El de los ‘defensores’ del uso del término Ladino para identificar el lenguaje de los sefardís y el de los ‘defensores’ del termino en el que predominan, como bien señalan los que prefieren Ladino, los académicos.

La diferencia básica estriba entre quienes apoyan el termino Ladino por que así se usa o acostumbra y quienes insisten en porque lexicográficamente es el correcto.

Ni unos ni otros cuestionan la validez de los argumentos del otro bando, o sea, todos están de acuerdo en que lexicográfica y lingüísticamente es más claro que “ladino” mientras que todos están de acuerdo en que el uso de “ladino” es más común.

Así pues, tenemos que tomar una decisión con respecto a cuál es el más “correcto” a usar en medios de comunicación: el Ladino termino más usado por más gente o el de que además de ser mas difícil de escribir y requerir de mas espacio es menos usado y muchas veces incluso desconocido para muchos.

Al ver el video que sigue y escuchar la definición que de una palabra tiene el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española podrá Usted ver que el uso de un termino especifico –aun si es usado por todos- puede tener trágicas consecuencias tanto en cuanto a la apreciación que de ellos (en este caso los gitanos) tienen quienes usan el término como la auto-apreciación que ellos mismos tienen de sí.

https://www.youtube.com/watch?v=07AOykW9KxI

Ya en un artículo anterior mencionamos como el término “judío” adquirió una connotación negativa en la Europa cristiana (igual como en la actualidad lo ha tomado el término “yehudí” en el mundo musulmán) y el gitano en el diccionario de la lengua y como, para cambiar la percepción, los judíos franceses primero y luego el resto del mundo empezó a usar el término israelita que claramente NO se refiere al país llamado Israel ni lleva la connotación negativa que tenia (¿tiene?) para muchos el término judío el cual es realmente usado como tal solo en su acepción angla (jew, jewish) pero para nada en la española (¿conoce Usted alguna comunidad judía?, colegio judío, asociación judía?) difícilmente porque en español el estigma esta tan claro como lo está para el término gitano.

Porque volver a repetir todo esto, pues porque yo creo que lo que es “normal” lo que es lo “acostumbrado” no siempre es lo más adecuado.

Por ejemplo en México es “costumbre” llamar a lo mexicano “azteca” pero, ¿son todos los mexicanos aztecas? Es más, ni siquiera todos los descendientes de los aztecas son mexicanos ¡! Así pues, por más que se acostumbre, por más que se nombren plazas, equipos, estadios con este término no deja de ser equivocado y por lo tanto debería evitarse.

Pero a ver. Vamos a ver qué es lo que “acostumbra” es mas veamos lo que este mismo diccionario de la real academia dice sobre el termino ladino:

ladino, na.

(Del lat. latīnus, latino).

  1. adj.Astuto, sagaz, taimado.
  2. adj.Se decía del romance o castellano antiguo.
  3. adj.Se decía de quien habla con facilidad alguna o algunas lenguas además de la propia.
  4. adj.Am. Cen. mestizo.
  5. adj.Am. Cen. Mestizo que solo habla español.
  6. m.Ling. Lengua hablada en la antigua Retia.
  7. m.Ling. Lengua religiosa de los sefardíes. Es calco de la sintaxis y del vocabulario de los textos bíblicos hebreos y se escribe con letras latinas o con caracteres rasíes.
  8. m.Ling. Variedad del castellano que, en época medieval, hablaban los judíos en España, y que, en la actualidad, hablan los judeoespañoles en Oriente.

esclavo ladino.

  1. m.El que llevaba más de un año de esclavitud.

O sea que de acuerdo con la academia Ladino es, como dicen los “académicos” una calca de los textos bíblicos hebreos en letras latinas. Ah, pero también es, según ellos, el idioma que hablan los judeoespañoles en Oriente.

Como un término no puede ser ambas acepciones cuando estas se contraponen siento que tenemos que escoger uno, aunque en realidad es que en el futuro usaremos ambos dependiendo de la fuente que estemos citando.

Así pues sabemos que si la fuente son medios israelís o autores sionistas el término que usarán será “Ladino” y así lo reproduciremos.

También sabemos que si la fuente son medios sefaradís de Turquía, Bulgaria y otras naciones el término que usan será (judeoespañol) porque este les permite definirse como judíos en general pero mas específicamente como sefardís sin connotación ideológica alguna.

En resumen:

Yo creo que el término que se utiliza es absolutamente vital para la percepción que tenemos de lo que el término identifica y por eso yo estoy de acuerdo en seguir el camino académico (el mismo que seguimos cuando por años presionamos a la Real Academia de la Lengua para que modificara la definición antisemita que tenia de este término –judío- y que finalmente ya se llevó a cabo permitiendo el uso común de la palabra sin que nadie se sienta ofendido u ofensor aun cuando – debo reconocer- mucha gente ‘sensible’ hace todo lo posible por evitar su uso (usan eufemismos tipo “tus paisanos”, “ustedes”) y hasta garrafales errores confundiendo los términos israelita e israelí que como ya explicamos no deberían tener nada en común excepto que por ser tan parecidos ya casi son sinónimos en la mente de la gente agregando así aun más confusión en sus mentes a la posición que como ciudadanos tienen los miembros de una comunidad israelita cuando tal confusión no existiera si se usara el termino judío.)

Pero en fin, no desvariemos, el objetivo de este articulo era primero agradecer a todos los que nos dieron su opinión (y que fueron muchos más de los que esperábamos) el haberse tomado el tiempo para hacerlo.

Segundo, el reconocer que el término más comúnmente usado en la actualidad en círculos populares es el de Ladino,

Tercero, insistir en que el lexicográficamente correcto es el de Djudeo-Espanyol (judeoespañol en castellano) y por último, el informarles a todos que nosotros usaremos ambos dependiendo de la fuente que los envía pero, cuando la nota sea nuestra usaremos el término correcto que es el de judeoespañol así como para definir nuestro medio usamos, sin pena alguna, el de diariojudio.com aun cuando lo “acostumbrado”, lo común, hubiera sido llamarlo diario israelita lo cual jamás llegamos siquiera a considerar porque creo que un medio de comunicación tiene la obligación, si de llegar a sus lectores en términos que ellos puedan comprender pero también tiene la obligación de ayudar, con cada artículo, con cada tema, a elevar el nivel cultural de todos –incluyendo el del medio mismo- para así, tomados de la mano todos, ir avanzando.

P.D. Ojalá la Academia modifique, -así como lo hizo con el termino judío/a-, la definición que tiene de “gitano” porque como podrá haber visto no es ni inclusiva, ni correcta y porque, la Nueva España requiere de puntos de unión entre todos sus grupos eliminando, en todo lo posible, puntos de confrontación –aun cuando para lograrlo haya que actuar en contra de la ‘costumbre’ o de lo que es ‘popular’ que rara vez es lo correcto o lo mas edificante. ¿No cree Usted?

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. Enrique Fenig Binder Z”L
Artículo siguienteLas mejores frutas
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com Jewishwebsite.com eastlandofficesupply.us etc. y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, creo Wordmedianetworks.com e Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia y chaptersync.com la primera plataforma para administracion y sincronizacion de contenidos en medios sociales para organizaciones no lucrativas y franquicias.