No deja de asombrarnos, cada oportunidad es una sorpresa, vamos de exposición y homenaje a otro mas y en esta oportunidad fue en una galería de Polanco donde Don Pepe Sacal, mostró sus creaciones, obras, sorprendiendo a los que nos encontrábamos en el lugar (no era un Estadio Deportivo, como manifestaron algunos amigos al vernos allí), y este fue realmente un reconocimiento y homenaje muy amplio.

Las palabras, las expresiones y el apoyo incondicional y completo de Silvia, su compañera de vida que es un ejemplo a seguir.

Es SACAL, un verdadero adicto al arte, un fuera de serie, un adelantado y una y otra vez muestra cosas diferentes, creativas, modernas e invade todo lo que uno se imagina.

Eso, es, su límite es la imaginación y es un privilegio poder asistir a sus eventos, sentirnos la familia, cercanos a este innovador y no queda mas que seguirlo felicitando una y otra vez.

Ya estuvimos conlos Sacal en muchos eventos, incluyendo hace poco en la presentación de su obra del “Chavo del Ocho” , Chespirito, en las instalaciones del Club América donde nos recibió el mismo Ricardo Pelaez, otora Presidente águila.

Un Judeo-mexicano sobresaliente, reconocido y único.

Aún así es mas completo como persona y ser humano.

Gracias. PEPE; por compartir.

¡Felicidades Mil!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAnuncio en Yiddish de Samsung’s Galaxy S8, (En Yiddish)
Artículo siguienteParentalidad y el Modelo Akeya