Para muchos analistas,  la postura de Putin en la actual confrontación entre y Ucrania conforma un enigma. Unos lo atribuyen a un presunto deterioro en  su actual estado de salud que incidirá en sus resoluciones, explicación en principio por demás simplista Un reciente artículo de la periodista israelí Pazit Ravina presenta una perspectiva diferente y bien puede  arrojar luz y explicar a líneas generales  los móviles que animan a Putin en la actual confrontación bélica entre y Ucrania.

Según Ravina, el genuino mentor y referente de Putin es el  analista  y estratega político Aleksandr Dugin. Nacido en 1962 en Moscú y vástago de un destacado militar y jurista soviético ejerció el periodismo. En los años 80 del siglo pasado, fue conocido en calidad de disidente   y anticomunista   y con la caída de la Unión Soviética su carrera comienza a florecer. Su libro “Bases de la Geopolítica” formó parte del programa de estudios de la Academia Militar Soviética.

En el año 1997 lanza la idea de un “fascismo auténtico, revolucionario y persistente” que no se asemeja en absoluto al Nacional Socialismo Alemán. Acorde a Dugin, el fascismo ruso  es un amalgama de conservadurismo nacional y natural aunado al anhelo de  promover un profundo  y genuino cambio.

En 1991, funda el Partido Euroasiático que apunta al renacimiento de la Unión Soviética  y a configurar nuevamente  un factor de peso en el espacio internacional pero desde una  perspectiva ultranacionalista, conservadora y tradicional.  En este contexto,  apunta y convoca a la unificación de , Bielorrusia y Ucrania, formulación ésta que  asomó nítidamente en el discurso pronunciado por Putin previo a la invasión a Ucrania.

Por todo ello no extraña que en  el año 2006 el Gobierno de Ucrania prohibió el ingreso de Dugin a su territorio calificándolo de persona no grata. Otro tanto sucedió cuando el 11 de Marzo de 2015, el Tesoro Norteamericano le impuso sanciones junto a otros ciudadanos rusos, a raíz de su intervención en la crisis de Ucrania.

De algún modo, la doctrina de Dugin   fue una suerte de anticipo a las futuras decisiones del Kremlin. A título de ejemplo , previo a la invasión rusa a Georgia en 2008, Dugin sostuvo ” que nuestras fuerzas conquistarán Tiblisi capital de Georgia, todo el país y quizás igualmente Ucrania y la mitad de la Isla de Crimea .El renacimiento ruso comienza con la conquista de Kiev”. Putin no fue en ese momento  tan lejos lo que provocó el enfado e incluso la  marginación de Dugin. Transcurrió un decenio para que sus formulaciones y aspiraciones cristalizaran y ya se reflejaron en un artículo elaborado por el propio Putin en el verano pasado.

Dugin es dueño de su propio canal de televisión rotulado Chargard y en los últimos días volvió a reiterar su aspiración a plasmar el renacimiento del Imperio Ruso a través de la unión de la Federación Rusa con Ucrania y Bielorrusia.

Dugin posee numerosos admiradores fuera de Rusia, entre otros, en partidos de extrema derecha  de  Francia e Italia así como en amplios sectores del Partido Republicano en Estado Unidos .También en Israel existe una muy pequeña comunidad Euroasiática cuyos miembros residen en Jerusalén. Hebrón y Herzlía  e identificada con los postulados de Dugin. Premisas como conservadurismo, tradición,  categórico rechazo a homosexuales, bisexuales y lesbianas así como a la migración musulmana, configuran  por cierto, el común denominador de estos colectivos y su respaldo a Putin. En la medida que la lucha entre el Kremlin y Occidente trascienda las fronteras de Ucrania, incuestionablemente deberá tomarse en consideración este fenómeno.

                               PUTIN Y SUS VECINOS JUDÍOS

En el año 2009 en compañía de mi esposa y  de un pequeño grupo israelí, efectué una interesantísima visita a la Federación Rusa. Cuando arribamos a San Petersburgo accedí a la relación de Putin con sus vecinos más concretamente, con una familia religiosa judía de dicha ciudad. Los padres de Putin eran modestos obreros y militantes del Partido Comunista, por todo lo cual en muchas oportunidades retornaban tardíamente a su hogar.Por ende, frecuentemente sus vecinos judíos solían abrir sus puertas y corazones   y recibir al niño en su hogar, en el  cual se alimentaba , hacía sus deberes para el colegio y también se esparcía.

Putin participó igualmente en numerosas cenas sabáticas y de las festividades judías , nunca olvidó la nobleza de esta familia y la invocó-incluso emocionándose- en diversas oportunidades. A raíz de esta vivencia, posiblemente  Putin haya de algún modo  internalizado valores como la familia tradicional, fe y práctica religiosas, valores éstos que  son propios de todas las confesiones religiosas.

No en vano,   en la época soviética y previo a la Perestroika, Putin en su calidad de Vice Intendente de San Petersburgo,  autorizó el funcionamiento de un colegio judío en la ciudad y de servicios religiosos en la hermosa Sinagoga de San Petersburgo  .Asimismo,  Putin mantiene una relación muy amistosa con el Movimiento Jabad y en especial con el Gran Rabino de Berl Lazar. Trascendió igualmente que a una de sus maestras judías  y actualmente residente en Israel ,Putin le adquirió un apartamento sito en la ciudad de Bat-Yam.

Todo ello por supuesto sin perjuicio de mi categórico rechazo a la acción militar emprendida por la Federación Rusa contra Ucrania.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Lo que ocurrió hace 30 años en Buenos Aires solo se volvió más peligroso” – Gideo Sa´ar, Ministro de Justicia y Vice Primer Ministro de Israel reunido con el CJL en Buenos Aires
Artículo siguienteZelenski pide ayuda a EU; Putin compara rusofobia con judíos
El Dr. Israel Jamitovsky nació en Montevideo, Uruguay y se radicó en Israel en 1973. Egrsado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de la República de Montevideo, revalidó su título de Abogado en Israel en 1975 y en 1991 obtuvo el de Notario. En la actualidad preside la Comisión de Ética de la Organización Latinoamericana en Israel. Desde 1982 participó en encuentros judeo-cristianos con intelectuales españoles que se celebraron en España e Israel respectivamente durante cuatro décadas a partir del año 1974.Desde 1999, presidió la comisión israelí que organizó dichos eventos. En el pasado, se contó entre los fundadores de la Liga de Amistad Israel-Uruguay, y amén de su actividad profesional, dirigió en Israel durante 22 años la revista Diálogo, revista de cultura bianual editada en castellano en Israel por el Departamento de Dor Haemshej de la Organización Sionista Mundial. Fue miembro del Tribunal de Apelaciones en demandas promovidas por Sobrevivientes del Holocausto y sus descendientes, en relación a seguros de vida en la época del Holocausto contra la Compañía de Seguros Generali.