Diario Judío México - De los acordes de un piano, surgió un joven pintor, que se ha dedicado, entre otros temas, al urbano.

Carlos González no considera a sus pinturas como vistas de corte abstracto, sino formas planas o en perspectiva, según se proyecte.

Existe lo que él llama una composición a base de dibujo, o bien un diseño directo con el mismo pincel y desde luego, hay un estudio y una creación del color en la que se pueden combinar, por ejemplo: ocres, sienas y azules o bien naranjas (logrados de distintos amarillos) y verdes. La paleta puede variar, aunque existe un estudio previo.

Utiliza un óleo muy pastoso, existen algunas obras en las que puede utilizar hasta un tubo completo. El secado primario, puede tomar incluso tres semanas. A veces el color lleva una imprimatura con gesso. El artista hace sus propios bastidores o sea tiene su propia carpintería y utiliza desperdicios como maderas, cartones o elementos como taladros y clavos.

Al preguntarle si es auto-didacta, comentó: Mi mamá Elena Rodríguez fue mi primera maestra. Ella es una buena conocedora de la técnica contemporánea, en relación a las superficies, en las cuales mezcla arenas, piedras y otros medios mixtos. Así fue como aprendí a utilizar una gama de distintos elementos para lograr unas superficies sobre las que se pueden proyectar distintos temas.

Platicando con el artista ha dicho que también ha hecho arte digital tridimensional y fotorealismo. En los distintos collages que maneja, piensa que en el futuro podrá incorporar otros temas, como son cables, luces de la ciudad, semáforos, edificios y le dará un giro al contenido.

Con el urbanismo Carlos González regresa a la adolescencia, piensa que hay lugares que marcaron su personalidad de joven, por ejemplo el art nouveau, de la colonia Condesa, en la cual vivió.

¿Cómo se inicia Carlos en la ?

Nos relata como de niño hizo estudios de piano en el Conservatorio, aparte de tocar ahora la flauta transversal y la guitarra eléctrica.

En l998 se inicia en el arte con una serie de grabados y para el año 2000, elabora obras para un hotel en Teotihuacán, definitivamente incursiona en el arte de manera sustancial en el 2006, en el que continúa hasta este momento.

Siente que la le ha dado mucho, en especial la facilidad de tener un trato directo con el público que asiste a las exposiciones.

Carlos González se preocupa porque la esté ejecutada, porque la energía que fluye le dé al espectador la posibilidad de interpretar el caos y todo lo que pasa en una gran ciudad, como es ésta.

A este pintor le auguramos un futuro en la plástica, ya que aún está en su juventud.
Si desea ver su página web ésta es: www.caglez.l0gbfreewebhost.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorBoberías y algo más
Artículo siguienteEditorial, Agosto 2008
Escritora y periodista de profesión tiene en su haber tres libros de poesía y actualmente se dedica principalmente a ser crítica de arte, realizando además numerosas entrevistas a artistas de diferentes medios de expresión.En 1999 ganó el premio Alfonsina Storni en Buenos Aires y en 2002 participó en el Premio Nacional de Periodismo y Comunicación, convocado por la Secretaria de Gobernación en el cual obtuvo varios reconocimientos por su entusiasmo y profesionalismo. Ha sido miembro de varios jurados de universidades y campus, además del Centro Deportivo Israelita, en materias de arte y certámenes literarios. Entre sus actividades colaterales se encuentra la corrección de estilo de libros y la edición de los mismos.