Diario Judío México -

“Mi Buenos Aires querido, cuando yo te vuelva a ver, no habrá más pena ni olvido”… Es una de las frases más reconocidas del famoso tango interpretado pot Carlos Gardel (con letra de Alfredo Le Pera). Y ahora que me encuentro en esta divina ciudad, sé a lo que se refería.

Buenos Aires es un destino singular, abierto, que integra y permite a quien la visita no sólo contemplar una ciudad sino vivir una experiencia urbana excepcional. Es una ciudad hermosa y peculiar que mezcla al Viejo Mundo con el Nuevo Mundo, quizá por eso se ha ganado el apodo de “la Europa en América”.


En la embajada de El Vaticano en Buenos Aires

Buenos Aires fue fundada dos veces: La primera en 1536. Don Pedro de Mendoza, colonizador español, estableció el primer asentamiento y lo nombró: Ciudad del Espíritu Santo y Puerto Santa María del Buen Ayre. La segunda -y definitiva-, en 1580. Juan de Garay denominó el sitio Ciudad de Trinidad.

En el siglo XIX, el puerto fue el punto de llegada de la gran corriente inmigratoria promovida por el Estado argentino para poblar la nación. Españoles, italianos, sirio-libaneses, polacos y rusos le imprimieron a Buenos Aires el eclecticismo cultural que la distingue.

A lo largo del siglo XX, sucesivas migraciones -internas, de países latinoamericanos y de Oriente- terminaron de conformar a Buenos Aires como una ciudad cosmopolita en la que conviven personas de diversas culturas y religiones.


En la tumba de Eva Perón

Buenos Aires ha sido siempre una ciudad de puertas abiertas. A sus habitantes se los llama “porteños”, gentilicio que alude a la condición portuaria de la ciudad, y a quienes habitan en Buenos Aires se le llama bonaerense.

El espíritu de los porteños es cordial y hospitalario, muchos de ellos suelen organizar comidas en sus casas para agasajar a los turistas con platos típicos.


“Tomando café” con Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares en el histórico Café La Biela

Grandes hoteles también encontramos en Buenos Aires, como el Meliá Buenos Aires, ubicado en la moderna zona de Catalinas a muy pocos metros de la famosa calle Florida y la elegante Plaza San Martín, haciendo de este hotel un sitio ideal para viajeros de negocios o turistas. Su ubicacion privilegiada ofrece la posibilidad de llegar caminando a la zona gastronomica de Puerto Madero, Calle Florida Peatonal o la exclusiva Recoleta. A escasos minutos del área financiera Plaza de Mayo, la Casa Rosada y la Catedral Metropolitana.

Su decoración es propia de un hotel de 5 estrellas, con suelo de mármol en el vestíbulo y muebles clásicos. En general, nos recibe con su estilo clásico, pero moderno.

En su restaurante Azorín, especializado en comida internacional, comimos unas deliciosas empanadas y bife de chorizo, acompañados por vinos de Salentien, bodegas Salentein pionera en la elaboración de vinos Premium en el Valle de Uco. Las condiciones ideales de la región para el desarrollo de la vid, combinadas con las cualidades únicas de sus fincas situadas a 1,050 y 1,700 metros de altura, y sus cinco diferentes microclimas, dan como resultado vinos de características excepcionales.

Argentina es el último gran descubrimiento del mundo vitivinícola. Nunca más encontraremos una superficie de viñedos tan extensa, una producción tan grande y regiones vitivinícolas inmensas tan desconocidas.

Simplemente, ya no hay en el mundo zonas productoras de vino de esta envergadura que queden por descubrir.

A pesar de esto, Argentina no es ningún pequeño rincón enológico, escondido en un valle perdido. Es el cuarto productor de vino del mundo (puesto disputado ni más ni menos que con , cuya producción también incluye vino hecho de vides no europeas). Sus viñedos se desperdigan desde las alturas andinas del norte en Salta hasta el remoto y patagónico Río Negro en el sur. Argentina es uno de los gigantes del mundo del vino. Sin embargo, su riqueza enológica es poco conocida.

Y estando en este gran país, evidentemente aprovechamos para probar algunos de sus granes vinos de:

Bodega Colomé, que elabora desde 1831 los afamados vinos de altura. En los últimos años se han sumado la Estancia y el Museo James Turrell para ofrecer una experiencia única e inesperada en la inmesidad del Valle Calchaquí. El silencio mágico, el cielo estrellado y un sol radiante e intenso llenan de energía y sentido místico la experiencia Colomé. En la actualidad, esta bodega es un referente de los vinos de calidad y alta gama en Argentina; cosecha y elabora más de medio millón de litros y exporta sus vinos a más de 25 países en todo el mundo.

Amalaya: es el nuevo proyecto de Donald Hess en Argentina que se suma a Bodega Colomé y demuestra el compromiso y la apuesta de Hess Family Estates en la región de los Valles Calchaquíes en el Noroeste de Salta. Amalaya significa Esperanza por un milagro en lengua indígena; el milagro se hace revelación desde las entrañas del Desierto de Cafayate de una forma mística y mágica para brindarnos sus vides de excelente calidad. El círculo holístico, que es su isologo, refleja la fertilidad de la “pacha mama” o madre tierra. Amalaya tiene como hogar una bodega moderna, práctica y funcional, y tres Viñedos con sus diferentes suelos y microclimas, ubicados en Cafayate; en donde elaboran los vinos Amalaya en sus 3 versiones: Tinto, Blanco y Gran Corte.

Porvenir de cafayate: Cafayate es un pequeño valle aislado de características muy especiales, donde su clima desértico y sus suelos pobres, favorecen la producción de uvas de alta calidad enológica, logrando realizar fácilmente viticultura integrada, sustentable y orgánica. El principal factor que más influye en la vid es la amplitud térmica, debido a la altura, que permite que las uvas sean muy concentradas y al mismo tiempo maduras, lo que resultan en vinos con taninos suaves y redondos. Sus vinos: El Porvenir, Laborum y Amauta.


Con Elsie Méndez y Javier Salas

¡A bailar tango!

“Sin las calles y los atardeceres de Buenos Aires no puede escribirse un tango”… Dijo alguna vez Jorge Luis Borges, y nada más cierto, pues esta hermosa ciudad ha servido de inspiración para su gran música.

Estar en Argentina es también disfrutar del tango, así que no podíamos faltar a una deliciosa cena típica ambientada con la música y el baile que catacteriza a este encantador país. El lugar indicado fue el reconicudo Café de los Angelitos.

Hablar de Rivadavia y Rincón es hablar de una esquina de tango, es hablar del café de los Angelitos, en donde desde la mañana hasta en la noche es el café más tradicional de Buenos Aires.

De lunes a lunes, este emblemático lugar de encuentro de destacadas figuras nacionales de la cultura, la política, el deporte y el arte se enorgullece en abrir sus puertas para recibir a nuevos visitantes.

Con una serie de 350 fotografías especialmente seleccionadas incluidas en sus paredes, un palco donde en algún momento del día suena un bandoneón en vivo y con una decoración sobria y elegante crea el clima y el ambiente del siglo XX.

La ciudad de Buenos Aires recupera a una de sus gloria con este mítico café inaugurado en 1890 con el nombre de Bar Rivadavia por el italiano Bautisto Fazio, que se convirtió en punto de reunión de compadritos y malandras a fines del siglo XIX. Con instalaciones precarias y piso de tierra, el lugar fue escenario de los duelos verbales de los payadores Gabino Ezeiza, Higuito Cazon y Jose Betinotti.

Aquí se disfruta de una noche llena de música y una cena formidable; se es testigo vivo de más de cien años de porteña y de la vanguardia del tango, así como hacemos un recorrido lujoso y distinguido con su show por toda una época.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTerroristas de Boston: recordando el caso de Daniel Pearl
Artículo siguienteLa juventud en las culturas clásicas
Deby Beard es polifacética y siempre tiene una historia para sorprenderte. Sommelier, empresaria, escritora y periodista: escribe sobre viajes todos los viernes el El Heraldo de México en su columna Viajando con Deby, y su cápsula de radio H de Hedonismo, se transmite en vivo todos los jueves a las 09:45 en El Heraldo radio 98.5 fm en el programa de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez. Ha sido invitada honorífica a prestigiosos eventos del ámbito gastronómico, turístico y vinícola por parte de las embajadas de Australia, Chile, Nueva Zelanda, Argentina, Rusia, Francia y España. Es autora de los libros De Etiqueta; Vino, sexo y otros placeres; y en coautoría con sus hijas Melanie y Alexis Beard, escribió la trilogía Seducción en los viajes, en la que narran sus experiencias alrededor del mundo. Es presidenta y cofundadora junto con sus hijas, de Marcas de Lujo Asociadas by American Express, la única y primera asociación de México en reunir y crear alianzas estrategias entre las marcas más prestigiosas que se encuentran en el país. En su restaurante Margaret Chic Bistro, ofrece la combinación perfecta entre buena comida, los mejores vinos y las finas copas Riedel, las únicas en el mundo diseñadas para disfrutar cada tipo de uva, y de los aromas y sabores de los vinos. Premios y reconocimientos: LA EXCELENCIA UNIVERSAL del Comité de la Excelencia Universal, instituido por el Premio Nobel de la Paz René Cassin para preservar la calidad en cualquier área del saber humano. Reconocimiento como Medio y crítica especializada por parte del club de banqueros de México, entre otros.