Estamos viviendo tiempos históricos: por primera vez después de dos mil años hay un gobierno de judíos en Israel. Hace más de 50 años, durante la Guerra de los Seis Días, la Ciudad Vieja pasó de manos jordanas a manos israelíes en una batalla milagrosa. Tenemos los recursos: dinero, madera, piedra, oro y plata. Tenemos la capacidad: ingenieros, arquitectos y albañiles.
Entonces, ¿Qué falta para construir el Templo y volver a poder habitar en la Casa de Hashem? ¿Acaso depende del presidente, de los políticos, o de la ONU? ¡Imposible! ¡No!
El Talmud nos dice que el Templo se destruyó por “Sinat Jinam” —odio injustificado— y los Sabios explican que si no se reconstruye en nuestros tiempos, es porque no hemos rectificado ese error; porque seguimos despreciándonos, odiándonos y maltratándonos.
Antes de la creación del Estado de Israel, podríamos haber pensado: “Si tan sólo tuviéramos un gobierno independiente…”, “Si tan sólo tuviéramos soberanía…”, “Si tan sólo tuviéramos un ejército poderoso…”. Pero ahora, más que nunca, está claro para todos que eso no es lo que nos hace falta. Hemos vuelto de regreso a las palabras eternas de los Sabios: “Mientras siga habiendo odio injustificado, no habrá Templo”.
El Templo se construye de adentro hacia afuera, en el corazón. Luego vendrá la edificación.
¿Quieres empezar hoy? ¡Pon tu piedra! ¡Critica menos, no digas groserías, no te burles, o ¡bájale al bullying!

1 COMENTARIO

  1. El Templo debe ser entendido en términos espirituales y no ya físicos, pues
    ¿de que serviria la construccion de un nuevo Beth ha Mikdash en las actuales circunstancias, en tanto perdure en cada uno la dureza de corazon y la falta de entendimiento? ...
    Por otro lado, donde desea "habitar" El Eterno, es en el Templo de nuestro corazon, en espíritu y no ya entre cimientos, en verdad y no tan solo en la letra ...nos es preciso pues, un cambio radical de hábitos, y un acercamiento sincero, hacia Aquel del cual procede la vida , cuanto somos y nos rodea , solo asi, por médio de una actitud receptiva, humilde y obediente, lograremos colocar en nosotros, los fundamentos de ese Templo espiritual y permanente, que no podrá ser destruido por manos de hombre ...

Responder a Eliseo Pardo Cancelar Respuesta

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIris Ferreira, la première femme rabbin ordonnée en France, va officier à Strasbourg
Artículo siguienteSe encuentran grafitis nazis en los murales de California
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.