dividida por ellos en forma igualitaria para que cualquiera pudiera tomar lo que quisiera.
b.    Leket — Cuando los cosechadores cortaran los tallos de los granos, si uno o dos tallos cayeran a la tierra, quedarían para los pobres.
c.     Shijeja — En la recolección de gavillas de grano, si una o dos gavillas fueran olvidadas, deben de ser dejadas para los pobres. En época de cosecha, los pobres seguirían a los cosechadores para recoger todo lo que pudieran.

2)La herencia de tierra que cada judío recibió en Israel no era para ser vendida a menos de que existiera un caso de gran necesidad. Los parientes del vendedor tenían la obligación de recobrar la tierra si el vendedor no podía afrontar su recuperación. Si una viuda heredaba de su marido, se acostumbraba que el comprador se casara con la viuda, para que el nombre del dueño original fuera recordado en la tierra. (“Puede usted ver a la Sra. Green en el campo, su primer marido, el Sr. Brown fue una vez dueño de este campo”).

3) ¡La Torá prohíbe que un judío se case con un moabita – incluso converso! La tradición oral explica que esta prohibición era solamente en contra de los hombres moabitas pero sí está permitido casarse con una mujer moabita que sea conversa. Esta tradición oral no era bien conocida en ese tiempo, ya que la cantidad de conversas moabitas que buscaban casarse con judíos era mínima – ¡es decir solamente Ruth!

Boaz Entra en Escena

El Juez actual en Israel era Boaz, sobrino de Elimelej, un distinguido erudito que recientemente había perdido a su esposa. Naomi se negó a solicitar su ayuda, y esperó que él hiciera el primer acercamiento. Mientras tanto, Naomi y Rut estaban desfalleciendo de hambre porque habían llegado en época de cosecha, y los campos de Elimelej no habían sido plantados. Naomi tenía la opción de vender sus campos, y Boaz, su pariente, estaría obligado a recuperarlos. Ruth se ofreció a espigar los campos con los pobres, ya que nadie la reconocería ni avergonzaría, como lo hubiesen hecho con la ex Naomi adinerada. Naomi le dio su permiso (de otra forma el libro hubiese terminado aquí con dos funerales más).

Ruth Espiga los Campos de Boaz

“Y ella fue y ella vino y sucedió sobre los campos de Boaz, el pariente de Elimelej” (2:3).

Pregunta: ¿Por qué Rut fue y vino dos veces?

Respuesta 1) Ella quiso asegurarse de que conocía el camino a casa, entonces dejó señales a lo largo del camino y los siguió para estar segura del sendero.

Respuesta 2) Ella salió varias veces, pero esperó hasta encontrar un grupo de espigadores con los que se sintiera cómoda.

Respuesta 3) En vez de espigar en una dirección que la llevaría lejos de su hogar, ella fue al final del campo y volvió hacia su casa para no tener que acarrear la carga de granos (Gaón de Vilna). ¡Ella era una “recolectora principiante” y ya sabía los trucos del negocio!

Casualmente, ella llegó a los campos de Boaz y espigó toda la mañana.

Boaz Aparece en Escena

Cuando llegó el mediodía, el jefe llegó e inmediatamente notó la presencia de Rut. “Boaz preguntó a su gerente ¿De quién es esa doncella?” (2:5) Los Sabios preguntan: ¿Por qué Boaz pregunta por esta mujer? ¿Acaso él se fijaba en cada mujer en el campo? La respuesta: Él se dio cuenta de la modestia y escrupulosidad de Rut sobre las leyes de espigueo.

Pregunta: ¿Boaz observaba a cada joven religiosa y modesta en el campo?

Respuesta: Para evitar disputas con los pobres sobre Peah (lo que estaba dividido entre los pobres) o con los cosechadores sobre las gavillas que eran valiosas (Shijeja), Rut espigó solamente los granos individuales (Leket). Como ella era la única ahí, pudo acumular una buena cantidad de granos, así es que Boaz, viéndola a ella como la única mujer en el campo cargada con granos, se imaginó que estaba relacionada con algún cosechador que estaba dejándole sus granos caros. “¿De quién es esa doncella?”, él declaró (Malbim).

Otro enfoque: Esta era la primera cosecha después de años de sequía. Las mujeres que espigaron estaban desesperadas por alimentar a sus hambrientos hijos. Ellas cogieron en forma inmodesta cada grano que pudieron agarrar con sus manos. Solamente una mujer estaba agachándose en forma modesta en vez de estar encorvándose, y era estricta sobre cuantos granos podían ser recogidos. Ella debió de haber tenido una mentora que le enseñara estos importantes principios. “¿De quién es esa doncella?”, él declaró. “¿Quién le enseñó todo esto?”. La respuesta fue que ella era la nuera de Naomi, quien le enseñó las leyes de recato (Rabino Brevda).

Boaz Extiende su Invitación

Boaz invitó a Rut a comer con él, explicándole lo impresionado que él estaba por el hecho de que ella haya acompañado a su suegra. Rut comió su porción y puso el resto en un “recipiente para llevar comida” para Naomi. Boaz le aconsejó que se quedara con sus recolectores, y cuando estuviese sedienta ella podría beber del agua del barril. Él advirtió a sus hombres que no la molestaran, y ella continuó espigando hasta el anochecer.

Cuando ella terminó, ella había vencido al cansancio y logró juntar una “eifa” (una gran medida) de grano. Ella trajo el grano a casa de Naomi, junto con los sobrantes de su comida. Naomi estaba muy impresionada, y preguntó quién era el dueño del campo que le permitió tomar tanto grano. Apenas escuchó el nombre Boaz, ella le explicó a Rut su relación con ellas, y Rut continuó espigando en sus campos hasta el final de la temporada.

Capítulo Tres – Introducción

1) Una conversa, así como una divorciada o viuda, no puede volver a casarse hasta que hayan pasado tres meses, para determinar si ella estaba embarazada de antemano, y así poder identificar el padre. Después de tres meses el feto es visible.

2) La Torá ordena a un hombre casarse con la viuda de su hermano fallecido, si no hay hijos, para recordarlo. (Esta mitzvá de yibum no se practica en la actualidad). En forma similar, el redentor de un campo se casaría con la viuda, para que el campo continuara siendo recordado y relacionado al dueño original.

Naomi la Casamentera

Después de que el período de 3 meses (desde su conversión) había terminado, Naomi le informó a Rut que había llegado el momento de tomar un “descanso” (paz interior) y casarse. El hombre afortunado era nada menos que Boaz el Juez. Naomi le dio a Rut instrucciones exactas: Boaz estará seleccionando grano, y pasará la noche en el granero cuidando sus cosechas. Rut deberá vestirse bonita, ir al granero cuando Boaz esté dormido, y dormir a sus pies.

Rut y Boaz

A pesar de que Rut no consideró que este era un comportamiento modesto, siguió el plan de su mentora. Ella fue primero al granero y luego se cambió de ropa (no había razón para atraer la atención innecesariamente). En medio de la noche, Boaz se despertó y encontró a la mujer a sus pies. A su confusa pregunta ella respondió, “¡Yo soy Rut tu sirvienta, tú eres mi redentor — y debes casarte conmigo!” (3:9).

Boaz estaba muy impresionado de que Rut eligiera casarse con un anciano erudito en vez de elegir un pretendiente joven. Él le prometió arreglar los asuntos en la mañana, y controló sus deseos durante toda la noche. Antes del amanecer, la envió a casa (no había necesidad de provocar rumores), pero primero le dio seis medidas de cebada en su pañuelo, la cantidad necesaria para una comida. “Para cuando hayas terminado el desayuno, el asunto estará resuelto” (Malbim).

Los Sabios dicen que Boaz hacía alusión a que su descendiente redimiría al Pueblo Judío. Isaías nos dice que el Mesías tendrá seis rasgos: “El espíritu de sabiduría, entendimiento, consejo, y poder. El espíritu de conocimiento y temor al Cielo” (Isaías 11:2) (Rashi).

Rut llegó a la casa de Naomi mientras aún estaba oscuro, y ella no la reconoció. Naomi le aseguró a Rut que Boaz no iba a descansar hasta que el asunto estuviese resuelto.

Capítulo Cuatro – Introducción

La Torá prohíbe el matrimonio con una conversa moabita o amonita porque “Ellos no vinieron a encontrarlos en el desierto con comida y agua” (Deuteronomio 23:5). La tradición oral del Sinai diferencia entre los hombres que debieron haber traído el alimento, y las mujeres que no eran culpables. Esta tradición no era bien conocida, e incluso en los tiempos de David, el linaje de Rut fue cuestionado, hasta que el asunto quedó finalmente arreglado.

Boaz Convoca a la Corte

A pesar de que Boaz era el sobrino de Elimelej, Elimelej aún tenía un hermano vivo que tenía derecho a recobrar primero los campos. Casualmente, Boaz inmediatamente se encontró con “Ploni Almoni”. Unos dicen que este no era su verdadero nombre, pero la Torá usa un seudónimo a fin de no avergonzarlo. “Ploni Almoni” es el equivalente en hebreo a “fulano de tal”. (¡Unos dicen que su nombre real era Tov!) Boaz convocó a un tribunal con 10 hombres (a fin de hacer público el procedimiento) y explicó la situación grave de Naomi a Ploni, quien inmediatamente aceptó recobrar los campos de Elimelej, Majlón y Jilyón.

“Sin embargo,” continuó Boaz, “Naomi y Rut, las herederas de los campos, solamente aceptarían si el que redentor se casa con Rut – a fin de mantener el nombre de Majlón asociado a sus campos”. En ese momento, Ploni retrocedió. “¿Casarme con una moabita y despreciar mi linaje? ¡No me llamen, yo los llamaré!”.

Boaz inmediatamente aceptó recobrar los campos. Él hizo un “kinian” (acto de adquisición) a través de sacarse un zapato (cualquier otro ítem tal como un pañuelo puede también ser usado), el cual Ploni levantó. De esa forma Boaz adquirió los campos y Rut se convirtió en su esposa – en una ceremonia de matrimonio apropiada. La gente presente bendijo a Rut para que sea como las matriarcas Rajel y Lea. (A pesar de que esta era la tribu de Yehudá, descendientes de Lea, todos concordaron en que Rajel fue la esposa principal de Iaacov, y mencionaron su nombre primero.) La gente también les bendijo deseándoles que su matrimonio fuera como el de Yehudá y Tamar. (4:11);

Un Niño Nace para Naomi

Rut dio a luz a un niño llamado Ovad y Naomi se convirtió en su niñera. La gente declaró, “Un hijo le nació a Naomi” (4:17) contrastando con el capítulo 1, cuando ella sostuvo que no podía tener más hijos.

El libro de Rut termina con el linaje del rey David, descendiente de Rut y Boaz. ¡Samuel el profeta escribió este libro, revelando que la antecesora de nuestro rey más querido y del futuro Mesías desciende de nuestro archienemigo Moab! ¡Sólo un gran profeta podría haber contado esto!

¿Cuál era el origen de Moab? Lot era el sobrino de Abraham y su principal discípulo, pero después Abraham lo expulsó y Lot se fue a Sodoma. Después de la destrucción de Sodoma, Lot cometió incesto con sus hijas, y la mayor llamó a su hijo Moab – literalmente “de padre” (ver Génesis 19:37). Los cabalistas explican que una chispa de santidad de Lot retornó al Pueblo Judío muchas generaciones después (como un gen recesivo) en la forma de Rut. Esta chispa era el Mesías, escondido a la vista.

Epílogo

Los Sabios dicen que en la noche siguiente al matrimonio de Boaz y Rut, Boaz murió. Muchos atribuyen esto al pecado de casarse con una “moabita” prohibida. La verdad es que Boaz era un hombre mayor y Dios lo preservó para que pudiese ser el progenitor de la dinastía de David. Rut vivió una vida larga e incluso fue testigo de la grandeza del rey Salomón. Ella fue la personificación de la proclamación que los Judíos hicieron en el Sinai, y que renovamos cada año en Shavuot: “Haremos y escucharemos” (Éxodo 24:70), y es por eso que el libro de Rut es leído en la sinagoga el día de Shavuot. Primero debemos aceptar los mandamientos de Dios, y luego tratar de entenderlos de la mejor forma.

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior¡La población de San Gabriel nos necesita urgentemente!
Artículo siguienteRosemary Schindler Garlow y Jim Garlom visitan el Centro de Estudios Multisensorial
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.