Diario Judío México - Una presencia inesperada en la reunión cumbre del celebrada hace unos días en Biarritz, Francia, fue la del canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, quien llegó a la sede del encuentro por invitación del presidente francés, . Como es sabido, los miembros europeos del no concuerdan en absoluto con la decisión de Trump de abandonar el acuerdo con en el tema nuclear, y por tanto, se han esforzado desde hace más de un año en tratar de recomponer las cosas. Su interés tiene que ver tanto con consideraciones de índole geoestratégica y de seguridad, como con oportunidades económicas y de negocios que han quedado truncadas a partir de las sanciones primarias y secundarias impuestas por el inquilino de la Casa Blanca.

Al parecer, Macron intentó ser creativo y arriesgado con la invitación a Zarif. Ejercitando sus habilidades diplomáticas, el presidente francés consiguió restablecer una cierta cercanía con Teherán, empujando sutilmente a Trump a aprovechar la situación para dar un cierto giro en su postura respecto al tema iraní. Es probable que Macron haya calculado que, dado el historial atropellado y contradictorio de Trump con respecto a Corea del Norte, también en el caso de existía la posibilidad de un cambio en la perspectiva trumpiana, con lo que a su vez se promovería una disposición del régimen iraní a entrar en contacto y negociar con su actual adversario.

Lo cual hacía sentido. Trump estaría encantado si pudiera tomarse la foto con el presidente Rohaní o sus enviados a punto de sentarse a discutir nuevos términos para un acuerdo alternativo; podría presumir que a fin de cuentas, él se estaba saliendo con la suya en este espinoso asunto, y más allá de que hubiera o no resultados concretos al final del camino, mientras tanto, el evento le podría redituar un aumento en su popularidad interna de cara a la próxima elección. En síntesis, un hitazo en términos de exterior. La anuencia mostrada por Trump en Biarritz a contemplar la posibilidad de conversar con los iraníes avala estos supuestos.

Pero si bien en un principio el canciller Zarif pareció estar dispuesto a entrar en el juego, seguramente con la aprobación del presidente Rohaní en cuanto el sector duro del régimen iraní, encarnado por el ayatola Khamenei y la Guardia Revolucionaria, vislumbró la posibilidad de regresar a la mesa de negociaciones en condiciones para ellos humillantes, la descartó de manera enfática. La presión para que el presidente Rohaní diera marcha atrás en la idea de retomar los contactos con Washington fue clara y abrumadora. Un comentario en la prensa conservadora iraní, dirigido al mandatario del país persa, lo ilustra cabalmente: “Una negociación con Trump nos va a significar otra pérdida más y otro desastre como el que le sobrevino a nuestra nación con el acuerdo de 2015 (…) no tendría otro resultado más que el de dar un regalo a Trump en las elecciones presidenciales. “La conversación telefónica de usted (presidente Rohaní) con el expresidente Obama en 2013, fue un gran regalo para él y un todavía mayor insulto para la nación iraní”. El autor de este comentario registrado hace dos días es el editor en jefe del periódico Kayhan.

El resultado de estas presiones se evidenció a las pocas horas. El primer mandatario de declaró: “Si alguien está solamente buscando una oportunidad fotográfica con Hassan Rohaní, que sepa que no es posible, a menos que se levanten todas las sanciones y se respeten los derechos de la nación iraní; sólo eso traerá un cambio en el juego”.

El estado de cosas actual parece indicar que a pesar de los oficios de Macron para romper el statu quo, proseguirá la mala sangre entre los e . Pero una ganancia concreta que quizá obtenga con el viaje a Francia de Zarif es, sin duda, la negociación iniciada entre Macron y los iraníes, destinada a aprobar una línea de crédito a favor de por el monto de 15 mil millones de dólares. Cuestión que contó con la aprobación de Trump, quien por el momento no la objetó al considerar que se trata de un buen negocio que cuenta con el respaldo financiero necesario del que se pueden beneficiar varios actores. Así pues, la saga de la atropellada y compleja relación de con la comunidad internacional sigue generando mucha preocupación y pocas esperanzas de un arreglo pronto que desactive su potencial amenazador.

 

FuenteExcelsior
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSeñales Financieras; Después del Primer Informe de AMLO
Artículo siguienteEl petrolero iraní sancionado por EEUU está parado frente a las costas del Líbano
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.