Recientemente fui invitado por mí hijo Jonathan a visitar el imponente y muy bien puesto “Museo de la Memoria y la Tolerancia” en el centro de la CDMX.

Pero, antes de continuar con esta triste narración, quiero presentar mis calorosas felicitaciones y agradecimientos al personal que lo dirige y nos guío durante nuestra visita al museo, a los colaboradores que lo administran y operan, incluyendo a su patronato y a todos sus fundadores, sin olvidarnos de sus múltiples patrocinadores. Quedando personalmente a sus órdenes en caso de parecerles adecuada mí participación en sus importantes proyectos.

Durante la importante visita que realizamos al museo, fuimos guiados en forma excelente y profesional por una de sus guías, quien nos llevó a todas y cada una de las áreas del museo donde se presenta, entre otras, descrita a detalle la historia del “Holocausto” perpetrado por los nazis de la Alemania del siglo pasado durante la Segunda Guerra Mundial, en esa su más triste época, cometiendo colectivamente asesinatos y crímenes que fueron dirigidos por un demente antisemita asesino totalitario dictador fundamentalista que odiaba al pueblo judío y lo culpaba de todo, como muchos lo han hecho ya muchas veces en el pasado y lo siguen haciendo ahora, ya que era y ha sido “El chivo expiatorio adecuado y perfecto” para llevar a cabo su subida al poder y poder llevar a cabo los intentos enfermos de conservar su imperio lleno de maldad e intolerancia inhumana durante mil años.

Perdónenme por no poner su nombre, pero no puedo hacerlo, ni se lo merece.

Los futuros prisioneros judíos, que incluían inocentes padres, madres e hijos, primeramente eran obligados a coser un simulacro de estrella de David amarilla en sus ropajes para poder identificarlos como judíos, después eran expulsados de sus trabajos, de las escuelas donde estudiaban o daban clase, sin permitirles tampoco ejercer su profesión fuera la que fuera esta. Sus empresas y sinagogas fueron después robadas, destruidas o incendiadas. Lo anterior, a causa de la intolerancia y el antisemitismo que fluía desbocado y sin control en la Alemania de apenas hace unos pocos años y también en toda la supuestamente “Educada y Avanzada Europa” después de la Primera Guerra Mundial.

Vale la pena mencionar aquí que males, como el antisemitismo y la intolerancia, han existido desde épocas milenarias anteriores y desafortunadamente están nuevamente en aumento en nuestros tiempos por todos lados también. ¡Qué pena que la humanidad no reaccione positivamente ante esta también contagiosa pandemia!

Posteriormente, todos los judíos eran sacados a la fuerza de sus casas, sus pertenencia robadas o decomisadas y los que se oponían a tal maltrato eran asesinados instantáneamente allí o en las calles, ante la vista indefensa de sus hijos, cónyuges y familiares, y los que no corrían con esa terrible suerte en ese momento, eran hacinados en guetos como prisioneros sin ninguna consideración o metidos en camiones o vagones de carga como animales, que los llevaban a su irremediable muerte en los campos de concentración y exterminio, donde primero eran asesinados por medio de gases venenosos y después incinerados en los crematorios, expresamente diseñados y construidos para tal inhumano propósito.

Los que no sufrían inmediatamente la muerte, eran puestos a trabajar como esclavos por unas cuantas migajas de pan rancio y algo de sopa incomible, y después de hacerlo eran nuevamente hacinados por cientos de miles en insalubres barracas dotadas de camastros de madera llenos de piojos, chinches y otras alimañas que les causaban interminables enfermedades.

La maldad y los crímenes perpetrados por los antisemitas austriacos, polacos, alemanes y de otras nacionalidades que voluntariamente participaron en el “Holocausto”, fue apoyada por la infame creatividad de fulanos que se decían “educados y pertenecientes a la única raza que debía prevalecer en el planeta”. ¡Ja…! ¡Qué tristeza…!

¡Qué gran tristeza tengo por los millones de inocentes fallecidos de esa forma mucho antes de su tiempo y que no debemos nunca olvidar, y también enorme pena por los que sabían en otras partes del mundo que es lo que realmente estaba sucediendo en Alemania o en Polonia o en todos los países ocupados durante la Segunda Guerra Mundial y cobardemente fueron también cómplices o no movieron un dedo para prevenirlo o evitarlo!

VAGÓN DE CARGA, EN EL QUE NORMALMENTE SE TRANSPORTAN ANIMALES, DONDE 50 O MÁS JUDIÓS VIAJABAN AMONTONADOS SIN PODER SERNTARSE O HACER SUS NECESIDADES DURANTE VARIOS DÍAS SIN ALIMENTOS O AGUA, HACÍA LOS CAMPOS DE EXTERMINIO. MUCHOS MORÍAN DURANTE DICHOS TRAYECTOS.

Vale la pena mencionar que males, como el antisemitismo y la intolerancia, han existido desde épocas milenarias anteriores y desafortunadamente están nuevamente en aumento en nuestros tiempos por todos lados también. ¿Será porque a los judíos, por el sólo hecho de serlo, siguen siendo considerandos como los culpables de todo lo que sucede alrededor nuestro? ¡Sí de todo!

CIENTOS DE JUDÍOS DENTRO DE LA CÁMARA DE GAS:
SIENDO ASESINADOS INMISERICORDEMENTE EN FORMA SIMULTANEA POR LOS INHUMANOS NAZIS.
 

Es importante mencionarle a nuestros importantes lectores y seguidores que la información y los artículos originales mostrados al público en general en el museo son impresionantes, por lo que merece ser visitado y su triste mensaje considerado y tomado en cuenta para que este tipo de trágicos sucesos no ocurran nuevamente en ninguna parte del mundo, ni tampoco en nuestra querido México.

NOTAS EDITORIALES FINALES:
LAS FOTOGRAFÍAS INCLUÍDAS EN EL PRESENTE ARTÍCULO FUERON TOMADAS SIN FLASH DURANTE NUESTRA IMPORTANTE VISITA AL “MUSEO DE LA MEMORIA Y TOLERANCIA” DE LA CDMX.

PARA VISITAS O INFORMACIÓN SOBRE EL MUSEO Y SUS MÚLTIPLES ACTIVIDADES Y PROYECTOS POR FAVOR ENTRAR EN LA SIGUIENTE LIGA:

https://www.myt.org.mx/

PARA MÁS INFORMACIÓN TAMBIÉN PUEDES CONSULTAR LAS SIGUIENTES LIGAS:

https://www.yadvashem.org/es.html

https://www.yadvashem.org/es/holocaust/encyclopedia.html

https://www.yadvashem.org/es/holocaust/encyclopedia/antisemitismo.html

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos muchos nombres y vidas de un niño escondido en el Holocausto
Artículo siguienteEl informe de Amnistía Internacional que ataca a Israel
Desde 1996 es Presidente y CEO de CONSULTORIA E INGENIERÍA, S. C. Tiene doctorado en Administración por la Universidad de Texas en Austin y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), maestría en Administración del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y maestría en Análisis de Operaciones e Ingeniería Industrial por la Universidad de Wisconsin Milwaukee. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Actualmente funge como editor, miembro del consejo editorial y colaborador de la Revista Pulso PyME, y ha desempeñado diversos puestos directivos y gerenciales en varias empresas manufactureras y de servicios desde 1974. Es también consejero de diferentes empresas, así como conferencista de foros nacionales e internacionales. Autor de cuatro libros gerenciales y de consultoría empresarial como “Esquezofrenia. Un manual para una nueva vida” y “El Tour de Francia, una novela mexicana de Calidad, Productividad y Cultura”, y un par de manuales sobre “Autodiagnóstico Organizacional” y de la “Ruta Crítica”. Sus ensayos han sido reconocidos favorablemente en diferentes certámenes literarios. Durante más de 30 años a la fecha ha desempeñado diferentes actividades académicas para instituciones educativas de nivel superior como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Anahuac, la Universidad Iberoamericana y recientemente para la Universidad Virtual de Banamex.