• ¿Te has preguntado si tu origen es un judío sefardí que vivió oculto?¿Esa costumbre que no conoces de tu familia, tal vez venga de su pasado judío?
  • ¿Puede un hereje ser importante en la historia del pueblo judío y de los católicos al mismo tiempo?
  • ¿Sabías porque los judíos sefardíes hacen esta comida? O porque ¿tienen esta extraña costumbre?
  • ¿La religión sigue impidiendo el avance de la medicina moderna?
  • ¿Crees que tienes un problema de identidad? ¿No sabes si eres: Judío, Católico, de origen Español, Mexicano, o hasta Argentino?

, al que conocemos por su gran trabajo en JNF recreó en “El impío” (Grijalbo, 2021) al personaje de Juan de Prado, un médico sefardí que vivió en el siglo 17 y es considerado como quien más allá de sus aportes llevó una vida que el autor consideró digna de compartir a través de la .

En entrevista exclusiva con DiarioJudio.com, el escritor y activista judío argentino, nos contó las aventuras que este curioso personaje vivió y el porqué es tan fascinante revivirlas una a una. En la plática nos adentramos a las costumbres de los judíos sefardíes de esta época y su referencia los años de la inquisición, pero también hablamos y descubrimos muchas referencias a costumbres de personas que tal vez, ni siquiera saben, descienden de un judío sefardí, que al igual que de Prado, tuvieron que vivir en un secreto total.

El impío (Spanish Edition) de [Andrés Spokoiny]

Pero este libro nos lleva también a una reflexión personal sobre nuestra identidad, seamos judíos católicos, musulmanes.

Reflexionamos sobre la medicina actual y la pasada, como ha evolucionado en muchos aspectos, pero sigue siendo igual en otros y en especial como entra el factor religión en todo esto Spokoiny nos dice como conoció a Juan de Prado y qué te llamó la atención de su personaje que tuvo en su contra dos condiciones la primera ser de origen judío y fiel creyente de la razón y la ciencia.

“El personaje lo encontré en una nota al pie de página. Es un personaje olvidado. Una nota al pie de página en un libro de Karen Armstrong sobre la historia de las religiones. Y me llamó la atención, porque decía que este hombre es muy interesante, es alguien que inicia una revolución filosófica y sabemos muy poco de él.

Una revolución distinta a la que hacen muchos otros, porque él no quiere romper con el pasado, él quiere reformular el pasado. Él no quiere romper con la religión, él quiere reformar la religión, entonces me fascinó la historia.

Empecé a leer sobre su historia y me di cuenta de que no solamente en el plano filosófico y religioso este hombre había tenido una influencia enorme, sino que además su vida personal había sido una película de aventuras; escapándose de la Inquisición, una vida picaresca, problemas de mujeres, fue una vida interesantísima. Un personaje además metido en el momento en el cual la modernidad empieza a surgir y en algunos puntos estamos debatiéndonos con el fin de la modernidad”.

Pero es un personaje que se perdió en la historia entonces “Hay muy poca información sobre él. Toda la información que hay es basada en lo que se sabe sobre Spinoza y sobre otros personajes de la misma época. Lo más fascinante de hacer el libro fue hacer una tarea de detective, de tratar de ver qué se sabía de este personaje. Hay un solo escrito sobre él específicamente, pero lo encontré bastante tarde en el proceso.

Era más que nada tratar de recuperar indicios en libros sobre Spinoza, sobre otros personajes de la época y de a poquito tratar de ir reconstruyendo su vida”.

Se dice que sin él la historia del mundo hubiese sido distinta. Juan de Prado, médico judeoespañol del siglo XVII, es considerado el padre olvidado de la modernidad.

Tuvo en su contra dos condiciones la primera ser de origen judío y fiel creyente de la razón y la ciencia.

2 COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Dora Berdowsky Karpas Z"L
Artículo siguienteEmbajada de Israel en México celebra 73 años de independencia con una renovada y fortalecida relación con nuestro país
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.